Hugh Jackman, maestro y ladrón en 'La estafa'

La película, basada en una historia real, se estrena el 5 de junio en HBO

26.05.2020 | 01:35
El filme aborda la historia de un director de escuela que estuvo detrás de un fraude masivo.

madrid – HBO España ha anunciado que estrenará el 5 de junio la película La estafa, protagonizada por Hugh Jackman y Allison Janney, basada en una historia real sobre un carismático director de una escuela secundaria que estaba detrás de un fraude masivo.

Dirigida por Cory Finley y escrita por Mike Makowsky, la película se centra en un caso ocurrido en Roslyn (Nueva York) en 2004 que llamó la atención de todos los medios norteamericanos por las secuelas que dejó ese sofisticado y multimillonario entramado de malversación de fondos.

Repleta de humor negro, la historia saca a la luz las deficiencias de la educación pública en EEUU al tiempo que explora las fisuras de un sistema que fomenta la codicia, la corrupción y la falta de responsabilidad en las instituciones norteamericanas, según HBO, que produce el filme.

El actor que durante casi dos décadas ha dado vida a Lobezno (X-Men), interpreta aquí a Frank Tassone, un popular profesor cuya pasión es ver a sus alumnos triunfar y a la vez un experto manipulador dispuesto a robar a las mismas personas que tanto ansia ayudar.

La película utiliza una historia de un pueblo pequeño para examinar los fallos del sistema que permitieron que esta estafa ocurriera. El guionista Mike Makowsky, oriundo de Roslyn, ha contado que tardó un tiempo en descubrir que fueron los reporteros estudiantiles del periódico The Beacon de su instituto los que realmente destaparon el caso.

Irónicamente, el New York Times no informó hasta que uno de sus escritores vio la copia de The Beacon que su hijo había traído a casa de la escuela. El pequeño artículo estudiantil encendió un frenesí mediático que condujo a más investigaciones.

Según Finley, en el guion los hechos están narrados de forma que se presta a la comedia negra, pero también mantienen el tono de la auténtica tragedia.

"Me atrae contar historias que caminan por esa fina línea, y que transcurren en zonas grises de lo moral", afirmó el director.

"Quería hacer una película sobre un momento, un lugar y una cultura muy específicos, y al hacerlo, plantear grandes preguntas sobre la cultura estadounidense: cómo nos forma nuestro sistema económico y qué estamos dispuestos a aceptar de los que están en el poder cuando está en nuestro propio interés", añadió.