(21-26) Anaitasuna se estrella contra Maciel

El Liberbank Cuenca cumplió con los pronósticos y selló su clasificación

06.03.2020 | 21:05
El jugador de Helvetia Anaisatuna, Ander Izquierdo (c), se dispone a lanzar ante la defensa del Liberbank Cuenca, Doldan.

Madrid. El Liberbank Cuenca cumplió con los pronósticos y selló su clasificación para las semifinales de la Copa del Rey que se disputa en Madrid, tras imponerse este viernes por 21-26 a un Helvetia Anaitasuna que se estrelló con un magnifico Leo Maciel bajo los palos.

Consciente de la inmejorable oportunidad que se le ha abierto, tras la inesperada eliminación del Bidasoa Irún, el conjunto conquense dejó claro desde el principio que no está dispuesto a que nada, ni nadie se interponga en su camino hacia la final.

Tal y como demostró el croata Kristijan Eskiric, que antes de cumplirse el medio minuto de juego ya había sido sancionado con su primera exclusión, en un claro aviso de lo que le esperaba al Anaitasuna ante la defensa conquense.

Dicha circunstancia llevó al conjunto pamplonica a tratar de evitar en la medida de lo posible el ataque posicional con sus rapidísimas transiciones.

Esa fórmula no sólo permitió a los de Iñaki Aniz impedir al Liberbank Cuenca armar su defensa, sino además encontrar los espacios suficientes para que jugadores como el central serbio Mladen Krsmancic pudieran anotar (6-5) con cierta facilidad

Pero en el momento en el que el equipo conquense consiguió ajustar definitivamente su defensa, el panorama comenzó a oscurecerse para un Helvetia Anaitasuna, al que cada vez le costó más y más encontrar la portería.

Tuvo una gran responsabilidad en ese apagón el guardameta argentino del Liberbank Cuenca Leo Maciel, que sin necesidad de firmar unos números estratosféricos, detuvo los balones oportunos para permitir la escapada en el marcador de los de Lidio Jiménez.

Tal y como reflejaron los cuatro tantos de ventaja (7-11) con los que los conquenses alcanzaron los siete últimos minutos del primer tiempo, tras firmar un contundente parcial del 1-6.

Una escapada en toda regla en la que jugó un papel fundamental el siempre peligrosísimo lateral brasileño Leonardo Dutra, que volvió a hacer gala de su poderoso lanzamiento.

De hecho, sólo la actuación del portero Marcos Cancio, que sustituyó en el tramo final del primer período al danés Patrick Bols, impidió que el Liberbank se distanciase todavía más en el marcador (10-14) al llegar el descanso.

Pero sólo eso, retrasar la escapada de los conquenses pudo hacer el Helvetia Anaitasuna, que volvió a estrellarse en la segunda mitad con un Leo Maciel, que parece dispuesto a repetir en la Caja Mágica de Madrid su sobresaliente actuación que firmó el pasado año en la Copa del Rey disputada en Alicante.

Las paradas de Maciel permitieron al Liberbank Cuenca alcanzar los cinco minutos del segundo período una renta de cinco tantos (12-17) que ya los de Lidio Jiménez no se dejaron escapar.

Y eso que el Helvetia Anaitasuna, que llevó a situarse a tan sólo tres goles (19-22), no se rindió nunca, pero los navarros siempre se toparon con un Leo Maciel, que quiere volver a llevar al cuadro conquense, tal y como ocurrió el pasado curso, a la gran final.

- Ficha técnica:

21 - Helvetia Anaitasuna: Bols; Gastón (-), Vaquer (2), Krsmancic (7, 2p), Semedo (3), Chocarro (1) y Ugarte (2) -equipo inicial- Cancio (ps), Bazán (-), Ganuza (4), Meoki (-), Gavidia (-), Fischer (-), Izquierdo (1), Galech (1) y Da Silva ()

26 - Liberbank Cuenca: Maciel; Manu Díaz (2), Eskericic (3), Moscariello (2), Lindblad (-), Alves (2) y Sergio López (3) -equipo inicial- Ibañez (ps), Dutra (6, 1p), Vanstein (-), Doldán (3), Natán Suárez (2), Hugo López (3, 2p), Arce (-) y Taravilla (-)

Marcador cada cinco minutos: 1-1, 4-4, 6-7, 7-9, 7-11 y (Descanso) 12-16, 14-17, 15-20, 18-21, 19-23 y 21-26 (Final)

Árbitros: Raluy y Sabroso . Excluyeron por dos minutos a Krsmancic (2) y Bazán por el Helvetia Anaitasuna; y a Eskericic, Vanstein, Dutra y Lindblad por el Liberbank Cuenca.

Incidencias: Encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey de balonmano disputado en la Caja Mágica de Madrid ante unos 5.000 espectadores.

Noticias relacionadas