'Una lectora desaforada' rinde homenaje al libro en el Gayarre

La comedia de Víctor Iriarte se representará en el teatro pamplonés mañana a partir de las 19.00 horas

14.04.2021 | 00:23
La actriz Rosa Nagore, en el papel de la reina de Inglaterra para 'Una lectora desaforada'. Foto: Oskar Montero

pamplona – La comedia que rinde homenaje al libro Una lectora desaforada, de Víctor Iriarte, llegará mañana a las tablas del Teatro Gayarre, donde se representará a las 19.00 horas. Las entradas para disfrutar de la velada cuestan entre 1,50 y 3 euros.

Los perros de la actual reina de Inglaterra, más revoltosos de lo que acostumbran, se desvían de su paseo habitual por los jardines contiguos al Palacio de Buckingham y se introducen en un bibliobús aparcado allí provisionalmente. Debido a las obligaciones que comporta el cargo y al elevado sentido de la cortesía que se asocia a los deberes de la monarquía, la reina Isabel II de Inglaterra se ve en la tesitura de pedir una novela en préstamo. El desconcierto se desata cuando decide leerla y, a su provecta edad, descubre un mundo de sensaciones que hasta entonces había voluntariamente obviado. Pero la nueva afición de la reina desata el pánico en palacio, porque quien lee amplía criterio y perspectiva y eso, desde siempre, ha sido visto con recelo.

Así se resume la trama de esta obra, adaptación teatral de Una lectora nada común, novela por la que desfilan más de un centenar de personajes. Varios de ellos, y otros más inventados por el autor de la versión teatral, han sido reescritos para cuatro intérpretes, tres de los cuales tienen que encarnar a varios personajes, hasta dar vida a un total de 12 diferentes.

Sergio Albillo, Javier Baigorri, Rosa Nagore y Ventura Ruiz dan vida a los personajes de esta comedia, cuya función en el Gayarre se anunció ayer a los medios de comunicación mediante un pase gráfico realizado en el teatro y en el que la actriz Rosa Nagore, protagonista de la función, estuvo acompañada del autor y director de la misma, Víctor Iriarte, que en este caso jugó el papel de su edecán, portando todos los libros que a la monarca tanto le gusta leer. A continuación, su majestad subió a la platea principal, convertida para la ocasión en su salón de lectura.

noticias de noticiasdenavarra