La carrera hacia los Goya

Los responsables de los tres filmes guipuzcoanos que están nominados a los premios de la Academia de Cine conversan sobre cómo encaran la gala que tendrá lugar mañana en Málaga.

24.01.2020 | 06:16
De izquierda a derecha: Jon Garaño, José Mari Goenaga, Aitor Arregi, Leire Apellániz, Aritz Moreno y Ángel Alonso, en el miniestadio de Anoeta.

La meta se divisa ya al final de la pista. Pronto sabremos cuántas producciones y artistas vascos volverán el próximo domingo con un premio Goya bajo el brazo, después de la 34ª gala que se celebrará mañana en Málaga. Los tres equipos nominados a estos premios, responsables de La trinchera infinita, Ventajas de viajar en tren y Elkano. Lehen mundu bira, llegan a las pistas del miniestadio de Anoeta para calentar de cara a la ceremonia y hablar sobre la carrera que les supone la gala de los Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, una estación término en altura tras un mes de enero repleto de ceremonias.

"Yo, personalmente, llego a los Goya más cansado que nervioso", reconoce Jon Garaño, una de las tres patas en las que se sustenta La trinchera infinita, nominada a 15 cabezones con nombre de pintor dieciochesco. Tampoco estuvo nervioso en 2017 cuando compitieron con Handia y eso que consiguieron diez de los trece galardones a los que aspiraban.

Los Moriarti, que en el último Zinemaldia se hicieron con la Concha de Plata a mejor dirección y el reconocimiento a mejor guion con su cinta sobre un topo de la Guerra Civil, son viejos conocidos en la gala de la Academia, al igual que Ángel Alonso, director de la película de animación en 3D sobre la primera vuelta al mundo, que obtuvo su primera nominación en el año 2000 por el Ladrón de sueños. "Me lo tomo a un sitio más al que hay que ir, no le doy mucha más importancia", expone despreocupado para explicar su falta de nerviosismo. Aunque reconoce que que este tipo de ceremonias no es lo que más le gusta de su oficio, considera que cualquier reconocimiento es bueno, sobre todo, para el equipo que trabaja en las cintas. Alonso explica que, por la especifidad del género de animación -las producciones suelen durar años-, para él es normal "llegar extenuado a la meta". "Para mí es una carrera demasiado larga", expone.

Para quien sí es la primera vez es para el donostiarra Aritz Moreno; un estreno doble, dado que acude a Málaga con una primera obra. Ventajas de viajar en tren compite en cuatro apartados, incluyendo en la de mejor director novel. Tampoco está nervioso: "Tengo suerte de gestionar bien estas emociones. Me pongo nervioso un minuto antes y luego ya se me pasa". Aún siendo su estreno en los Goya, lleva unas cuantos festivales y galas a sus espaldas. Compitió, entre otros, en el pasado festival Sitges y también en el Festival Internacional de Cine de Tokio, además de haber logrado el premio a mejor película de comedia en los Feroz y el reconocimiento a mejor película española en los recientes Saint Jordi.

consejos ¿Algún consejo de los veteranos a los nuevos? "Estar bien hidratado e ir cenado", le dice Aitor Arregi, un segundo Moriarti, a Moreno. "¿Pero cuánto dura la gala?", pregunta la productora Leire Apellániz, el 50% de Sr. y Sra, responsable de Ventajas de viajar en tren. No ha trascendido aún la duración de la ceremonia, pero no se prevé inferior a las tres horas.

En este sentido, el tercer hombre tras la La trinchera infinita, Jose Mari Goenaga, nominado también a mejor guion por esta obra, trae al recuerdo la edición de 2015, "una edición especialmente larga", cuando compitieron con Loreak: "¡Acabamos deshidratados! Imagínate la gente, que salía sedienta y hambrienta. La imagen del glamur se convirtió en gente en busca del canapé".

Los nominados han sido convocados a la gala de forma escalonada; antes del inicio es costumbre ofrecer un cocktail. "Un buen consejo es comer, antes de hablar con nadie", aconseja Goenaga, con lo que Moreno bromea: "Como hablo poco, no hay problema".

Quizás inspirados por el entorno en el que tiene lugar la entrevista, el símil deportivo salta pronto en la conversación que transcurre entre bromas, consejos y prudencia sobre el resultado ante una competencia que todos consideran "dura". "Parece que estamos hablando de subir el Tourmalet e igual no es lo más apropiado", afirma gracioso Arregi, a lo que su compañero Garaño agrega que "depende cómo vaya la noche sí que puede parecer el Tourmalet". "Yo que he sido ciclista creo que no es comparable", vuelve a la conversación el director de Elkano antes de que todos echen a reír.

el resto de nominados La competencia es "muy dura" opinan al unísono. La trinchera infinita se verá las caras, en la mayoría de las categorías, con Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, que además ha sido nominada a al Óscar a la mejor película internacional y al de mejor interpretación masculina -Antonio Banderas-. Goenaga considera "normal" el éxito del largometraje con tintes autobiográficos del manchego, debido a la "promoción y a la aceptación" que ha tenido. A su juicio, "sería muy raro que no ganase".

Asimismo, el director de La trinchera infinita también considera que a Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, con la que su cinta ya compitió en la Sección Oficial del Zinemaldia, "también le va a ir muy bien". La película sobre un topo que tras el alzamiento franquista se esconde 30 años en su casa por miedo a las represalias también se enfrentará en la categoría principal con O que arde, con largo recorrido en festivales, e Intemperie.

