Navarra investiga el futuro del cine que se adapta a las emociones

Más de una veintena de profesionales trabajan en el proyecto disruptivo Emotional Films

21.05.2020 | 01:30
Mediante un algoritmo que identifica las emociones, el espectador verá evolucionar la trama de la película en un sentido u otro. Foto: cedida

pamplona – La industria audiovisual navarra ha impulsado la creación de un consorcio de investigación para diseñar un proyecto que vincula el futuro del cine a las emociones del espectador. Emotional Films –así se llama esta iniciativa– pretende ser capaz de modificar mediante un algoritmo una película en tiempo real y en función de las emociones del espectador y teniendo en cuenta otros factores como la edad y la localización.

"Un proyecto disruptivo que es un hito porque no existe en el mundo, y que más allá de su utilidad en el universo del entretenimiento, presenta un amplio abanico de posibilidades en la educación, pudiendo tener un gran impacto en el tratamiento de las alteraciones en las capacidades de cognición social de los niños o incluso adultos", destacan desde el Clúster Audiovisual de Navarra (CLAVNA).

El consorcio liderado por la productora y estudio de animación navarro Dr. Platypus & Ms. Wombat junto al CLAVNA, la corporación tecnológica ADItech, la UPNA a través del Instituto de Smart cities y CREENA (Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra), incluye la participación de más de una veintena de investigadores en los campos de la informática, machine learning, deep learning, así como ingenieros, sociólogos, pedagogos, psicopedagogos y expertos en neuromarketing, junto a artistas multidisciplinares, entre ellos guionistas, directores de animación, concept artists, modeladores, texturizadores, animadores, riggers, iluminadores, artistas VFX, actores, además de un grupo de músicos liderados por el compositor navarro Mikel Salas.

Carlos F. de Vigo, CEO de Dr. Platypus & Ms. Wombat y director del proyecto, sostiene que "una película que se adapte a tus emociones es la base para que el cine que nos hace reír o llorar, dé un paso más para convertirse en una experiencia empática, bidireccional y única para cada espectador". Emotional Films es un proyecto en el que Carlos F. de Vigo y Lorena Ares trabajan desde hace algo más de una década. "Hemos trabajado en videojuegos y cine de animación esperando a que la tecnología estuviera preparada y el mercado fuera proclive a un concepto tan disruptivo como éste. Ese momento ha llegado", dice el director de la iniciativa. Carlos del Río Bocio, director del Instituto Smart Cities (UPNA), afirma que "a pesar de que Emotional Films nace con una finalidad principalmente lúdica, tiene un grandísimo potencial en el mundo educativo y social". Además el proyecto generará, según sus impulsores, "soluciones innovadoras para reforzar la formación y asistencia on line incorporando herramientas empáticas para apoyar a las personas vulnerables a distancia", como las que ha visibilizado la crisis del covid-19 debido al forzoso aislamiento social.

I+D+I Paula Noya, de la Fundación ADItech, valora el hecho de que en este proyecto convergen "de manera natural dos mundos que hasta ahora en Navarra apenas habían colaborado, la I+D+i y el sector audiovisual", y que si van de la mano "nos harán ser más excelentes, más competitivos". Y para Rosa García, presidenta de CLAVNA, "Emotional Films es un claro ejemplo de colaboración entre el sector privado y centros de conocimiento que posiciona al audiovisual como un sector innovador con posibilidades de desarrollo tecnológico".

en corto

Sin sesgos. Tal y como destaca Mikel Galar Idoate, director técnico en Emotional Films, este innovador proyecto "es un reto técnicamente muy complejo. "Debemos desarrollar un sistema capaz de medir los sentimientos del espectador, captar sus emociones y plasmarlas en el contenido. Todo ello sin interacción directa con el espectador y en tiempo real". Y, apunta, "debemos ser conscientes de que el sistema debe evitar todo tipo de sesgos: culturales, raciales y de género. La tecnología debe de estar al servicio de cualquier persona independientemente de su procedencia".

Potencial educativo. En palabras de Iñaki Martínez Urmeneta, director de CREENA, "el proyecto "Emotional Films" representa un reto. La inclusión escolar y social es el horizonte de destino y una realidad cada día más palpable, confluyendo en el ocio interactivo que facilita participar y aprender como elementos esenciales".