El jurado declara culpable al Rey del Cachopo de matar y descuartizar a su novia

01.06.2021 | 22:25
César Román, con Heidi Paz, a la que mató y descuartizó

El jurado popular ha considerado culpable por unanimidad a César Román, el Rey del Cachopo, de matar a su novia, Heidi Paz, y descuartizarla en agosto de 2018 tras no aceptar que ella quisiera acabar con la relación que ambos mantenían.

Los nueve miembros del jurado popular han dado a conocer su veredicto este martes tras dos jornadas de deliberación y han considerado culpable a Román de homicidio y descuartizamiento, en una vista en la que el acusado ha estado presente y ha llorado al conocer el fallo.

Sus letradas, Ana Isabel Peña y Carmen Balfagón, han arropado al procesado, que estaba nervioso y que ha mantenido las manos entrelazadas y pegadas a la boca mientras escuchaba las explicaciones del jurado en cada punto.

El juicio se celebró a lo largo de catorce sesiones en las que la Fiscalía solicitó 15 años y 5 meses de prisión por homicidio y profanación de cadáver, al igual que la acusación popular que ejerce la Comunidad de Madrid, mientras la acusación particular pidió 28 años y 5 meses de cárcel por asesinato, profanación de cadáver y maltrato.

Una vez conocido el veredicto la Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid dictará la sentencia correspondiente.

Los nueve miembros del jurado han estado de acuerdo por unanimidad en casi todos los puntos a valorar, entre ellos que César Román fue el autor del homicidio de Heidi Paz como consecuencia de "una actitud de dominación y control" y "al no aceptar que ella no quisiera seguir con la relación".

El jurado considera probado por unanimidad el carácter agresivo y controlador del acusado, que llegó a decir a Heidi "si no eres para mí no eres para nadie", en el transcurso de una relación sentimental en la que vivieron juntos y en la que ella quedó embarazada, aunque perdió el bebé.

También dan todos los jurados por acreditado que el 5 de agosto de 2018 sobre las 05:52 de la madrugada Heidi llamó a César y estuvieron juntos en la casa de él porque él tenía el teléfono de ella al ser detenido en Zaragoza.

Él la mató y trasladó el cadáver en una maleta hasta la nave en la que luego fue hallado, según el jurado, que considera probado asimismo que tras descuartizar el cuerpo, al que quitó la cabeza y las extremidades, también le seccionó los pechos y lo roció con sosa cáustica, todo para evitar su identificación y con evidente "falta de respeto" y "desprecio" a la víctima.

El jurado subraya que el ADN de César Román estaba en la maleta del cadáver y que una huella suya fue descubierta en un bote de sosa cáustica que había tirado en la nave.

Y cercioran que el cadáver era de Heidi Paz por el ADN y por las pruebas que determinaron que la víctima tenía la piel oscura.

Consideran probado también por unanimidad que César Román se puso nervioso el 13 de agosto al ver que había policía en la nave donde estaba el cadáver y huyó a Zaragoza, donde usó una identidad diferente y cambió de aspecto.

Al acabar la vista uno de los abogados de la familia de Heidi, Alexis Socías, ha anunciado a la presidenta de la Sala, Araceli Perdices, que interpondrá denuncia por injurias y calumnias contra César Román por la afirmación que hizo en su declaración del día 11, en la que aseguró que este letrado le había amenazado de muerte en la cárcel.
noticias de noticiasdenavarra