Ópera de Cámara de Navarra

‘La Serva Padrona’, una ópera bufa e interactiva con el público

Las funciones tendrán lugar los días 14 y 15 de marzo en el Gayarre (20.00 horas, 15 y 20 euros)

08.02.2020 | 23:16
Pablo Ramos, David Guindano, Patxi Larrea, Pablo López y Andrea Jiménez, ayer en la presentación de ‘La Serva Padrona’.

Las funciones tendrán lugar los días 14 y 15 de marzo en el Teatro Gayarre (20.00 horas, 15 y 20 euros)

pamplona - El Teatro Gayarre será escenario los próximos días 14 y 15 de marzo de las representaciones de la ópera bufa La Serva Padrona, producida por la siempre inquieta y original Ópera de Cámara de Navarra en colaboración con la Coral de Cámara de Navarra. Las funciones tendrán lugar a las 20.00 horas y el precio de las entradas es de 15 y 20 euros, según la zona elegida.

La ópera La Serva Padrona era originalmente un intermezzo en dos partes, es decir una obra corta y humorística que se representaba en los intermedios de las operas serias barrocas. Su música es de Giovanni Battista Pergolesi y el libreto en italiano de Gennaro Antonio Federico, a partir de la obra de teatro de Jacopo Angello Nelli. Para los entendidos, se trata de la primera obra maestra del género cómico llamado ópera bufa.

Según explicó Pablo Ramos, director artístico, "la propuesta de Ópera de Cámara para su representación es realizar un juego. Volver al pasado. Viajar hasta los siglos XVII y XVIII. Trasladarnos para poder reinventar la ópera bufa. Transformar el teatro Gayarre en aquellos espacios de Venecia o Florencia en donde ir a la ópera era mucho más que ir a escuchar un drama musical. La idea es sumergirnos en el túnel del tiempo para ser protagonistas y vivir o cambiar el rito social del naciente género". "Para ello, representaremos La Serva Padrona en dos partes. Antes de la puesta en escena habrá música en el hall y en la sala. En el intermedio de este intermezzo, colocaremos una obra musical y lo vestiremos todo con instrumentos de época. Y, además, el público podrá vivir la experiencia de participar en ella como figuración", relató Ramos, especificando que previamente se ha seleccionado de forma abierta a 30 personas para que participen en cada función; "Pero, además, queremos que el público se interaccione con la obra, por lo que les daremos máscaras o la posibilidad de maquillarse".

"Queremos conseguir que la ópera se popularice hasta el punto de que sea como ir al cine, que se pueda incluso tocar, jugar a cambiar las cosas respetando siempre la calidad y el humor", matizó Ramos, a la par que resaltó el hecho de que llevar a escena obras como esta reivindica esas otras óperas que no son tan conocidas por el público pero que tienen la misma o más calidad que las del repertorio habitual.

David Guindano, el erudito por excelencia de las ruedas de prensa musicales de esta ciudad y al que siempre es un gusto escuchar, apuntó "que cuando me propusieron tratar un intermezzo como era La Serva Padrona como una ópera grande, con su propio intermedio, me pareció muy interesante y acertada". De hecho, en el intermedio, la Capilla Michael Navarrus de CCN interpretará la escena del poeta borracho del primer acto de la obra The Fairy Queen, de Henry Purcell. "Asimismo, para ambientar el comienzo también utilizaremos música de Purcell de esta obra". En cuanto a la versión que representarán, David Guindano resaltó que cambian el número final por el de otro obra de Pergolesi.

Por su parte, Patxi Larrea, es un personaje mudo que todo lo que hace lo defiende con el cuerpo y los gestos. "Trabajar en una ópera para una actor es algo muy interesante, además de un gran aprendizaje porque trabajar con cantantes siempre es muy enriquecedor". Y, precisamente, los dos cantantes, Andrea Jiménez y Pablo López, destacaron sobremanera la pasión con la que se trabaja en esta producción y el trato especial que Ópera de Cámara de Navarra da a cada una de sus producciones. La verdad es que ambos eran el reflejo de la felicidad.