La colección Huarte lleva a Bilbao el inicio del arte abstracto en el Estado

Oteiza, Picasso, Tápies, Kandinski o Chillida están representados en la muestra

14.07.2020 | 15:34
Escultura de Chillida en el bellas Artes de Bilbao, perteneciente a la Colección Huarte.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao expone desde el 15 de julio hasta el 12 de octubre una selección de 40 obras de la Colección María Josefa Huarte, en la que se plasma la renovación del arte estatal a mediados del pasado siglo con el inicio de la abstracción y en la que destacan obras de Oteiza, Palazuelo y Tàpies.

Se trata de la primera ocasión en que las obras adquiridas por María Josefa Huarte (Pamplona, 1927-2015) salen del Museo Universidad Navarra, a la que la mecenas, miembro de una destacada familia de empresarios navarros afincados en Madrid, donó su colección privada, dado su interés en que fuera disfrutada por el público.

La Colección María Josefa Huarte está compuesta por 47 pinturas y esculturas -de las que 40 se muestran en el Bellas Artes de Bilbao-, entre las que sobresalen conjuntos de obras de Jorge Oteiza, Pablo Palazuelo y Antoni Tápies, aunque en total consta de piezas de 19 artistas, entre los que también figuran Pablo Picasso, Mark Rothko, Vasili Kandinsky, Eduardo Chillida, Eusebio Sempere o Manuel Millares.

El director del museo bilbaíno, Miguel Zugaza, ha explicado este martes en la presentación de la exposición que la colección de María Josefa Huarte, integrante de una familia "comprometida" con el mecenazgo artístico, supone una "mirada singular a la modernidad del arte español en la segunda mitad del silo XX" y plasma la "extraordinaria fuerza las tendencias abstractas" a partir de los años 50.

Las obras reunidas por María Josefa Huarte ofrecen un recorrido por algunas de las propuestas estéticas que contribuyeron a la "renovación" del arte español en los años 50 y 60 del pasado siglo, como la abstracción geométrica, el informalismo, la pintura matérica y gestual o el arte cinético.

Son obras con las que se introducía el arte moderno en España y se iniciaba un camino "difícil" de definición artística hacia la abstracción, según se ha destacado en la presentación de la muestra, en la que han participado también representantes del Museo Universidad de Navarra.

Según han destacado, María Josefa Huarte, quien también se significó por su faceta humana como creadora de la fundación 'Nuevo Futuro' para niños huérfanos, adquirió sus obras artísticas de un modo "emocional" y se guiaba por los "flechazos" que sentía ante las piezas.

Se fijó sobre todo en tres artistas, Oteiza, Palazuelo y Tàpies, de los que compró más piezas, aunque la colección reúne obras de otras figuras de gran relieve como Picasso, Kandinsky y Rothko, y muestra también su interés por los autores vascos como Chillida o José Antonio Sistiaga.

María Joseba Huarte inicio su colección a comienzos de los años 50 y en 2008 la donó a la Universidad de Navarra, dando origen a la creación del museo adscrito a esta institución, diseñado por el arquitecto Rafael Moneo por sugerencia de la propia mecenas y que fue inaugurado en enero de 2015.

En el Bellas Artes de Bilbao, el visitante se encontrará a la entrada de la exposición con una obra de gran formato de Tápies, 'Incendi' (1991), junto a otras piezas del artista barcelonés, al lado de una escultura aún figurativa de Oteiza, 'Mujer de Lot' de 1949 -la pieza más antigua de la muestra- colocada cerca de otras obras en las que el artista guipuzcoano empieza a experimentar con el vacío y junto a un Rothko 'Sin título' (1969).

La exposición, patrocinada por Petronor, será correspondida por el Bellas Artes de Bilbao con un intercambio con el Museo Universidad de Navarra, donde en septiembre podrá contemplarse una retrospectiva de la artista navarra Isabel Baquedano ya expuesta en la capital vizcaína.