Scholz espera que Rusia de "pasos claros" hacia una desescalada

El canciller alemán ha instado, tras reunirse durante casi dos horas con el presidente ucraniano, a Moscú a aprovechar el diálogo abierto con occidente y ha recalcado que Alemania está "estrechamente al lado de Ucrania"

14.02.2022 | 17:15
El canciller alemán Olaf Scholz.

El canciller alemán, Olaf Scholz, afirmó hoy que espera de Rusia "pasos claros" hacia una desescalada de las tensiones en torno a Ucrania, e instó a Moscú a aprovechar el diálogo abierto con Occidente para ello.

"Esperamos pasos claros hacia una desescalada de las actuales tensiones", señaló en una rueda de prensa tras reunirse durante casi dos horas con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Scholz reiteró que Alemania está "estrechamente al lado de Ucrania".

"Coincidimos en nuestra gran preocupación por la situación actual en la frontera entre Rusia y Ucrania. La actividad militar en la frontera ucraniana no tiene ninguna justificación para nosotros. No hay motivos razonables para tal despliegue militar", recalcó.

El canciller alemán quiso reiterar que la soberanía y la integridad territorial de Ucrania "no son negociables para Alemania".

"Para Alemania está claro que una nueva agresión militar contra Ucrania tendría graves consecuencias políticas, económicas y geoestratégicas para Rusia", añadió, al tiempo que aseguró que llevará este mensaje mañana a Moscú, donde se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin.

"En caso de una escalada militar, estamos listos para sanciones a gran alcance y eficaces", enfatizó.

Si Rusia violara de nuevo la integridad territorial de Ucrania, "sabremos qué hacer", aseguró.

Scholz dijo que Berlín está preparado para un diálogo "serio" con Rusia sobre la seguridad europea.

La OTAN y EEUU ya han enviado sus respuestas a las garantías de seguridad que exige el Kremlin para evitar una mayor expansión de la Alianza Atlántica hacia el este, recordó, y que ahora Occidente espera una respuesta de Rusia.

"Animamos a Rusia a aprovechar las ofertas de diálogo", añadió, las de EEUU, las de la OTAN y las de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), al tiempo que valoró la postura "calmada y responsable" del Gobierno ucraniano "en esta complicada y amenazante situación".

"Nuestro objetivo común es evitar una escalada y para ello trabajamos intensamente a todos los niveles con los socios europeos y los aliados" para hallar una "solución diplomática", dijo.

Scholz recordó que Alemania, junto con Francia, ha hecho esfuerzos en las últimas semanas para celebrar dos reuniones de los asesores de los líderes del Formato de Normandía (estos dos países más Ucrania y Rusia) para la paz en el este de Ucrania, en París y Berlín.

Afirmó que se trata de un proceso "que es y será difícil", pero que "merece los esfuerzos para sacarlo adelante".

"Coincidimos en que Normandía es un formato importante para el diálogo con Rusia", indicó.

El canciller alemán señaló además que Zelenski le ha prometido presentar para este diálogo los proyectos de ley sobre el estatus especial y las elecciones electorales en los territorios secesionistas del Donbás, donde desde 2014 se enfrentan los separatistas prorrusos apoyados por Moscú y el Ejército ucraniano.

En cuanto a las aspiraciones de Ucrania de integrarse en la OTAN, Scholz indicó que ahora lo que importa es promover una desescalada.

"La pregunta sobre membresías y alianzas en la práctica ahora mismo no es relevante, por lo que es un poco raro observar que Rusia habla de algo que en la práctica no es en el orden del día un gran problema político", afirmó.

Sobre la negativa de Alemania a suministrar armas a Ucrania, algo que causa malestar en Kiev, Scholz solo dijo que su país revisa siempre todas las solicitudes y lo seguirá haciendo también en el futuro.

El canciller alemán sí prometió a Zelenski que Alemania seguirá aportando ayuda financiera a Ucrania.

Anunció en concreto un desembolso de 150 millones de euros de un actual crédito y uno de otros 150 millones luego.

noticias de noticiasdenavarra