balonmano | asobal

Éxtasis tras un gran punto

asobal | el helvetia saca un meritorio empate ante el cuenca, en un choque con intensidad defensiva y un brillante bols en portería, quien salvó un gol rival en el último suspiro

07.02.2020 | 16:31
Pere Vaquer, muy efectivo sobre todo en la primera parte, busca lanzar a la portería de Maciel.

El Helvetia saca un meritorio empate ante el Cuenca, en un choque con intensidad y un brillante bols en portería.

Helvetia20

Cuenca20

HELVETIA ANAITASUNA (10+10) Bols; Gastón (1p), Bazán, Meoki (1), Krsmancic (2, 1p), Barricart y Vaquer (3) -siete inicial-. También jugaron Salazar, Nantes (6), Ugarte, Etxeberria (2), Méndez, Chocarro (5) y Ceretta.

LIBERBANK CUENCA (10+10) Maciel; Baronetto (1), Doldan, Dutra (8), Vainstein, Ponciano (3) y Sergio López (2) -siete inicial-. También jugaron Mendoza, Moscariello (1), Río (3, 1p), Montoro (2), Hugo López y Nolasco.

Marcador cada cinco minutos 2-1, 4-2, 6-5, 7-6, 8-7, 10-10 (descanso); 12-11, 13-13, 15-16, 17-16, 17-18 y 20-20 (final).

Árbitros Yon Bustamante y Javier Álvarez. Excluyeron dos minutos a los locales Bazán, Krsmancic y Vaquer; y a los visitantes Baronetto, Moscariello y Nolasco.

Pabellón Anaitasuna. Unos 1.100 asistentes. Los dos equipos posaron antes del partido con una pancarta en favor de Adano, asociación dedicada a los niños con cáncer.

pamplona - Hay empates que valen más que un punto y el de ayer en La Catedral del Helvetia es uno de ellos. Los navarros salvaron los muebles ante el Liberbank Cuenca en el retorno de la Liga Asobal, en un partido extremadamente igualado, intenso defensivamente y que acabó en tablas gracias a un Anaitasuna peleón, que supo gestionar mejor los instantes finales del encuentro -su gran talón de Aquiles esta temporada- y que vio despertar por fin a una portería con gran voluntad hasta ahora, pero acierto limitado. Patrick Bols se lució, fue determinante en el resultado, por sus 13 paradas durante el encuentro y en especial por su última intervención, que impidió la victoria rival. Todo ello arropado por un equipo más centrado, sobre todo en defensa, donde la entrega de jugadores como Ibai Meoki fue excepcional.

El parón ha oxigenado a Anaitasuna, que ayer jugó sin Aguirrezabalaga, sin Miguel Goñi -con molestias en el isquio- y con un Ceretta que volvía a la pista, pero con los minutos contados. Vaquer lideró el ataque navarro en los primeros compases, con un Nantes atinado en momentos clave. La zaga del Helvetia se dejaba la piel en cada jugada, con Bazán desplegando su fuerza y Meoki pendiente de cada internada del Cuenca, que contó con la baza de Maciel en la portería. Las principales ventajas fueron locales, pero dos goles rivales al borde del descanso pusieron el 10-10.

El equipo de Lidio Jiménez no se puso por delante en el marcador hasta el minuto 41 (13-14), tras un parcial de 0-3, que obligó a Aniz a pedir tiempo muerto. La reacción del Helvetia vino de la mano de Carlos Chocarro, capitán ayer en detrimento de Goñi, y de Raúl Nantes, cuyo portentoso brazo sacó a pasear en los momentos decisivos. El Liberbank Cuenca, por su parte, tiró de su goleador Dutra y de Maciel en la portería, lo que le llevó a entrar en el último minuto con ventaja (19-20). Sin embargo, ahí apareció Nantes, colocó el empate a 20 a falta de 30 segundos, y la fiesta se completó con la providencial parada de Bols a Montoro al borde de la bocina, que llevó el éxatis a las gradas.

iñaki aniz

"Este punto es oro para nosotros"

Entrenador. Después de dos derrotas consecutivas, y con el equipo sumido en un mal momento tras la derrota en Alcobendas, el punto ayer supo muy bien. O, como dijo Iñaki Aniz tras el partido, "este punto es oro". "El empate sabe a victoria", añadió. "La defensa y la portería han estado bien por primera vez en casa y en ataque quizás no hemos jugado tan sueltos. Este partido, hace tres semanas, hubiésemos perdido por tres", resaltó. El técnico navarro se quedó "con la pelea hasta el final" y con un público "que ha estado muy metido". "Eso me llevo del encuentro: el esfuerzo, la lucha y el punto, que es oro. De todo esto salvo la actitud del equipo, la defensa y la portería, la aparición de Nantes en instantes claves y la comunicación con la grada", reiteró. La nota negativa del encuentro fue la lesión del jugador del Cuenca Pablo Vainstein, que tuvo que retirarse en camilla en el segundo tiempo tras un encontronazo con Chocarro. - B.E.I.

Lo último Lo más leído