Ewan, por un centímetro

UNDÉCIMA ETAPA | El Australiano se impone por la mínima a Groenewegen y alaphilippe sigue líder, con la clasificación general sin novedades a la espera de los pirineos y la contrarreloj

09.02.2020 | 20:14
Ewan (en el centro) arriesga y lanza su bicicleta para rebasar a Groenewegen. A la izquierda Viviani, ya rendido, observa la disputa entre los dos primeros.

Pamplona- El corredor del Lotto Soudal Careb Ewan se impuso ayer miércoles en una de las últimas opciones para los esprinters en esta edición del Tour. El australiano firma así su segunda victoria este año en la carrera francesa.

Un día más, la lucha por filtrarse en la escapada del día fue inexistente. Cuatro hombres tomaron la cabeza de carrera antes de completar el primero de los 167 kilómetros que componían la etapa entre Albi y la localidad prepirenaica de Toulouse. Anthony Perez (Cofidís), Stephane Rossetto (Cofidís), Lilian Calmejane (Total-Direct Energy) y Aime De Gendt (Wanty-Gobert) caminaron durante casi toda la etapa por delante del gran grupo, que vivió una jornada de relativa tranquilidad hasta la última hora de carrera.

El susto de la jornada se lo llevaron Richie Porte (Trek-Segafredo) y Nairo Quintana (Movistar Team), que se vieron implicados una caída en la última parte del recorrido. Trek, muy atento, descolgó a sus gregarios al instante y el colombiano, aprovechó la situación para reengancharse, junto a su compañero Verona, a la cola del un pelotón que, aun yendo a gran velocidad, no supuso una amenaza real para dos de los principales favoritos al triunfo final de la carrera.

En la misma caída, Niki Trepstra -fichaje estrella del Total Direct Energy para esta temporada- tuvo que abandonar con una posible fractura de clavícula. Ciccone (Trek), Langeveld (Education First) y Nizzolo (Dimension Data), también afectados, acabaron heridos y con retraso la jornada.

En el cuarteto de cabeza, Aime De Gendt se marchó de sus compañeros de fuga y mantuvo el pulso al pelotón hasta más allá de la pancarta que marcaba la entrada en los últimos 5 kilómetros de la etapa.

Deceuninck imprimió la velocidad al grupo y lo enfiló a más de 9 kilómetros para la llegada. Sunweb, muy organizado un día más, volvió a colocar a la perfección a su hombre rápido que, de nuevo, no fue capaz de estar en la lucha real por el triunfo de la etapa.

Un Lotto-Jumbo sólido y con confianza, esperó su momento con una organización magistral en la cabeza del pelotón, y comenzó a comandarlo en una pequeña subida a falta de 4000 metros para la llegada, que se coronó sin problemas por parte de todos los esprinters.

Se hizo algo larga la volata para los holandeses de Jumbo, y Teunissen, último hombre en el lanzamiento de Groenewegen, se quedó en cabeza a falta de más de 700 metros para cruzar la línea. Demasiada distancia para lanzar con efectividad a su líder. La bala de Jumbo tuvo que lanzarse a por la victoria con valentía a algo más de 200 metros con una gran arrancada. Ewan, siempre soldado a la rueda del de Jumbo, logró aprovechar la aspiración de su rival y rebasarlo en los últimos metros. La foto finish dio la victoria al australiano.

Elia Viviani (Deceuninck) intentó superar a los dos primeros por el lado izquierdo, pero, aun con una buena colocación, no tuvo las fuerzas para luchar realmente por la victoria. Sagan (Bora-Hansegrohe), cuarto en meta, sigue sumando puntos y se acerca a su séptimo maillot verde de la regularidad.

Más allá del susto de Porte y Quintana, los favoritos superaron sin mayor problema la jornada que precedió a unos Pirineos que arrancan hoy, con dos puertos de primera categoría en la parte final de la etapa, que podrían empezar a dilucidar la clasificación. Los hombres que peor parados salieron de la jornada de los abanicos del pasado lunes, tienen la opción de empezar a recuperar tiempo a partir de hoy.