El canal Crimen +Investigación, una década envuelta en sucesos

En este tiempo ha ayudado a que los espectadores se adentren en las investigaciones criminales

01.02.2021 | 00:39

Crimen + Investigación celebra su décimo aniversario con una programación especial y cuatro títulos que marcan las señas de identidad de este canal, el único en dedicar su espacio al tratamiento de crímenes reales: Generación Columbine, El horror de la familia Turpin, Slender Man, el hombre sin rostro y El asesinato de Yusuf Hawkins.

"A lo largo de estos 10 años, Crimen + Investigación ha tratado de contribuir a que los espectadores profundicen en el apasionante mundo de la investigación criminal a través de los mejores contenidos especializados en esta temática. A veces el canal nos ha mostrado realidades asombrosas y esperanzadoras y otras nos ha descubierto realidades incomprensibles que como sociedad no podemos dejar que se repitan. Desde Crimen + Investigación sabemos que solo desde la acción podemos cambiar estas realidades y por este motivo continuaremos apoyando a las fuerzas de seguridad, asociaciones o instituciones que defienden estas causas para que juntos podamos sumar para restar con el objetivo de construir un mundo mejor", afirmó Carolina Godayol, directora general de The History Channel Iberia.

repercusión El canal ha celebrado un encuentro para analizar la repercusión de los reportajes emitidos y la importancia de sumar fuerzas para que ningún crimen quede por resolver. Especialistas en distintos campos han desmontado los mitos que se transmiten sobre el mundo criminal a través de series y películas. Antonio Alonso, director nacional del INTCF; Susana Laguna, secretaria general del colegio profesional de Criminología de la Comunidad de Madrid, y Andrés Sotoca, comandante de la Guardia Civil, son algunos de los especialistas en materias criminales.

Sobre el ADN, una poderosa prueba forense para identificar autores de delitos o descartar también a inocentes, Antonio Alonso ha explicado que: "Las bases de datos de ADN permiten esclarecer casos en los que no hay un determinado autor, no hay sospechosos o están sin revolver. En Europa y en todo el mundo existen más de 100 millones de perfiles en bases de datos forenses públicas. En España en concreto disponemos de 380.000 muestras de referencias de individuos que han sido sospechosos o imputados en alguna ocasión y alrededor de 100.000 muestras obtenidas del cuerpo de la víctima o de la escena del delito. En el cotejo sistemático de estos dos índices cada año se obtienen en España casi 3.000 coincidencias que ayudan a resolver un gran número de casos", ha aseverado.

Por su parte, Andrés Sotoca Plaza ha explicado como contribuye su unidad al esclarecimiento de casos criminales y de qué pistas o indicios se ayudan para trazar un buen perfil de un posible sospechoso. "Nuestra sección tiene como principal labor el asesoramiento al investigador, siempre que sea requerido desde la unidad de investigación del caso. La principal técnica que utilizamos es la entrevista para conseguir de los testigos la máxima información posible y de calidad. Actualmente formamos a los investigadores para que las entrevistas sean efectivas y también nos encargamos de aquellas de las víctimas más complejas, como, por ejemplo, menores de ocho años, personas con discapacidad intelectual o delitos especialmente violentos. Asesoramos a la persona que investiga sobre la credibilidad del testimonio recogido".

"Frente al grave fenómeno de la delincuencia tendemos más a reaccionar que a prevenir. El servicio de atención a víctimas no solo tiene que darse a posteriori de que se haya cometido un delito, tenemos que poder identificar a todas las víctimas potenciales".

noticias de noticiasdenavarra