Bibliotecas, museos o archivos de Navarra abrirán cuando haya garantías de seguridad

Esnaola asegura que el apoyo institucional es básico para la cultura y el deporte

08.05.2020 | 11:57
La consejera de Cultura y Deporte del Gobierno foral, Rebeca Esnaola.

La consejera de Cultura y Deporte del Gobierno foral, Rebeca Esnaola, ha explicado este viernes que "el apoyo institucional es básico para el mantenimiento y continuidad" de la cultura y deporte, por lo que ha dicho que espera encontrar en este proceso a todos los grupos parlamentarios.

Esnaola ha comparecido este viernes en comisión parlamentaria, a petición de EH Bildu, y ha señalado que "la reapertura de los equipamientos culturales y deportivos de Navarra vendrá marcada en cada momento por la fase en la que se encuentre la Comunidad y las posibilidades que tiene el Gobierno para garantizar las indicaciones a seguir".

Según ha dicho, "no nos vamos a arriesgar a abrir a la ciudadanía determinados espacios como las bibliotecas, los museos o los archivos mientras no contemos con todas las medidas de seguridad personal necesarias para la protección de la plantilla como de los usuarios y visitantes". "También habrá que tener en cuenta la protección de los elementos culturales y artísticos", ha manifestado.

Ha explicado que "desde el inicio de esta crisis sanitaria la cultura y el deporte han mostrado, en las circunstancias más adversas, su capacidad de reinventarse y de adaptarse". Y ha añadido que "las cifras ya nos muestran un aumento del consumo cultural en casa especialmente del libro, la música y del audiovisual". "Del mismo modo la práctica deportiva y los ejercicios físicos han ayudado a un parte importante de la población a mantenerse activa y sana", ha valorado, para comentar que la cultura y el deporte "están más vivos que nunca".

La consejera ha explicado que, de forma "conjunta", se ha realizado un diagnóstico inicial de la situación en la que se encuentran los agentes vinculados con la cultura y el deporte. Y ha añadido que "el éxito de la desescalada para la reactivación de estos sectores va a depender de diferentes condicionantes: los indicados desde salud; la preparación en materia de higiene de los equipamientos; la recuperación de la confianza del público; y las repercusiones económicas y sociales derivadas de la crisis (desempleo, salarios bajos, etc.)".

Esnaola ha dicho que por ejemplo, en las artes escénicas y la música en vivo, si la situación sanitaria mejora, "la programación de primavera pasará a otoño, perdiendo la contratación de lo previsto para esta temporada, y generando una 'sobreprogramación' en el segundo semestre compleja de gestionar". Y ha incidido en "las dificultades para la realización de espectáculos multitudinarios, y con importante afluencia de público, al menos tal y como se concebían hasta ahora".

Ha señalado que para conocer mejor la realidad en la Comunidad foral, el departamento, a través del Observatorio Navarro de la Cultura, ha activado la realización de dos estudios para analizar el impacto de la crisis en el sector navarro, y para examinar el hábito y práctica cultural en comparación a la situación que se daba antes de la crisis.

En el ámbito deportivo, Esnaola ha indicado que este miércoles el Consejo Superior de Deportes ha publicado el protocolo básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales y también para las actividades físicas y deportivas no profesionales.

Ha expuesto que en el confinamiento ha afectado a la forma física de los deportistas que "no han podido desarrollar sus rutinas de entrenamiento en las condiciones necesarias". Y además ha señalado que "la suspensión de actividades y campeonatos que generan ingresos, junto con la paralización de trámites obligada por el estado de alarma, ha generado ansiedad en cuanto a la posibilidad de no recibir dinero por estos conceptos o no las subvenciones concedidas por la Administración".

MEDIDAS A CORTO, MEDIO Y LARGO PLAZO

En su comparecencia, Esnaola ha señalado que "no está en nuestra hoja de ruta la autocomplacencia" y ha precisado que el departamento ha establecido tres tiempos de actuación: corto plazo, medio plazo y largo plazo o reconstrucción.

