Óscar Rodríguez Ciclista del Euskadi-Murias

Óscar Rodríguez: “Si salgo a disfrutar y lo consigo, seguro que obtengo buenos resultados en la Vuelta”

A cinco días de comenzar su segunda gran vuelta por etapas, el ciclista navarro confirmó su óptimo estado de forma en la pasada edición de la Vuelta a Burgos

10.02.2020 | 00:33
Óscar Rodríguez

A 5 días de comenzar su segunda gran vuelta por etapas, el ciclista navarro del Euskadi-Murias confirmó su óptimo estado de forma en la pasada edición de la Vuelta a Burgos

Pamplona - Óscar Rodríguez (Burlada, 1995) afrontará su segunda Vuelta a España tras una sólida carrera burgalesa en la que finalizó en segundo lugar, por detrás del colombiano Iván Ramiro Sosa. Rodríguez se mostró poderoso en su terreno, la montaña. Finalizó segundo en el Picón Blanco y puso contra las cuerdas al todopoderoso Ineos en la subida a las Lagunas de Niela. Pese a su continua evolución, el navarro no se obsesiona, y afronta la carrera que le encumbró el año pasado sin presión y con el objetivo de buscar el triunfo en alguna de las etapas que mejor se adaptan a sus características. El de Euskadi-Murias, que todavía no conoce su destino para la próxima campaña, es una de las figuras más ilusionantes del panorama ciclista mundial.

La Vuelta del año pasado es la carrera que le dio a conocer a nivel internacional. ¿Qué recuerda de la pasada edición?

-Tengo grandes recuerdos. Fue una gran Vuelta. Tuvimos buen tiempo, solo llovió un día y no pasamos mucha miseria. Disfrutamos todos bastante y encima ganamos aquella etapa, que fue lo más importante.

¿Se nota presionado tras la victoria de la pasada edición?

-Sé que se me va a exigir mucho más que el año pasado, pero no hay presión. Hay que salir a disfrutar y si se pasa bien, seguro que salen buenos resultados.

Ha mostrado un gran nivel en la Vuelta a Burgos. ¿Qué sabor de boca le deja la carrera en vísperas de comenzar la Vuelta a España?

-He tenido unas sensaciones bastante buenas. Me quedo con las buenas impresiones que tuve en el Picón Blanco, donde fui de menos a más. En el final en Lagunas de Neila también me vi bastante bien. Hacer sexto al mismo tiempo que el tercero es un gran resultado. Creo que me ha servido como test para La Vuelta. Le pondría un sobresaliente.

¿Se planteará la carrera como el año pasado en busca de triunfos parciales o luchará por la clasificación general?

-Iremos a por etapas. Luchar por la general es muy complicado, hay que estar con mucho nivel todos los días, y creo que se puede sacar mejor rendimiento yendo a por etapas.

Por lo tanto, supongo que no luchará por el primer maillot de mejor joven que pone a disputa la organización de la Vuelta.

-Es cierto que podría optar. Sin embargo, en cuanto a bloques, es muy difícil pelear con equipos World Tour, por ejemplo en la contrarreloj por equipos del primer día. Ya veremos, es un maillot que motiva, pero no es el objetivo principal.

¿Qué etapa cree que se adapta mejor a sus características?

-La de Los Machucos por ejemplo está muy bien. La del día anterior que termina en Bilbao también me gusta, aunque quizá el último puerto sea demasiado corto. La etapa que termina en Urdax es probable que se decida en un pequeño grupo de escapados, por lo que será aun más complicado rematar.

Sería bonito ver a Óscar Rodríguez ganando en casa...

-Sería la leche, pero como ganar en cualquier lado (se ríe).

¿Cómo ha enfocado la preparación de esta Vuelta?

-Ha ido bien. He preparado este bloque de carreras en altura (ha estado concentrado tres semanas en Navacerrada) y en Burgos y San Sebastián he aprovechado para coger la intensidad que me faltaba.

¿Ha variado mucho la preparación de esta Vuelta con respecto a la anterior?

-Sí, ha variado bastante. He metido menos días de competición. Este año, tras la concentración en altura solo he competido en la Clásica de San Sebastián y Vuelta a Burgos. Es decir, seis días de competición antes de afrontar la Vuelta. El año pasado fueron el doble de días de carrera para preparar el principal objetivo del año. Competí en la Vuelta a Portugal y en Ordizia (11 días dura la carrera lusa por un único día de competición en la carrera guipuzcoana).

¿Qué opinión le merece el salto de categoría de su ex equipo, Lizarte?

-Es una gran noticia. Juanjo Oroz se lo merece y Manolo Azcona, también. Los dos han luchado mucho. Aunque no han podido dar el salto como equipo pro continental, estar en el profesionalismo ya es un paso muy importante. Van a dar salida a muchos corredores jóvenes.

Otro corredor del equipo Lizarte y compañero suyo, Urko Berrade, estuvo a punto de ganar hace pocos días al igual que usted el año pasado, la clasificación de los jóvenes en la Vuelta a Portugal.

-La verdad es que Urko, con el que entrené en altura hace unas semanas, preparó muy bien este bloque de carreras y le echó muchas narices en las series. Todo el trabajo que ha llevado a cabo ha dado sus frutos. El año pasado se supone que yo gane el maillot de mejor joven, porque aunque quedé segundo, el primero dio positivo. Sin embargo, no se sabe muy bien porqué, no le han quitado el título. En Portugal se libra mucha gente. No sé si es cosa de la Federación Portuguesa de Ciclismo o de quién, pero este caso del año pasado fue así de triste.

¿Nos puede decir por qué equipo fichará para el año que viene?

-De momento no he elegido, hay opciones encima de la mesa pero todavía no he tomado una decisión. Lo importante en estas cosas es poder elegir.

¿Será un equipo de la máxima categoría, o sea, World Tour?

-Sí.

Ánimo y suerte para el resto de temporada.

-Gracias.