"La calidad media de las películas de este año ha sido mayor, ha sido un año muy potente. Personalmente, no sé si recuerdo un año con tanta variedad y un nivel medio tan alto en tantos departamentos", dice Arregi, opinión que comparte el responsable de Ventajas de viajar en tren: "Yo también lo veo complicado. Es un año muy potente, aunque eso es lo bueno. Ya veremos, matemáticamente tenemos un 25% de posibilidades".

Aritz Moreno opta a mejor director novel -su film también compite en las categorías de mejor guion adaptado, mejor dirección artística y mejor maquillaje y peluquería-, y junto a él en la carrera a por la estatuilla tiene al bilbaino Galder Gaztelu-Urrutia, responsable de El hoyo, contra el que ya compitió en Sitges; a Belén Funes directora de La hija de un ladrón, que participó en la Sección Oficial del Zinemaldia; y a Salvador Simó, que ha llevado a la gran pantalla el cómic de Fermín Solís sobre el rodaje de La edad de oro de Luis Buñuel.

Moreno, la otra mitad de Sr. y Sra., no será el único que se enfrente a Simó. También lo hará Ángel Alonso, que reconoce que su proyecto tampoco lo tiene fácil. Elkano se enfrenta en la categoría de mejor película de animación a Klaus, de Sergio Ramos -también opta al Óscar-, y Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Salvador Simó.

El cineasta se explica: la de Klaus es una película de cerca de 50 millones que "de alguna forma ha revolucionado la forma de hacer la animación" y, además, ha llegado a todos los rincones del mundo a través de Netflix; mientras que la de Simó es "una película de festival" -ha sido reconocida como mejor film de animación en los premios del Cine Europeo y obtuvo la mención del jurado en Festival de Annecy, además de ser candidata a cuatro Goyas-.

Dibulitoon, por su parte, ha hecho un "un divertimento, una aventura" con algo más de un millón de presupuesto, aunque "cada esfuerzo se ve en pantalla". Aun así no se muestra muy esperanzado: "Es la lucha de David contra Goliat".

"Hay que ir, a ver qué pasa", sentencia rotunda Apellániz. Pase lo que pase, reconocen, disfrutarán y celebrarán igual. "Si pierdes la gente te da menos el coñazo y puedes bailar tranquilamente; si ganas tienes que atender las felicitaciones", salta Goenaga, alegrando de nuevo la conversación: "Me lo he pasado mejor las noches que he perdido a las que he ganado". "Ahí tienes el titular: Ojalá no ganemos nada, y pon una foto donde todos salgamos serios", indica Arregi al periodista. "Yo no he dicho que no quiera ganar", vuelve a matizar Goenaga, mientras la productora de Ventajas de viajar en tren añade: "Yo quiero ganar todo el rato". Todos vuelven a reír.

los reconocimientos "Los premios son como un juego, me divierten; aunque realmente mentiría si dijese que no importan. Sí lo hacen, para la película y también para nuestra carrera", expone Garaño sobre el peso que considera que tienen los galardones cinematográficos.

Apellániz se suma a lo que dice Goenaga y explica que, en su caso, que Ventajas de viajar en tren reciba algún cabezón o se vaya de vacío puede suponer la diferencia entre volver a las salas de cine o no hacerlo: "Va a ser determinante".

Las diez estatuillas de Handia sirvieron para dar un nuevo impulso en salas, como recuerdan sus responsables, aunque todo depende de la distribuidora. Tras ganar el premio Forqué a mejor película a principios de enero, La trinchera infinita ha contado con unas copias más en cines y sus directores piensan que nuevos reconocimientos pueden servir, sobre todo, a medio plazo en las audiencias de plataformas o de futuros pases televisivos.

En el caso de las cintas de animación, la relación no es tan directa, según Alonso. No en vano, películas como Elkano, que además de no contar con "figuras visibles", suelen competir, por norma general, en una sola categoría: "Solo tenemos una oportunidad de optar a un premio". "Siempre digo lo mismo, siento que la animación se considera de segunda clase; no tenemos las mismas posibilidades. Aunque ganásemos, creo que nos afectaría bastante menos", añade.

Apellániz considera que son los premios que se acumulan lo que permiten es construir de una manera mucho más fácil futuros proyectos: "Si Aritz gana el Goya a la mejor dirección novel, probablemente sea mucho más fácil rodar su nueva película". Para muestra un botón, "Handia se hizo en gran parte por el éxito de Loreak. La trinchera infinita ya estaba en marcha para cuando llegaron los Goyas de Handia, pero, sin duda, supusieron un espaldarazo", expone Arregi.

Más allá del resultado final, de quién o quiénes lleguen mañana a la meta, todos comparten una idea: las propias nominaciones ya son un premio, como reconoce la productora: "Está muy bien ganar, pero estar nominados es ya una pasada".

nominaciones

'La trinchera infinita'

15 nominaciones:. Mejor película, Mejor dirección, Mejor guion original, Mejor música original, Mejor actor protagonista, Mejor actriz protagonista, Mejor actor revelación, Mejor dirección de producción, Mejor dirección de fotografía, Mejor montaje, Mejor dirección artística, Mejor diseño de vestuario, Mejor maquillaje y peluquería, Mejor sonido y Mejores efectos especiales.

'ventajas de viajar en tren'

4 nominaciones. Mejor dirección novel, Mejor guion adaptado, Mejor dirección artística y Mejor maquillaje y peluquería.

'elkano. lehen mundu bira'

1 nominación. Mejor película de animación.