El Gobierno aprobará medidas para la cultura en el Consejo de Ministros del 28 de abril

Agentes del sector se reunieron con Rodríguez Uribes y con María Jesús Montero

18.04.2020 | 00:25
¿Cuándo volveremos a ver una cola así en un cine? Foto: Unai Beroiz

madrid – El Consejo de Ministros del 28 de abril aprobará medidas para la Cultura consensuadas con el sector, que se opone a una reducción generalizada de aforos cuando se recupere la normalidad, según explicó ayer el empresario teatral Jesús Cimarro.

Fuentes del Ministerio de Cultura y Deporte indicaron a Efe que las reuniones de ayer con el sector, que continuaban pasadas las nueve de la noche, están siendo "muy positivas", y que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha comprometido a crear un equipo de trabajo con Cultura que estudie las necesidades "más urgentes y concretas" para llevar un conjunto de medidas al Consejo de Ministros "en el mínimo tiempo posible". Cimarro asistió junto con otros representantes de las artes escénicas a una reunión telemática con el ministro de Culture, José Manuel Rodríguez Uribes, y con la titular de Hacienda, que les adelantó el compromiso del Gobierno de aprobar las medidas en el Consejo del próximo 28 de abril. Los representantes de las artes escénicas agradecieron a Montero "que por primera vez en la historia de la democracia en España" se haya sentado con el sector cultural un responsable de Hacienda. Trabajarán con el INAEM las medidas que consideran esenciales, como las económicas, la reducción del IVA y la preparación de la reapertura de las salas.

"Como la reapertura de las salas depende igualmente de otros ministerios (Sanidad o Trabajo), hablaremos también con ellos para explicarles la idiosincrasia de cada uno porque hay muchas diferencias entre nosotros y no se puede decretar, por ejemplo, una reducción de aforo generalizado", agregó.

Precisamente, ayer teatros, salas de conciertos y carpas de circo en España afirmaron que no ven "viable ningún tipo de reducción de aforo" para la reapertura de sus puertas, ya que convierte estas actividades "automáticamente en insostenibles y las estigmatiza como contagiosas".

audiovisual En ese encuentro han estado también Carlos Morán, de la Red Nacional de Teatros; Iñaki de Vera, secretario general de la Unión de Actores; Guillén Arnedo, del Sindicato de Músicos y Eva Moraga, en representación de la danza y el circo. Los primeros en ser recibidos fueron los representantes del audiovisual, a quienes el Gobierno aseguró que las medidas se adoptarán en varias fases. Por ello, les emplazó a definir "las medidas de aguante para los más vulnerables" que se aplicarían en una primera fase. Productores, exhibidores y distribuidores volverán a reunirse la semana que viene para definir esas prioridades, según explicó la presidenta de la federación de productoras independientes PIAF, la navarra Puy Oria. "Lo más urgente es pasar el bache y que se mantengan las empresas y los empleos", dijo Oria. Entre las empresas más vulnerables están las salas de cine. El presidente de la Federación de Exhibidores, FECE, Juan Ramón Gómez Fabra, transmitió la importancia de las salas de cine para la industria, "ya que la taquilla del cine alimenta toda la cadena de valor del sector cinematográfico". Los exhibidores pidieron la creación de un fondo "específico y finalista" que compense la falta de ingresos durante el periodo en el que los cines estén cerrados; la dotación de una línea ICO con condiciones iguales a la del sector turístico, que se aceleren las devoluciones del IVA pendientes y bonificación y exención en el pago de los impuestos como el IBI o el IAE. Asimismo solicitaron que se adapten los ERTE por fuerza mayor a las particularidades del sector.

Por otro lado, en lo que concierne a los productores, el ICAA está trabajando ya en agilizar la convocatoria de las ayudas al cine de este año y flexibilizar su condiciones y ayer volvieron a destacar la necesidad de mejorar los incentivos fiscales. De cara a la vuelta a la actividad, el sector asume que van a ser "de los últimos" y que deberán definir protocolos de seguridad para los rodajes y para la asistencia a las salas de cine.