Victoria de las trabajadas para el Helvetia

Una mejor defensa y un efectivo ataque en la segunda parte, con el liderazgo de Aitor, Del Arco o Dashko, devuelven al Helvetia al triunfo ante un Sagunto al que costó ganar

06.05.2021 | 00:25
Momento en el que el debutante Pedro Casas, del filial, lanza a la portería de Franzini, marca gol, pero no subió al estar fuera de tiempo.

Con trabajo, sudor y mucha practicidad, el Helvetia Anaitasuna derribó por fin el muro de derrotas que acumulaba y recuperó el camino de la victoria ante un Fertiberia Puerto Sagunto que se marchó cabizbajo, portando en su mochila su sexta derrota consecutiva, y que ve con desasosiego cómo las oportunidades y el tiempo para salvar la categoría se van esfumando.

Anaitasuna, sin la brillantez de otras citas, supo resolver un partido más igualado de lo que reflejó el resultado final. Ganó por cinco goles, sí, pero no fue hasta la segunda mitad cuando fue capaz de romper el marcador, gracias sobre todo a una mayor solidez defensiva y a un resolutivo ataque que lideraron Juan del Arco, Aitor García –máximo anotador de los suyos con ocho goles– y un Ruslan Dashko que regresaba a la pista motivado y con ganas de soltar el brazo.

Los dos equipos se dedicaron a medirse en la primera mitad. Un tiempo donde los porteros, Bols y Franzini, se erigieron protagonistas. Donde Ander Izquierdo empezó llevando la voz cantante ofensiva del Helvetia, al que le costaba frenar en defensa la calidad y eficacia que demostraban Leo Querín o su pichichi, Chen Pomeranz, que ayer firmó una gran actuación individual. El electrónico reflejaba igualdad, a lo sumo un par de goles arriba (12-10, m.25), con tantos, eso sí, que deleitaban al público como el que Ganuza se sacó de la chistera con su fly o el que anotó a la contra la magia de Meoki. Sin embargo, ninguno de los dos destensaba la cuerda y con un 15-13 se llegó al descanso.

Sagunto aprovechó una superioridad para acercarse, pero acabó siendo un espejismo. Porque los valencianos, que se jugaban mucho ayer, asistieron impertérritos al rearme de un Helvetia que no cejó en su empeño por ganar. Por cortar la racha de cuatro derrotas seguidas. Ajustó su 6/0, con Fischer y Héctor en el centro defensivo, Cancio asumió la responsabilidad en la portería y el ataque se convirtió en un juego en el que Juan Del Arco se divertía –metió cinco goles en la segunda mitad–, asistía al pivote donde Aitor García cogía el testigo y Ruslan Dashko, ausente en los últimos partidos, se unía a la fiesta. Así, en el m.52 el choque ya se rompía de manera definitiva (27-22).

Quique Domínguez dio salida en los compases finales a los canteranos Adrián Ortiz, Mikel Redondo y Pedro Casas. Este último, central de 18 años, oriundo de SOS del Rey Católico, debutó así en la Asobal. Marcó un gol que no subió al electrónico, al estar fuera de tiempo. Pero ahí quedó su estreno.
 

Helvetia33

Puerto Sagunto28

HELVETIA ANAITASUNA (15+18) Bols (portero), Gastón (5, 2p), Edu (2), Héctor, Chocarro (1), Fischer y Ander Izquierdo (3) –siete inicial–. También jugaron Cancio (portero), Ganuza (4), Meoki (1), Aitor García (8), Del Arco (5), Dashko (4), Redondo, Adrián Ortiz y Pedro Casas.

FERTIBERIA PUERTO SAGUNTO (13+15) Franzini (portero), Miravalle (3, 2p), Querín (6), Alegre (3), Cruz (3, 2p), Pomeranz (8, 2p) y Pozzer –siete inicial–. También jugaron Camacho (2), Carou, Óscar García (3) y Gil.

Marcador cada cinco minutos 2-2, 4-3, 6-6, 7-8, 11-10, 15-13 (descanso); 16-15, 19-18, 22-20, 24-21, 29-25 y 33-28 (final).

Árbitros Jesús Álvarez y José Carlos Friera. Excluyeron dos minutos a los locales Fischer (2), Meoki (2) y Edu; y a los visitantes Querín, Cruz, Pozzer y Óscar García.

Pabellón Anaitasuna. Unos 400 espectadores. Antes del partido, los dos equipos hicieron el pasillo a los equipos de 1ª Nacional femenina, campeonas de Liga y que lucharán por subir a Plata, y al de 1ª Nacional masculino, ya clasificado para la fase de ascenso también a Plata.

noticias de noticiasdenavarra