Prisión permanente revisable por matar a su mujer y su hijo en una cueva en Tenerife

Thomas Handrick deberá indemnizar además a los padres de su esposa con 150.000 euros y a su hijo menor, a quien intentó asesinar, con otros 210.000 euros

17.02.2022 | 16:34
Thomas Handrick durante el juicio.

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a Thomas Handrick a la pena de prisión permanente revisable por el asesinato de su hijo mayor, de 10 años, a pedradas en una cueva en Adeje.

El magistrado estima así la petición de la Fiscalía y condena también a Handrick a 23 años de prisión por el asesinato de su esposa y otros 16 años por tentativa de asesinato al hijo menor, de siete años, que huyó del lugar de los hechos.

Además, debe indemnizar a los padres de su esposa con 150.000 euros y a su hijo menor con otros 210.000 euros y se le imponen 30 años de libertad vigilada y la prohibición de acercarse a su hijo a una distancia inferior a 500 metros.

La sentencia, hecha pública este jueves y que contaba con el veredicto de culpabilidad del tribunal de jurado por delito de asesinato, considera probado que Handrick mató a su esposa tras un ataque mortal con una piedra de más de ocho kilos que le aplastó el cráneo, y repitió la acción con su hijo mayor tras una disputa entre ambos al tratar de defenderse.

Para cometer los hechos, Handrick llevó a su familia una zona alejada en la parte alta de Adeje en una 'caminata' de diez kilómetros, con un desnivel de 1.300 metros y de forma intencionada para que no pudieran recibir ayuda y el hermano menor, Jonas, de 7 años, que logró huir de la cueva, vagó durante casi dos horas por los montes hasta que fue localizado en Taucho.

Agrega el fallo que, tras presenciar que su padre agredía a su madre y su hermano, "decidió huir del lugar, dejándolo el acusado, en la creencia de que no sobreviviría, dado su desconocimiento de un terreno angosto y solitario".

El juez expone que el ataque de Handrick a su esposa se produjo "de forma súbita, rápida, inesperada y brutal" y al ir acompañada de sus hijos a la excursión le quita la posibilidad de emprender la huida.

Además, ve "inviable" que pueda haber sufrido un trastorno mental transitorio como alegó la defensa porque no caben "impulsos descontrolados" en base a su cuadro depresivo derivado de la incapacidad laboral y la toma de medicamentos.

Contra la sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La Fiscalía está en desacuerdo con la pena de 16 años por tentativa de asesinato y estudia recurrir.

noticias de noticiasdenavarra