La Policía Local de Tudela alerta de llamadas falsas a ancianos para vacunarles contra el Covid-19 en sus casas

30.12.2020 | 10:57
Personal sanitario en el inicio de la campaña de vacunación contra el Covid-19 en Navarra

La Policía Local de Tudela ha alertado de un nuevo timo que consiste en llamar a "personas mayores ofreciendo poner la vacuna contra el Covid-19 en sus casas". El cuerpo policial ha lanzado tal alerta a través de las redes sociales después de haber recibido información de que vecinos de al menos dos localidades de la Ribera, como Arguedas y Buñuel, habían recibido llamadas en las que se les ofertaba poder acercarse a los domicilios de cara para proceder a la vacunación, una práctica ficticia e inexistente que busca confundir a la ciudadanía para que puedan abrir sus domicilios a personas ajenas al mismo. En Tudela, hasta el momento, no se han recibido denuncias que alerten de este tipo de llamadas que buscan un timo a la población vulnerable.

Este tipo de estafa ya se estaba produciendo en otras comunidades, con el propósito de acceder a la vivienda de personas vulnerables para robarles. De hecho, las autoridades sanitarias de algunas regiones han tenido que salir a desmentir que los servicios de Salud contacten por teléfono con los ciudadanos para darles cita para vacunarles a domicilio.

El cuerpo policial tudelano también ha recordado que desde Sanidad no se ha autorizado que se lleve a cabo dicha vacunación a domicilio.



El plan de vacunación en Navarra comenzó el pasado domingo en el centro de mayores de El Vergel de Pamplona y la previsión del Departamento de Salud, dentro de la coordinación con el Estado y en función de la disponibilidad de las vacunas, es vacunar a cerca de 36.000 personas durante el primer trimestre del próximo año.

Dentro de esta primera fase, a la población de centros sociosanitarios se irán añadiendo diferentes colectivos profesionales y sociales vulnerables. A partir de marzo, se procedería a iniciar la vacunación al resto de la población, también de forma gradual por grupos de riesgo y según las indicaciones que marca el Ministerio de Sanidad.

La estrategia de vacunación se divide en cuatro grupos prioritarios en esta primera etapa. El grupo 1 son las personas residentes y el personal que trabaja en residencias. A él le sigue un segundo grupo formado por el personal sanitario y sociosanitario que tiene mayor riesgo de exposición al virus por atender directamente a pacientes con COVID-19. El grupo 3, por su parte, alcanza al resto del personal sanitario y sociosanitario. Finalmente, el cuarto grupo engloba a las personas consideradas como grandes dependientes, así como a su personal cuidador.

Una vez cubiertos estos cuatro grupos prioritarios, la segunda fase de la campaña de vacunación alcanzará a la población general, categorizada de nuevo en distintas etapas progresivas en función de grupos y niveles de riesgo.