un montaje cómico

Xabier Artieda estrena ‘Everybody needs heroes!’ el domingo en la ENT

Se trata de un montaje cómico gestual en torno a los fracasos y las heroicidades cotidianas

08.02.2020 | 23:37
Xabier Artieda y Julio T.L., en la ENT.

pamplona - Un monje, un astronauta, un médico... Son algunos de los personajes a los que el actor navarro Xabier Artieda da vida en Everybody needs heroes!/¡Todo el mundo necesita héroes!, espectáculo cómico gestual que se estrenará este domingo, 10 de marzo, a las 20.00 horas en la Escuela Navarra de Teatro.

Rubén Hernández, habitual de Yllana, y Julio César T.L. han dirigido a Artieda en esta propuesta en la que el público "se va a encontrar un lenguaje muy interesante" que no se práctica habitualmente en la escena de la Comunidad Foral y que "le va a entretener y divertir. Va a ser fresco, apenas dura una hora, y es una buena oportunidad para ver a un actor que va a poder todo su corazón en el escenario", promete. El montaje se ha finalizado dentro del programa de residencias que ofrece la ENT y que, además del acceso a la sala, proporciona a las compañías el diseño de un plano de luces y las fotografías promocionales. Everybody needs heroes! se divide en sketches en los que el actor permanece solo en el escenario, valiéndose de toda clase de recursos gestuales para encarnar a personajes muy diferentes entre sí. "Hemos cogido a héroes que todos hemos tenido alguna vez de pequeños o en otros momentos, como un caballero medieval que va a luchar contra un dragón, un médico, un astronauta, y los hemos tratado en clave de comedia para humanizarlos; haciéndoles fracasar un poco", a través del código del clown. "Es ese personaje que genera esas situaciones rocambolescas en las que fracasa y la gente se ríe", agrega. En ese sentido, Artieda no habla en ningún momento, pero al principio hay un narrador (Julio César T.L.) que presenta la propuesta y al actor.

improvisando La selección de personajes y la creación del espectáculo se ha ido realizando "a partir de improvisaciones. Salieron muchos personajes de todo tipo, de cómic, cercanos a la realidad... Y de todos ellos nos quedamos con aquellos con los que más cómodos nos sentíamos jugando". Habla en plural porque todo el trabajo ha sido colectivo junto con los dos directores. Hernández se ha ocupado del grueso de la propuesta y "Julio César, con el que también trabajo ahora en otros proyectos, se ha centrado en la limpieza en la ejecución para que quede bonito".

Xabier Artieda se siente cómodo en este código cómico físico cuyos referentes más cercanos podrían ser Tricicle o los mismos Yllana, aunque quizá la influencia más cara sea la de Michel Courtemanche. "Me gusta la comedia, el contacto con el público, el teatro ligero, dinámico, que creo yo con el cuerpo", afirma, aunque reconoce que, al mismo tiempo, es una técnica muy exigente. "Hay que transmitir las emociones, los sentimientos y las historias que transita el personaje solo con el físico, y todo eso respirando; hay que estar en forma para hacer esto", cuenta este actor que ha trabajado con compañías como La Fura dels Baus, entre otras. Eso sí, hasta la fecha nunca había hecho un trabajo así, en solitario, y "tengo muchísimas ganas. Todo depende de ti y hay que buscar el ritmo y la energía para que el público no se despegue de lo que está viendo en ningún momento", apunta. La ventaja de que se trate de una obra sin texto es que se puede mover por escenarios de cualquier lugar; de hecho, la intención del actor es girar dentro y fuera de Navarra e incluso por Europa.

En cuanto a la temática que aborda la obra, el intérprete señala que, en última instancia, la obra habla de que "no es fácil ser un héroe". Más bien "todos hacemos lo que podemos en nuestras vidas; somos de carne y hueso, a veces fracasamos y otras hacemos cosas increíbles", termina Artieda.