El legado Uranga, en Estella

28.06.2021 | 00:42

El Museo del Carlismo exhibe hasta el 15 de agosto en una exposición parte de las piezas que recientemente han sido donadas a la institución por Elena María Uranga Azpiri.

El Museo del Carlismo de Estella-Lizarra acaba de inaugurar una nueva exposición temporal bajo el título El legado Uranga en el Museo del Carlismo, que muestra parte de las obras donadas al centro por Elena María Uranga Azpiri, nieta del pintor Pablo Uranga Díaz de Arcaya.

Entre las obras donadas destaca el retrato del general José Ignacio Uranga Azcune, realizado en torno a 1908 por su nieto, el pintor Pablo Uranga Díaz de Arcaya, informa el Gobierno Foral que indica que es una de las pinturas más apreciadas por el artista y por la familia Uranga. La obra ha sido intervenida por la empresa especializada Artres, bajo supervisión de la Sección de Registro, Bienes Muebles y Arqueología, que le ha devuelto "toda su plenitud", apuntan los responsables de la muestra.

Completa la exposición un dibujo preparatorio de la pintura, algunos grabados del siglo XIX con retratos del general y que sirvieron de inspiración al artista, así como algunos documentos. Colaboran con algunos materiales el Archivo Real y General de Navarra y la Biblioteca de Navarra.

La exposición temporal, que se podrá visitar hasta el 15 de agosto, según subrayan, realza el gesto altruista de la donante, Elena María Uranga Azpiri, nieta a su vez del pintor Pablo Uranga, que brinda al museo la posibilidad de contar, entre sus fondos, con bienes culturales tan destacados.

Como complemento a esta exposición, Ana Arregui Barandiarán, experta en pintura vasca, impartirá el 30 de julio la conferencia Pablo Uranga. El espíritu de la bohemia.

La obra de Pablo Uranga Díaz de Arcaya (Vitoria, 1861 - San Sebastián, 1934), uno de los pintores más destacados de la llamada Escuela Vasca, se caracteriza por "la corrección académica y un empleo del color de sabor impresionista con detalles expresivos en el uso de la masa pictórica".

En ella, según añaden, se aprecia también la influencia de la escuela española, así como de artistas coetáneos como Ignacio Zuloaga. Trabajó temas diversos, con especial predilección por la pintura de tipos y costumbres y por el paisaje, y también realizó interesantes retratos.

Son obras destacadas del artista El bohemio de Elgueta. Autorretrato (Museo de Bellas Artes de Álava), Prueba de bueyes en Elgueta (Museo de Bellas Artes de Bilbao), Procesión en Elgueta (Museo de Bellas Artes de Álava), o el retrato de su abuelo, el general José Ignacio Uranga Azcune, una de las obras más apreciadas por el artista y por su familia, donada recientemente al Museo del Carlismo.

el retratado

José Ignacio Uranga Azcune

José Ignacio Uranga Azcune (Azpeitia, 1788 - Vitoria, 1870) fue un destacado general carlista muy próximo al pretendiente Carlos María Isidro. Inició su carrera miliar en 1809 durante la Guerra de Independencia (1808-1814) y ascendió de forma meteórica en el Trienio Liberal (1820-1823) como miembro del ejército realista. En 1833 se alzó en Salvatierra en nombre de don Carlos y un año más tarde alcanzo el grado de Mariscal de Campo y Comandante General de Álava.

Tradicionalista acérrimo, fue un hombre de gran religiosidad. Ejerció el cargo de ayudante de campo de Carlos María Isidro de Borbón y formó parte de su Junta Suprema Consultiva. En 1837 fue nombrado teniente general y ocupó el puesto de capitán general de Navarra y las Provincias Vascongadas, máxima autoridad en el norte mientras el pretendiente encabezaba la Expedición Real a Madrid. Don Carlos le concedió, por sus servicios, el título carlista de conde de Elciego durante su exilio de Bourgues en 1840.

Contrario a la actuación de Maroto, terminada la guerra, se exilió a Francia hasta 1848. Con una amnistía recuperó su cargo de teniente general del ejército isabelino y estuvo destinado en Vitoria hasta su jubilación en el año 1863.

noticias de noticiasdenavarra