Anaita, contra un muro

asobal | el helvetia busca este sábado (19.00 horas) enlazar su segunda victoria en la liga ante el liberbank cuenca, único equipo invicto en la competición junto al líder, el barcelona

10.02.2020 | 04:46
Ander Ugarte supera a Cabanas para buscar el lanzamiento, en el primer partido en casa ante el Benidorm.

pamplona - El Helvetia Anaitasuna deberá pertrecharse con sus mejores armas y, por qué no, tener también la suerte de cara para superar con éxito el compromiso de esta tarde (19.00 horas) en casa ante el Liberbank Cuenca. Un rival potente, invicto hasta la fecha, cuyos tres partidos cuenta por victorias y que desembarca con una de las defensas más férreas de la Liga Asobal.

Roto el maleficio de resultados, con la primera victoria la pasada jornada en Puente Genil, Anaitasuna deberá rozar la perfección para sacar algo de provecho ante los conquenses. Una zaga solvente -ya con Franco Gavidia recuperado y ejerciendo de baluarte-, una portería que acompañe y un ataque atinado, sin errores, serán las claves ante un rival que sabe aprovechar muy bien las recuperaciones de balón y la velocidad en las contras. Un rival que no perdona y que viene de ganar, con autoridad, a todo un BM Logroño La Rioja en la última jornada (35-28).

El extremo navarro Martín Ganuza, con problemas en el aductor, es duda para este encuentro ante Cuenca. De no jugar, su puesto lo ocupará el canterano Endika Andueza. El técnico Lidio Jiménez, por su parte, recupera al pivote Martín Ariel Doldán, repuesto de una gastroenteritis, si bien cuenta con la baja importante del extremo derecho Santiago Baronetto, por una rotura de fibras en el abdomen.

aniz: "hay margen de mejora" El entrenador del Helvetia, Iñaki Aniz, sigue trabajando y amoldando al equipo para esta temporada. No es fácil, con muchas caras nuevas. Sin embargo, y a pesar de la dificultad de la empresa de hoy, ve a Anaitasuna con posibilidades firmes tras el triunfo además ante Puente Genil. "El equipo ha ganado en moral y confianza", aseguró esta semana. "Uno no sabe hasta qué punto se puede estirar la goma", así que considera que su equipo "tiene margen de mejora y de reivindicarse" ante un rival "grande" como es el Liberbank Cuenca. "Ganar no sería una sorpresa en absoluto", resaltó, pese a la entidad del conjunto conquense. "Mismo entrenador, misma filosofía, buena portería, en defensa un equipo muy duro, que corre el contraataque rápido y que tiene mucho gol, pero estamos en la obligación de hacer el mejor partido posible. Ojalá podamos meter 30 goles y ganar", deseó.

Por su parte, Lidio Jiménez resaltó que a Anaitasuna "le está costando adaptar a los nuevos jugadores, pero son de mucha calidad y eso le ayudará" y recordó que su rival de hoy "viene de hacer un gran encuentro en Puente Genil".