Tahúres Zurdos: "Volvemos por gusto y por dinero"

El reagrupado grupo navarro Tahúres Zurdos actuará el viernes en la Sala BBK de Bilbao en el ciclo 'Emakumeok!'

27.02.2020 | 08:55
Aurora Beltrán, junto a los tres compañeros que conforman el grupo navarro Tahúres Zurdos.

Bilbao - A Aurora Beltrán, pionera del rock femenino en Euskal Herria desde sus tiempos de Belladona a inicios de los años 80 del siglo pasado, no le duelen prendas al reconocer a este periódico que Tahúres Zurdos vuelve tanto por "gusto como por dinero". El cuarteto navarro, reagrupado quince años después, ofrecerá un concierto mañana en la Sala BBK de Bilbao, en la segunda edición del ciclo Emakumeok!, a las 20.00 horas, con entradas a 25 euros.

Emakumeok!, cuyo fin es "potenciar la música compuesta e interpretada por mujeres con conciertos de calidad, estilos variados y precios reducidos", ofrece mañana su segundo concierto del año tras su estreno con Marlango. En este caso, con el grupo navarro Tahúres Zurdos, cuyo formación original -Aurora (voz y guitarra), Lolo Beltrán (guitarra), Juanma Ugarte (bajo) y Javier Lizarazu, Puntxes (batería)- vuelve a los escenarios quince años después.

El grupo, que se disolvió en 2004 tras editar ocho discos, más un doble en directo, entre 1987 y 2004, regresó por una buena causa: dar un concierto benéfico a favor de la Asociación Síndrome de Dravet. "Llenamos el Kafe Zentral de Iruñea sin promoción y dos días antes de la fecha, lo que dio mucho morbo a los que montan conciertos. Se sorprendieron de qué onda teníamos aún", recuerda entre risas Aurora.

"No sabíamos qué hacer después. De hecho, mi hermano Lolo nos dijo que no le apetecía mucho la jugada. Además, yo caí de baja durante tres meses. Por desgracia, tuve un transplante de riñón y llevo una medicación bastante heavy que me baja las defensas y acabó provocándome una bronquitis", prosigue Aurora, que reconoce que el cuarteto acabó dando el sí. "Nos ofrecieron cosas interesantes, nos picó el gusanillo y decidimos ver qué pasaba. De ahí viene la movida, que hacemos por gusto y por dinero", indica entre risas.

"Seguimos porque las cosas que nos están ocurriendo tienen muy buena pinta; si no, no lo haríamos", indica la líder de Tahúres, que explica que el grupo no está inmerso en una gira como tal. "Eso es para quienes deciden tocar hoy en Bilbao, mañana en Santander y pasado en Asturias, por ejemplo. El grupo solo irá adonde nos llamen si ofrecen buenas condiciones", aclara.

El poder de las canciones Los navarros defienden la vigencia en el siglo XXI de temas como Tocaré, Lloverá, La caza o El chico de la mirada asustadiza. "Y hasta en el siglo XXX. Lo que hemos conseguido, que era nuestra meta desde los inicios, y lo digo de forma objetiva como compositora, es que nuestras canciones sigan vigentes. Y algunas por desgracia, ya que las cosas que cuento en ellas me gustaría que no pasaran", contesta la cantante. "Nuestros temas han envejecido muy bien", apostilla Puntxes.

Aurora resta importancia a la fecha de composición de las canciones, como Angie, de The Rolling Stones, que "parece hecha ayer". Lo importante es la emoción. "Nunca nos adaptamos a las modas, sino que trabajamos sin etiquetas, englobados en una parte de la música con base roquera. Pero somos un grupo de canciones. También lo soy como oyente. Me pasa con grupos que no me gustan, pero alguna canción suelta me encanta. Me fijo más en las canciones que en la chupa o el pelo del músico, ya que si fuera ciega no se las vería", zanja la cantante navarra.

Tahúres, cuyo futuro posible disco dependerá de "si el público decide si paramos o seguimos", agradecen la visibilidad que aporta Emakumeok! "Al mismo tiempo, veo como un fracaso su existencia. No deberían existir estos ciclos al resaltarnos por el hecho de ser mujeres. Debería resaltarse la calidad, no el género, y en todos las facetas. Lo importante es lo que haces. Incidimos en cosas que deberían ser normales. Esto no va de perritos que hacen piruetas", concluyó.