Tres accidentes por atropellos a animales en Monreal, Zizur Mayor y Aizkorbe

Precaución en la red secundaria de carreteras de Navarra al amanecer y en las horas finales del día

31.08.2020 | 10:58
Daños en un vehículo provocados tras el atropello de un animal en una carretera navarra.

Policía Foral ha informado de que en las últimas horas se han registrado tres accidentes por atropellos a animales en Monreal, Zizur Mayor y Aizkorbe. Los agentes solicitan a los conductores precaución en la red secundaria de carreteras al amanecer y en las horas finales del día.


Al encontrarse con un animal en la carretera existen dos peligros, intentar esquivarlo mediante un volantazo o chocar directamente contra él, según apunta la Policía Foral en su cuenta de Twitter.

En ese sentido, a través de una infografía, detalla los pasos a seguir en esos casos, empezando por evitar dar un gran volantazo y hacer movimientos bruscos.

Se aconseja pisar el freno a fondo y tratar de chocar en ángulo no frontal, frenar en seco si se circula a menos de 90km/h o de lo contrario progresivamente y justo antes del impacto levantar el pie de freno para levantar el morro del vehículo y evitar que el animal se estrella contra el parabrisas.

Mientras tanto, según señala, se debe mirar hacia donde se quiere llevar el vehículo, nunca hacia el animal.

Tras el impacto, se debe aparcar el vehículo en un lugar seguro fuera de la calzada, señalizar el lugar del accidente con los triángulos de emergencia y no acercarse al animal que puede estar herido y ser peligroso.

Los animales de la fauna silvestre se desplazan por el campo por unas sendas que utilizan de forma habitual, rutas que cruzan vías de comunicación e incluso canales de agua, por lo que hay que habilitar pasos fauna para evitar que sean atropellados, o en el caso del Canal de Navarra impedir que mueran ahogados cuando caen en ellos al intentar atravesarlos.

La Policía Foral registró en los primeros cinco meses del año (concretamente, del 1 de enero hasta el 17 de mayo) 184 siniestros provocados por atropellos de animales. De ellos, los más numerosos (40) tuvieron lugar en el área de Pamplona, seguida por la de Estella (37). En cuanto a la tipología de especie, la gran mayoría fue ocasionado por jabalíes (108), por delante de ciervos o corzos (69).

Por regiones, la vía más peligrosa de la zona de Alsasua es la A-10, con nueve siniestros, sobre todo ocurridos entre los km 22 y 29. En Estella, se ha de tener especial precaución en la NA-122 (seis accidentes, la mayoría en los primeros km de la carretera) y en la NA-132-A (siete siniestros, con mayor riesgo entre los km 4 y 6). Por su parte, en Pamplona destacan la A-12 (seis, con el rango entre los km 14 y 17 como el más expuesto) y la NA-150 (cinco). En Tafalla, se produjeron siete accidentes en la N-121; mientras que, en Tudela, la carretera más problemática es la NA-134, con seis siniestros (sobre todo, entre los km 10 y 12).

Estos datos confirman los registros de años anteriores que maneja la FNC en base a estudios de Guarderío Forestal. Según esas cifras, la carretera con más probabilidad de que un conductor se cruce con un animal es la NA-134. Tras ella, se sitúa la A-12 y, por detrás, la N-121. También se apunta que, debido al mayor número de desplazamientos, el día de la semana que más siniestros acumula es el domingo.

El problema no es baladí, a juzgar por las cifras aportadas en un trabajo del RACC, en el que se expone que en España hay unos 14.000 accidentes de tráfico anuales causados por animales. Además, alrededor de un 50% de los conductores sufre una situación de riesgo a causa de un animal a lo largo de un año y el 6% se ve implicado en uno de estos siniestros. Por tanto, desde la FNC se insta a las autoridades a reforzar la señalización preventiva con elementos disuasorios reflectantes y productos repelentes, e incluso a proyectar pasos de fauna en estas zonas de especial siniestralidad.

noticias de noticiasdenavarra