Londres y Bruselas acercan posturas en el Protocolo de Irlanda

El Gobierno de Johnson ve posible un pacto sin recurrir a medidas unilaterales

20.11.2021 | 00:51
El negociador británico del Brexit, David Frost, tras su encuentro con Maros Sefcovic. Foto: Efe

Londres – El ministro británico del Gabinete, Michael Gove, aseguró este viernes que el Reino Unido y la Unión Europea (UE) pueden llegar a un acuerdo sobre el controvertido Protocolo norirlandés del Brexit sin necesidad de que Londres recurra a medidas unilaterales. Gove efectuó esas declaraciones después de que el vicepresidente de la Comisión Europea para las Relaciones Institucionales, Maros Sefcovic, también destacó que percibe un "cambio de tono" en la posición británica.

Sefcovic y el negociador británico, David Frost, se reunieron en Bruselas para abordar este asunto, después de que las dos partes retomaron el pasado mes sus contactos para estudiar el paquete de medidas presentado por el bloque para facilitar la aplicación del citado protocolo. Este mecanismo entró en vigor en enero como parte de los acuerdos del Brexit, aunque Londres propuso la aplicación de algunas de sus disposiciones porque argumenta que crean demasiadas fricciones económicas y sociales.

"Creo que la Comisión ha adoptado un enfoque constructivo y Frost ha señalado que aunque, por supuesto, la opción de invocar el artículo 16 está siempre ahí, tenemos confianza en que haremos progresos sin necesitad de recurrir a ello", señaló ayer Gove.

Sus palabras también fueron celebradas por el primer ministro irlandés, Micheál Martin, quien reiteró que todas las partes "desean ahora de verdad" abordar los problemas que está causando el protocolo en Irlanda del Norte, evitando "mecanismos incluidos en el Acuerdo de Retirada".

El citado protocolo mantiene a Irlanda del Norte vinculada al mercado único comunitario para mercancías, por lo que las que cruzan entre el resto del resto del Reino Unido y ese territorio deben pasar controles aduaneros en los puertos norirlandeses.

No obstante, la nueva burocracia ha provocado escasez de productos y tensiones políticas en la zona, sobre todo en la comunidad unionista y, en consecuencia, Londres advirtió de que podría activar el artículo 16 del texto para suspender unilateralmente algunas de las medidas acordadas.

"Cambio de tono", según Bruselas Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea para las Relaciones Institucionales, Maros Sefcovic, destacó que percibe un "cambio de tono" en la posición del Reino Unido respecto al controvertido Protocolo para Irlanda del Norte.

El dirigente comunitario confió en que, en este nuevo escenario, el Gobierno del Reino Unido confirme "con hechos" que está dispuesto a hallar una solución a los problemas que está causado el Brexit en la provincia británica. No obstante, Sefcovic reiteró que el citado protocolo no puede "ser renegociado", ya que esto pondría en "riesgo la estabilidad" de Irlanda del Norte. "Nuestras soluciones pueden hacerse realidad si el Reino Unido desempeña su papel. Es por eso que nos hemos comprometido de manera constructiva con el Reino Unido para acordar soluciones conjuntas", declaró el político esloveno en una conferencia virtual.

Petición a Reino Unido

París pide 150 licencias de pesca

Brexit. El Gobierno francés sigue reclamando 150 licencias a las que considera que tienen derecho sus pescadores por el acuerdo del Brexit para faenar en aguas británicas, pero en paralelo prepara un plan de reconversión y abandono de la actividad para los que no puedan seguir trabajando allí. La ministra del Mar, Annick Girardin, afirmó que "seguimos trabajando con la CE para obtener las licencias que nos faltan".

Quejas del sector. Los pesqueros consideran que su Gobierno les ha abandonado después de que la misma Annick Girardin detallara un plan de acompañamiento para que pescadores afectados por el Brexit a los que se indemnizará si dejan su actividad.

noticias de noticiasdenavarra