Primera División de Fútbol Sala

Reencuentro con el triunfo

Un gran Osasuna Magna consiguió con sufrimiento los ansiados tres puntos ante un Jaén que no puso las cosas nada fáciles

21.02.2021 | 00:45
Los jugadores de Osasuna Magna, celebrando su victoria y dedicándosela a los lesionados. Foto: @CDXOTA

Jaén2

Osasuna Magna3

jaénGozi, Attos, Mauricio, Bingyoba, Felipe Mancha. También jugaron: Michel, Carlitos, Alan Brandi, Piqueras, Mithyue, Antonio, Campoy.

osasuna magnaAsier, Bynho, Martil, Fabinho, Tony. También jugaron: Mancuso, Juninho, Wanderson, D. Zurdo, César.

Goles 0-1, m.8: Mancuso. 1-1, m.8: Michel. 1-2, m.21: Juninho. 2-2, m.21: Mithyue. 2-3, m.29: Fabinho.

Árbitros Martinez Segovia y Munez Carpintero

Tarjetas amarillas: Piqueras, Mauricio, Michel; Zurdo, Juninho.

Pabellón La Salobreja.

Osasuna Magna consiguió por fin la ansiada victoria que tanto se le estaba resistiendo. No fue fácil, tocó sufrir hasta el pitido final ante un Jaén Paraíso Interior al que los de Imanol Arregui, tras el triunfo de ayer, superan en la tabla clasificatoria.

El de ayer fue un encuentro disputado de principio a fin, aunque salieron algo mejor los navarros, que durante la primera mitad dispusieron de más ocasiones que su rival. Eso sí, las primeras fueron para los andaluces, que en botas de Bingyoba puso a prueba a Asier en dos ocasiones ya en los primeros minutos de choque.

El primer aviso llegaba en un balón largo que obligaba a Gozi a salir fuera del área para despejar el balón, y justo en la siguiente ocasión, en el minuto 8, Mancuso adelantaba a los de Imanol Arregui. Pero la alegría iba a durar poco en las filas navarras, ya que en la siguiente acción Michel, de remate cruzado, igualaba de nuevo el electrónico.

El acoso y derribo de los de Arregui se materializó en el inicio de la segunda mitad, con el tempranero gol de Juninho. Aunque una vez más, respondía de inmediato el equipo local. En el 29, cuando más apretaban los andaluces, era Osasuna el que volvía a adelantarse, esta vez en un remate de Fabinho.

No se repitió la réplica de los locales, que lo intentaron todo de ahí hasta el pitido final. Osasuna defendió con uñas y dientes y consiguió aguantar su ventaja en el luminoso para sumar un triunfo vital.

Noticias relacionadas