Rosendo da entrada al rock en el Arena

El músico inicia en el pabellón pamplonés su gira de despedida de los escenarios con un público entregado

07.02.2020 | 14:26
Rosendo da entrada al rock en el Arena

El músico inicia en el pabellón pamplonés su gira de despedida de los escenarios con un público entregado.

pamplona - Rosendo inauguró ayer para la música rock el pabellón multiusos Navarra Arena. El músico del barrio madrileño de Carabanchel actuó precedido por su hijo, el también músico Rodrigo Mercado.

Alrededor de 5.000 personas estrenaron el ciclo de conciertos del Arena, todas locas por escuchar la música de Rosendo, que inició en Pamplona -a las diez de la noche y con puntualidad británica- la que va a ser su gira de despedida de los escenarios, que lleva por título Mi tiempo señorías... Un público que a buen seguro compartirá desde hoy sus opiniones en personas y vía redes sociales sobre lo que supone asistir a un concierto en la nueva dotación.

El recinto lucía como en día grande de estreno: todo nuevo y reluciente y cuidados todos los detalles. La visibilidad para este tipo de eventos es excelente y también tiene una buena acústica a tenor de lo escuchado ayer.

Aunque Rodrigo Mercado comenzó un poco más tarde de los previsto, su padre no demoró la salida ala escenario. Con un montaje sobrio, muy propio del músico, solo destacaba una gran pantalla que tenía a su espalda y en la que se fueron proyectando imágenes.

Con toda la cancha llena de público, sus incondicionales (un abanico de gentes de todas las edades) comenzaron a bailar desde sus primeras canciones y a celebrar los solos de guitarra. Rosendo se arrancó con canciones como Por meter entre mis cosas la nariz, Cosita o Muela la muela, entre otras.

leyenda Desde que al frente de Leño encabezase la revolución del rock&roll en castellano, sentando las bases de una manera de vivir, Rosendo se ha forjado una leyenda de rockero carismático e insobornable con un cancionero inconformista que ha acompañado a varias generaciones. Tras 45 años en el oficio, en el momento más sólido de su carrera, Rosendo se toma un respiro en un camino que no conoce el punto y aparte y queda en puntos suspensivos.

En la cita en el Arena sonaron también sus temas más emblemáticos, incluidos en discos como Loco por incordiar, Para mal o para bien, A tientas y barrancas, Salud y buenos alimentos, Vergüenza torera y el más reciente, De escalde y trinchera. - D.N.

Lo último Lo más leído