Danza que (se) transforma

La compañía Metamorphosis Dance ha trabajado junto a un grupo de personas no vinculadas a la danza en un proyecto participativo cuyo resultado es 'CreAcción', una pieza "viva" que se estrena este sábado en el Museo Universidad de Navarra.

04.11.2021 | 21:18
De izquierda a derecha, Jorge Vázquez, Teresa Lasheras, Iratxe Ansa, Igor Bacovich y Natalia Riva.

En un principio, podía sonar a locura: a mediados de septiembre, la compañía Metamorphosis Dance se lanzó a crear una obra de danza contemporánea en formato escénico desde un proceso participativo con un grupo de personas no vinculadas a la danza. Y ahora, siete semanas después, no niegan que ha sido un trabajo "duro e intenso". Pero, eso sí, también transformador, tanto para los integrantes del proyecto, como para CreAcción, la pieza creada y que a horas del estreno todavía catalogan como "viva". El resultado de este proyecto colaborativo podrá verse este sábado en el Museo Universidad de Navarra, como cita del ciclo Museo en Danza y en una puesta en escena que comenzará a las 19.30 horas. Todavía quedan entradas a la venta, con precios que van de 22 a 26 euros.

Cuando semanas atrás desde Metamorphosis Dance, compañía que codirigen Iratxe Ansa –Premio Nacional de Danza 2020– e Igor Bacovich, plantearon el proyecto de CreAcción, buscaban demostrar "que los procesos creativos participativos son válidos". Para ello, realizaron una convocatoria abierta a personas ajenas al mundo de la danza a las que pedían que sugiriesen distintos temas que traducir a material coreográfico.

Finalmente, seleccionaron a once colaboradores artísticos y entre todas las ideas propuestas, encontraron que "muchas de ellas hablaban de buscar o de la búsqueda desde muchos puntos de vista", apuntó Ansa sobre unos conceptos sobre los que han ido trabajando en un proceso bidireccional, reuniéndose una vez a la semana y dialogando sobre las ideas planteadas. "A esos conceptos que proponíamos, se nos formulaban preguntas para tener variantes", recordó uno de los colaboradores artísticos, Jorge Vázquez. Y eran unas ideas que se bailaban: "A cada uno se nos asignaba un bailarín y al ver reflejado en movimiento el tema propuesto, cambiaba el sentido y se transformaba en algo hermoso y en arte", explicó otra de las colaboradoras, Natalia Riva.

En ese sentido, Ansa apuntó que han tratado de "cuestionar todo el tiempo el por qué algo es imprescindible y generado preguntas hasta encontrar las necesidades de cada cosa". Tanto en el movimiento y en el baile, como en las cuestiones que iban surgiendo de las conservaciones en los grupos de trabajo. Generar preguntas, para llegar a otros lugares. Por eso creen que CreAcción no tiene "un tema específico" sino que esas once ideas que en un principio no tenían tanto que ver entre sí, se han convertido en un material coreográfico.

De esta forma, "tras unas semanas duras" han conseguido que de alguna manera "haya muchas creaciones dentro de una creación, o que incluso el propio bailarín sea una creación", explico la directora y coreógrafa de CreAcción sobre una pieza que le ha sacado de su zona de confort: "Y creo que es es lo que me hace llegar a otros lugares y aprender", reflexionó para destacar que esta obra colaborativa "nunca estará acabada y tiene que crecer".

La puesta en escena de mañana se completa con un trabajo en escenografía, música e iluminación que en todo momento han mantenido como algo "abierto", ya que al ser una obra atada a la evolución del proceso participativo, debían ser adaptables al resultado que iban obteniendo. "Ha sido una creación complicada", reconoció Ansa pero ahora, a horas del estreno, aseguró haber disfrutado "compartiendo y aprendiendo del proceso".

Sensibilizar en la danza

Además de la obra de danza contemporánea que presentarán mañana, este trabajo colaborativo ha supuesto que personas ajenas al mundo de la danza, vivan desde dentro cómo se crea una pieza, con todo lo que conlleva: "Nos han enseñado a mirar", aseguró Natalia Riva sobre cómo tras estas semanas de convivencia con los bailarines, ahora ven en los movimientos coreográficos ciertos conceptos que quizá antes no eran capaces de intuir.

De ahí que el coreógrafo Bacovich se muestre más que satisfecho con el resultado del proyecto: "Si en tan sólo estas semanas hemos logrado que personas ajenas a la danza hayan cambiado la mirada, el trabajo de sensibilización ha funcionado al 100% y se ha logrado el objetivo". Porque en su opinión existe "mucho desconocimiento" en torno a la danza y e l hecho de en tan sólo unos días se haya cambiado la mirada de un grupo de personas demuestra "todo el trabajo de sensibilización que se podría hacer". 

noticias de noticiasdenavarra