Lauren Lee Smith Protagonista de ‘Frankie drake Mysteries’

“Frankie es una mujer inteligente e independiente; vive en una época difícil”

Hoy comienza la segunda temporada de la serie de Cosmo ‘Frankie Drake Mysteries’, protagonizada por la actriz canadiense Lauren Lee Smith

09.02.2020 | 05:35
“Frankie es una mujer inteligente e independiente; vive en una época difícil”

pamplona - Su personaje de Frankie Drake es para Lauren Lee Smith todo un reto, es un primer papel protagonista en un drama y encarnando a una mujer de carácter en unos tiempos muy difíciles.

¿Tiene algún parecido con su personaje en la serie de detectives que protagoniza, Frankie Drake Mysteries?

-Soy bastante diferente a Frankie, y es por ese motivo por el que inmediatamente me sentí atraída hacia este papel. ¡Es mucho más aventurera que yo! Corre muchos riesgos en la vida y yo arriesgo menos, la verdad. Sin embargo, creo que su sentido del humor es muy próximo al mío, y su rapidez en fiarse de la gente y sus esfuerzos por entender a las personas y hacer amistades, también.

¿Cómo ha preparado un viaje al pasado, a los años 20 del siglo XX?

-He leído mucho sobre la época. Fueron unos años en los que el estilo de vida era muy diferente al actual. También he hablado mucho con las guionistas, que me han ayudado a meterme en el personaje y a entender su rebeldía en una época en la que las mujeres no eran precisamente independientes?

En los años 20 las mujeres estaban en casa cuidando del hogar y su personaje no, es más, se hace detective. ¿Rebeldía? ¿Provocación?

-Un poco de todo. Frankie es una mujer adelantada a su tiempo. No sigue las normas o las reglas de juego. Me gusta considerarla feminista. Para empezar, tiene una carrera, que para las mujeres era algo muy difícil en esa época.

¿Cómo definiría usted al personaje de Frankie Drake en una época como la que está ambientada esta serie que los espectadores ven en Cosmo?

-A mí me gusta describirla como una aventurera femenina puesto que tiene un gran sentido del humor y le apasionan los misterios. De hecho, siempre acaba metiéndose en problemas. En la segunda temporada el personaje está un poco más relajado y descubriremos algo más sobre su vida privada, pero por descontado sigue siendo una rebelde?

¿Le gustan las historias de misterio y acción?

-Me apasionan. Leo mucho y dentro de mi selección de libros cuando viajo siempre suele haber algún título del género. A todo el mundo le gusta un buen misterio, y esta es una de las claves del éxito de la serie.

¿Qué detectives de la ficción universal están en su imaginario a la hora de interpretar a Frankie ?

-La lista es casi interminable. Pienso en mujeres independientes en lo personal y en lo profesional que demuestran su validez y su sagacidad en cada caso que investigan.

Estamos acostumbrados a las series ambientadas en Estados Unidos, esta muestra Toronto en las primeras décadas del siglo XX. ¿No resulta una apuesta muy arriesgada para ser vendida en otros países?

-La clave es que trata temas universales. Las audiencias están respondiendo muy bien y la renovación es una prueba de ello. También debemos destacar el encanto de Toronto. Esta ciudad es increíble, repleta de historia y con una gran diversidad. Es estupendo que la serie pueda reflejar eso, aunque esté ambientada en los años 20.

¿Siente presión al interpretar al personaje protagonista de una historia de televisión?

-Me divierto mucho dando vida a esta detective. He trabajado en otras series como The Listener o The L Word y tengo muy buenos recuerdos de ellas, pero lo cierto es que nunca había interpretado un papel principal en una serie dramática de ambientación histórica. Frankie es una mujer independiente e inteligente que vive su vida en una época muy difícil.

Usted fue descubierta para ser modelo, ¿había pensado en algún momento en ser actriz?

-Sí. Hay películas que me hicieron amar la interpretación ya desde pequeña. Yo veía a actrices como Jennifer Connelly y me preguntaba lo que tenía que hacer para formar parte de este mundo. Hice teatro incluso antes de ser modelo. Era -y sigo siendo- una persona muy tímida así que actuar para mí es una forma de ser extrovertida.

¿Cree que Frankie Drake Mysteries es solo comedia con drama o tiene más profundidad a la hora de relatar los casos?

-Frankie Drake Mysteries es, ante todo, una serie dramática, aunque incluya toques de comedia. Incorporamos temas serios en las tramas. Frankie tiene un pasado muy misterioso, con algunos puntos oscuros que iremos descubriendo a lo largo de la temporada. Además, tratamos asuntos que están muy presentes hoy en día en nuestra sociedad, como la discriminación racial, la igualdad de la mujer?

¿Es más amable su personaje actual que el que interpretó hace diez años en CSI, Riley Adams?

-Sin duda. Frankie se lo pasa mucho mejor que Riley. CSI fue un procedimental con un gran reparto y muchos personajes, pero en el que era muy difícil que el mío tuviera grandes momentos.

Lleva casi 20 años como actriz, ¿cree que ha cambiado la forma de hacer televisión?

-Cuando empecé, muy pocas personas querían hacer televisión. Había un estigma, y se pensaba que a los actores que participaban en series no se les tomaba tan en serio como a los que hacían teatro o cine. A lo largo de los años, esta situación ha cambiado.

¿En qué sentido han influido estos cambios en la forma de llevar su carrera?

-Me gusta hacer tanto cine como teatro y televisión, así que apenas me han afectado estos cambios.

¿Cuáles son sus series favoritas como espectadora? ¿Qué géneros prefiere ver desde el sofá?

-Tengo un hijo pequeño así que no suelo tener mucho tiempo para ver series, pero acabo de finalizar Killing Eve, una serie que se centra en dos mujeres muy diferentes. También sigo otras muchas canadienses, unas producciones que no tienen nada que envidiar a algunos títulos americanos. Y, por descontado, Juego de Tronos.

¿Qué género le interesa más a la hora de trabajar?

-Me encanta el drama. Siempre que he aceptado un papel, éste me ha llamado por algún motivo. En general mis personajes son complejos y oscuros: me resulta catártico interpretarlos. Sin embargo, últimamente he descubierto que la comedia también es todo un reto y muy gratificante.

¿Sueña con algún personaje?

-No me gusta encasillarme. Mi objetivo es siempre retarme a mí misma, salir de mi zona de confort y animarme a dar vida a un tipo de personajes que nunca he interpretado antes. Es algo que he demostrado a lo largo de mi carrera.

¿Por qué cree que la ficción que triunfa es la que llega de Estados Unidos?

-La situación está cambiando en la actualidad. Nuestra serie es canadiense, pero de factura americana. Cada vez hay mejores producciones locales, y las plataformas de amplia distribución internacional están haciendo llegar productos de habla no inglesa a todo el mundo.

Lo último Lo más leído