Valverde: “no esperaba el podio”

protagonistas el murciano, “encantadísimo” con su segundo puesto, y roglic “espera” para sonreír

10.02.2020 | 03:10
Roglic celebra su liderato en la general.

ávila - Alejandro Valverde confesó que acabó "encantadísimo con el podio" logrado en etapa de ayer. "Es algo que ni mucho menos esperaba. Ganar alguna etapa sí que lo veía, pero con un segundo puesto no soñaba ni de lejos. Así que fenomenal. Estoy encantadísimo por este podio porque ni mucho menos lo esperaba", dijo. Valverde desveló que tuvo problemas de "referencias" en la etapa y que fue "el público" que estaba a los lados de la carretera los que le informaban de que tenía que apretar.

"No tenía referencias, no oía nada y no sabía nada, se me ha debido cambiar la emisora y le he preguntado a Ion Izagirre. Ha sido el publico el me decía que estaba a dos minutos y que tenía que ir a tope y al final he ido a tope a tope hasta arriba", aseguró. En ese sentido, reconoció que en "algún momento" llegó "a pensar" en que peligraba el segundo puesto, que al final ha mantenido por solo 22 segundos tras el ataque del vencedor de la etapa y tercero al final. Un Tadej Pogacar que "atacó en el puerto (el de Peña Negra) y se fue muy fuerte". Sobre las declaraciones del sábado en las que Miguel Ángel López criticó a Movistar y a él personalmente, Valverde dijo que "en ningún momento" ha "faltado al respeto" al colombiano y que no le convencen demasiado las "disculpas" de Supermán ayer.

La etapa de ayer dejó a Primoz Roglic como virtual ganador de la Vuelta, pero él prefiere seguir mostrando su felicidad en "sitios secretos" hasta que suba al podio de Madrid. "Queda poco para poder sonreír abiertamente. Hasta hoy sonreía en sitios secretos, pero ahora el sentimiento es muy bonito, pensando que ya no quedan puertos. Estamos a un día de Madrid, y mañana sonreiré más", dijo Roglic en la cima de Gredos.

El balance que hizo el ciclista esloveno fue el referido a "20 días de locura, con muchas etapas de gran dureza, y cada día con más intensidad". Saltador de esquí hasta 2012, Roglic, de 29 años, empezó a competir en 2013. Desde entonces la evolución ha sido imparable. "Han pasado muchas cosas, entre otras cambié los esquís por la bici, me hice amateur, y ahora corro con los mejores, Ha sido una gran evolución".