Eslava: “Busco crear una experiencia en la que el público vea y sienta”

El compositor navarro interpreta la obra de Oteiza partiendo a su vez de la idea de rendirle homenaje

09.02.2020 | 03:09
Eslava mantiene la mirada a Oteiza, sobre el que ha desarrollado una particular ópera.

pamplona - El compositor Juanjo Eslava ha sido el encargado de dar vida a este Oteiza que en sus manos ha tomado forma de ópera. "El resultado es una interpretación personal, un homenaje que yo hago de la obra de Oteiza" al que se ha acercado desde "su pensamiento metafísico, ese que propone grandes incertidumbres. Oteiza investiga, prueba, pero yo entiendo que es un cazador que pone trampas al espacio". Unas trampas que hunden sus raíces en "la historia y en la introspección" y que, además, resaltó Eslava, "son creadas por el artista con un máximo respeto hacia los materiales con los que las crea: la piedra, el hierro, madera o tiza".

Así, desde la particular interpretación de Eslava, toma forma "el ser que en escena es un personaje que está en gestación, que no llega a ser personaje pero que encuentra una identidad a través del cromlech, esa conexión entre el vacío, la piedra y el cielo". En este sentido, el compositor vinculó el espacio y el tiempo a través de algunas frases del propio Oteiza recalcando que "el espacio excluye al tiempo".

Aunque las vanguardias musicales contemporáneas han tratado de diversas formas esta relación espacio temporal, Eslava ha tomado el camino de "la suspensión del tiempo a través de tres maneras fundamentales. La primera sería crear una gran dilatación del tiempo. La segunda tiene que ver con la idea de superficie de Oteiza, y eso lo encuentro a través de la distorsión de elementos unísonos y la recreación de sensaciones de superficie desde el punto de vista sonoros; es decir, la reconstrucción de un sonido a través del espacio. Y por último, la tercera manera sería a través de una concentración máxima, a través de figuras muy rápidas centradas en un tiempo, realizadas a través de la electrónica que nos llevarán hacia un espacio granular".

En cuanto a la estética, la ópera contará con una escenografía en la que estará integrado un mural, un árbol y un cromlech, que es la expresión misma del "vacío". Eslava detalló también que el público debe afrontar la ópera con la idea de "conocer, disfrutar y entender, pero lo que quiero es producir una experiencia de artística en la que el público ve y siente". - F.F.G.