En cuanto al primero, entre otras, ha hablado de paquetes de medidas extraordinarias aprobadas con carácter de urgencia relativas a ampliación de plazos tributarios, exenciones, ERTES por causa de fuerza mayor, apoyo a los autónomos, modificación de plazos y justificación de convocatorias de concurrencia pública y adecuación de convenios y subvenciones nominativas.

A medio plazo, Esnaola ha explicado que se contemplan planes de acción para el fomento y activación de los hábitos culturales de la ciudadanía y de la propia actividad, atendiendo al proceso de desescalada, y en consonancia con las propuestas trasladadas por los agentes. Ha añadido que trabajan en el diseño de un paquete de medidas específicas para impulsar tanto la cultura como el deporte.

Más a largo plazo, ha señalado que "se antoja necesario una continuidad incluso en 2021 de algunas de las medidas puesto que el sector cultural puede verse afectado durante varios meses". Y ha indicado que tienen que trabajar en la profesionalización del sector, en la creación de una "estructura fuerte y amplia" que regule todas las profesiones del sector cultural.

Para la reactivación del sector deportivo, ha dicho que se necesitará un impulso por parte de la administración para que los agentes puedan recuperar recursos profesionales y económicos.

En la fase de desescalada en el deporte, ha precisado que se ha creado una mesa de trabajo en la que participarán entidades, federaciones y personas vinculadas al deporte. Las instalaciones deportivas, ha continuado, deberán adecuarse a la normativa sanitaria y de seguridad para que puedan ser utilizadas. "Larrabide estará disponible de forma inmediata para la práctica de entrenamientos por parte de los deportistas de alto nivel una vez que ha implementado los protocolos de uso", ha detallado.

En Cultura, ha señalado que se han replanteado los programas propios del departamento como Kultur, Festival de Olite, Landarte, el DNA de danza, o la Semana de Música Antigua de Estella; "siempre atendiendo a los requerimientos que desde Salud se indiquen, se trabaja en cómo abordar para sacar adelante estos eventos que por su configuración ayudan a la cohesión social y vertebración de territorio.

El parlamentario de EH Bildu Maiorga Remírez ha indicado que "pedíamos más concreción y no las hemos encontrado". Ha pedido un plan de choque que "contemple medidas inmediatas con recursos para paliar la situación del ámbito cultural de Navarra". "La situación es muy grave y requiere acciones urgentes", ha expuesto.

Por parte de Navarra Suma, Raquel Garbayo ha señalado que estos sectores "han sufrido especialmente los efectos de la crisis" y ha abogado por el trabajo paralelo con el resto de departamentos. Ha pedido también medidas de "estímulo" y ha indicado que hay que escuchar a "todas las partes, incluida la privada".

El socialista Carlos Mena ha dicho que la consejera ha hablado con "transparencia" y ha abogado por "ayudar a la cultura y al deporte". Ha insistido en el diálogo y ha indicado que "en esto no se le puede recriminar nada a este Gobierno porque ha estado en diálogo permanente".

Desde Geroa Bai, Ana Ansa ha valorado que la consejera ha relatado de forma "exhaustiva" los contactos con el sector y "habrá que volver a esos sectores una mirada" y "ayudarlos". Ha comentado que "hay que retomar el plan estratégico de la cultura".

El parlamentario de Podemos Mikel Buil ha indicado que "podemos discutir sobre los tiempos o si debe ser un plan de choque más o menos urgente" y ha comentado que "no podemos aplicar fórmulas tradicionales para este situación". "Nos hace falta dosis de creatividad y contacto con los agentes", ha dicho.

Marisa de Simón, de I-E ha señalado que "hará falta mucha corresponsabilidad en la búsqueda de soluciones y en su ejecución para superar la crisis".