Tour 2020

Carapaz y 'Kwiato', un gesto con pasado navarro

El ecuatoriano ya cedió el triunfo dos veces en su etapa en el Lizarte

19.09.2020 | 01:17
Carapaz (i) y Kwiatkowski. Y Carapaz en Lizarte

pamplona – Richard Carapaz y Michal Kwiatkowski cruzaron abrazados la línea de meta en la 18ª etapa del Tour, con final en La Roche sur Foron. Los dos protagonistas de este bonito gesto tienen pasado navarro. Richard Carapaz se formó en el Lizarte –donde ya cedió el triunfo de etapa en dos ocasiones– y Kwiatkowski creció en Caja Rural.

El ecuatoriano llegó a Lizarte en 2016 y, en la primera carrera que disputó con el club, le dejó el triunfo a un compañero en Durango. Una escena que repitió en la Clásica Ciudad de Torredonjimeno en la Copa de España sub-23, donde el trinfo final fue para su compañero Héctor Carretero.

El equipo Lizarte se hizo eco de estos gestos ayer en las redes sociales. "No teníamos ninguna duda de que Richard le cedería el triunfo a Kwiatkowski. Ya lo hizo en su primera carrera con nuestros colores, allá por 2016 en Durango. Un orgullo haber tenido en nuestras filas a un ciclista y a una persona como él". Después de crecer en Lizarte, Carapaz dio el salto a Movistar en 2017 y se convirtió en el primer ciclista colombiano en competir en el World Tour.

Kwiatkowski, ganador de la 19ª etapa del Tour por delante de Carapaz, también tiene una estrecha relación con Navarra. En este caso, el polaco se formó una temporada en Caja Rural. En 2010, el equipo navarro se hizo con los servicios del polaco, cedido por el Caisse d'Epargne. En Caja Rural, Kwiato llegó a debutar en profesionales. El polaco tan solo estuvo una temporada en el conjunto navarro, pero le sirvió para madurar tanto personal como deportivamente. Al año siguiente, Kwiatkowski fichó por el RadioShack. En 2016, llegó al Sky procedente del Quick Step, donde ya había conseguido victorias de prestigio como la Strade Bianche o la Amstel Gold Race.

Los caminos de Carapaz y Kwiato se han juntado este año en el Ineos con la llegada del ecuatoriano al equipo. Pese a llevar muy poco tiempo juntos, el gesto del jueves en el Tour demuestra la buena relación que hay entre ambos. Dos corredores que dieron una auténtica exhibición para vencer con solvencia en la durísima etapa alpina del jueves.

Carapaz está siendo una de las piezas clave del equipo tras el abandono de Egan Bernal, líder del Ineos y vigente campeón del Tour. Carapaz ha buscado con insistencia la victoria de etapa en este Tour y la ha rozado en varias ocasiones. Sin embargo, el ecuatoriano no quiso disputarle la etapa al polaco como gesto por la gran labor que hace como gregario. Un gesto noble y que Carapaz ya había hecho dos veces en Lizarte. Pura conexión entre ciclistas criados en Navarra.