Vuelta 2019

Ocho finales en alto en un recorrido sin tregua

La ronda española, que comienza mañana con una crono por equipos, propone al espectador alicientes casi a diario

10.02.2020 | 00:57
Una rampa de Los Machucos, final de la 13ª etapa.

Ocho finales en alto -dos de ellos con categoría Especial (Machucos y Acebo), cuatro en puertos de Primera (La Cubilla, Javalambre, Más de la Costa y Els Cortals d'Encamp) y dos de Tercera (Ares del Maestrat y Gredos)- marcarán, junto a la contrarreloj de 36 kilómetros en Pau, la 74ª edición de la Vuelta que ya calienta motores para la salida de mañana en las Salinas de Torrevieja (Alicante).

Desde una montaña de sal junto al lago rosa de la localidad alicantina se lanzará la crono por equipos que dará a conocer al primer líder de una edición sin favoritos, con los ciclistas latinoamericanos como protagonistas y ausencias importantes que igualarán la contienda que termina el 15 de septiembre en Madrid.

La Vuelta se mantiene fiel a su estilo de proponer alicientes día a día y mantener la emoción de la general hasta Madrid. Por eso la ronda ya tendrá marcha en la segunda etapa, con un perfil turístico y de media montaña entre Benidorm y Calpe que incluye el ascenso al Alto de Puig Llorença (Cumbre del Sol), situado a 24 kilómetros de meta.

Aún en la Comunidad de Valencia los velocistas, que no dispondrán de muchos días para lucirse, tendrán opciones en Alicante y El Puig, y ya en la quinta jornada se abre un tríptico interesante con finales en alto entre Teruel, que en esta Vuelta también existe, y Castellón.

Con la llegada al Observatorio Astrofísico de Javalambre, cima inédita de 11 kilómetros al 7,4%, se esperan las primeras diferencias entre los favoritos, que volverán a verse las caras en las siguientes metas de Ares de Maestrat y Mas de la Costa, una jornada exigente con 5 puertos.

Una transición por tierras catalanas entre Valls e Igualada dará lugar a la primera cita clave, la novena etapa entre Andorra la Vella y Cortals d'Encamp. La subida por Engolaster aporta un espectacular tramo de tres kilómetros. Será una jornada similar a la de 2018. Se subirán antes el Coll d'Ordino y el Coll de la Gallina por su parte más dura.

Habrá descanso para el pelotón antes de la crono de Pau, con un recorrido de 36.2 kilómetros que partirá de Jurançon, rodando entre los viñedos, propicia para especialistas, con perfil sinuoso, con repechos y que requerirá fortaleza física y mental. Los contrarrelojistas tendrán la oportunidad de recuperar el tiempo perdido en la montaña.

De Francia de nuevo a España con la meta en Urdax, Navarra, tierra de mitología y leyendas, donde la literatura ha impulsado novelas del género fantástico,

La Vuelta regresa a Bilbao después de su visita en 2011. La salida se dará en el Circuito de Navarra y se llegará a la capital de Bizkaia tras un final interesante que incluye tres puertos de Tercera, cortos pero duros.

Cantabria y Asturias volverán a ser claves para el podio final. Desde la capital de Bizkaia a Los Machucos, donde esperan los 9 kilómetros atroces que comieron la moral a Froome en 2017. Etapa de montaña con siete puertos en el menú: cuatro de 3ª, dos de 2ª, y una llegada de categoría especial en el puerto cántabro.

Tras un respiro para los velocistas entre San Vicente de La Barquera y Oviedo, turno para las novedades elevadas de Asturias. La decimoquinta etapa llega al Alto del Acebo (categoría especial) Cuatro puertos en el orden del día: dos de 1ª, uno de 2ª y uno de categoría especial.

Habrá una primera subida al Acebo, sin llegar a meta y después se visitarán dos puertos muy conocidos de la Asturias occidental: el Puerto del Connio y el Puerto del Pozo de las Mujeres Muertas. La ascensión final es una vertiente inédita.

Sin descanso llega otro plato fuerte entre Pravia y el Alto de La Cubilla-Lena, un puerto de gran belleza, de muchas curvas y largo, más de 20 kilómetros con rampas del 15% incluidas. Tres puertos de 1ª se encadenan en la parte final: el Puerto del Marabio, La Cobertoria y el final en La Cubilla. El líder en esta cima tendrá mucho ganado.

Quedará el último tirón en la zona central de la península. La etapa más larga de la ronda, de 199 kilómetros, llevará el pelotón de Aranda de Duero a Guadalajara, día para velocistas o aventureros.

De nuevo aparecerá en la escena de la Vuelta la Sierra de Madrid con jornada serrana entre Colmenar Viejo y Becerril de la Sierra, reto complicado en terreno similar a la etapa en la que Fabio Aru logró desbancar a Dumoulin del liderato de la Vuelta 2015 a falta de una etapa.

Se subirá el Puerto de Navacerrada, La Morcuera por ambas vertientes y el Puerto de Cotos que se coronará antes de finalizar en bajada en Becerril de la Sierra.

Entre Ávila y Toledo se medirán los velocistas más fuertes, si bien en la antigua capital espera una subida adoquinada de mil metros que puede hacer daño.

La víspera del cierre último cartucho para los favoritos entre Arenas de San Pedro y la Plataforma de Gredos, por tierra de escaladores. Las emboscadas a escena si se quiere aprovechar un recorrido muy sinuoso, con 5 puertos, el más temido el de Peña Negra (1a), donde el líder tendrá que aguantar los últimos ataques.

El fin de fiesta se vivirá en Madrid el 15 de septiembre, con paseo de homenaje al vencedor entre Fuenlabrada y Madrid. - Efe

noticias de noticiasdenavarra