Willian José delantero de la real

Willian José: “Aunque me aleje de la selección, no me importa sacrificarme para jugar con la Real”

Orgullo. Esa palabra que tanto repite a lo largo de la entrevista, es el término que te hace sentir Willian José cuando habla de la Real y de lo que representa para él su afición

07.02.2020 | 14:14
Willian José

donostia - Lo primero la actualidad. El Celta, primer rival copero.

-A mí me gustan más los equipos difíciles porque con los más flojos sufrimos muchísimo. El Celta es un conjunto fuerte, que juega muy bien al fútbol y es un rival contra el que lo vamos a tener que hacer todo bien para ganar.

La vuelta en Anoeta, con la grada más cerca... Igual cambia algo.

-Ahora Anoeta está muy bonito. Teníamos ganas de jugar con la afición más cerca de nosotros. Seguro que este año nos va a estar apoyando como siempre.

¿Se toman la Copa en serio?

-Sí. Es una competición en la que en años anteriores hemos conseguido hacer buenos partidos, como contra el Barça. Pero también es difícil porque son dos partidos y no puedes tener muchos fallos o acabas eliminado. Tenemos que trabajar duro para llegar lo más lejos posible.

¿Cómo se encuentra?

-Bien. Las últimas semanas han sido duras. Quería jugar, no me dolía, pero estaba como trabado. Hablé con el míster para hacer un trabajo distinto a los demás compañeros para volver lo antes posible sin dolor.

Volvió ante el Rayo, pero frente al Valencia se le vio fuera de forma.

-Contra el Rayo, en 20 minutos, no noté nada. Ante el Valencia me sentía trabado, no conseguía hacer muchos movimientos. Fue un partido difícil. Además fallé el penalti? Estas cosas pasan. Tengo que seguir adelante.

Y se perdió todo un derbi.

-Me hubiera gustado jugar, claro. Pero el equipo que salió jugó muy bien y consiguió una victoria muy importante. Tenía muchas ganas, estaba discutiendo incluso con la afición del Athletic durante el choque. La verdad es que fue un buen partido. No estaba contento de estar en el banquillo pero volví muy feliz por la victoria, que fue muy importante para nosotros.

¿Se picó con la grada?

-Sí. Cuando metimos el primer gol lo celebramos mucho y cuando lograron el empate, la afición se puso como loca contra nosotros. Pero luego conseguimos el segundo y el tercero, y ya estaba bastante más calmada. Fue un partido muy bueno. Hicimos todo perfecto para conseguir una victoria muy importante contra un rival que creo que va a andar bien este año.

¿Sabía que no iba a jugar?

-Sí, porque un día antes ya había hablado con Garitano y le había dicho que no me sentía bien para jugar. Preferí descansar para el siguiente partido y estar en plenas condiciones.

Por su mérito, la victoria acabó siendo inolvidable.

-Fue un triunfo fenomenal para nosotros, con nueve jugadores de la cantera. Mucha gente no lo esperaba, pero conseguimos hacer un buen partido. Entraron Jon Bautista o Luca, que hicieron muy buen partido, y conseguimos una victoria muy importante para seguir adelante en la Liga.

A usted no le sorprendió demasiado que jugaran y brillaran nueve canteranos.

-No me sorprende porque son jugadores que tienen muchísima calidad, pero siempre es difícil. Aquí la filosofía del club son los jugadores de la cantera. Todos están haciendo un gran trabajo. Oyarzabal y Zubeldia siempre van en la sub'21. Kevin, con Portugal. Jon Bautista y Luca con Euskadi. Están haciendo un gran trabajo y es bueno porque este año es muy complicado, con muchos partidos, y nos van a ayudar bastante.

¿Le sorprende que no se destaque tanto al vivero de Zubieta?

-Me extraña porque es difícil. Son pocos los equipos que tienen muchísimos jugadores de la cantera. El Athletic, por ejemplo, jugó contra nosotros con cuatro o cinco. El filial también ha ganado al Athletic. Aquí se está haciendo un trabajo fundamental para que los jóvenes que llegan puedan jugar.

El comienzo de la era Garitano no está siendo nada sencillo.

-Es normal. Cada entrenador tiene su filosofía de entrenar, de jugar? Nosotros teníamos una idea de cómo jugaba el Leganés con Garitano. En pretemporada sufrimos mucho, nos costó, y casi no ganamos ningún amistoso, pero ahora ya tenemos la idea clara de cómo a Asier le gusta que juguemos.

En el entorno se percibían dudas.

-Al principio sí, es normal. Nos gusta el toque de balón, jugarlo y todo eso, y nosotros estábamos encantados con ese juego. Pero tenemos que acostumbrarnos a lo que quiere el entrenador. Debemos hacer el trabajo lo mejor posible para dar alegrías a la afición.

Usted fue uno de los que habló con el entrenador sobre el estilo.

-Garitano es un entrenador que habla mucho con nosotros. En pretemporada, en un amistoso, tras un partido que perdimos contra el Zaragoza, tuvimos un 25% de posesión de balón, le dijimos que no podíamos jugar así. Que sufríamos. Pero poco a poco, en los entrenamientos, hemos conseguido entender lo que quiere para nosotros.

¿Cómo es su relación con él?

-Cada uno tiene su idea y él no va a cambiar la suya de un día para otro. Yo le dije que nosotros estábamos sufriendo, pero ahora ya estamos tocando más balón que al principio y esperaremos no sufrir tanto como en pretemporada. La Liga ha empezado bien, aunque todavía no hayamos conseguido la victoria en casa. Tenemos muchas ganas de lograrlo ante el Girona por la afición.

Usted decía que tenía alma centrocampista, pero ahora le piden que no retrase tanto su posición.

-Yo estaba acostumbrado al estilo de Eusebio. Garitano prefiere que esté más arriba y me ha costado, pero poco a poco ahí voy. La lesión me ha frenado un poco, pero ahora tenemos el partido el lunes contra un rival difícil, con jugadores buenos y queremos conseguir el triunfo.

Eusebio fue importante para usted.

-No tuve la oportunidad de agradecérselo todavía, pero el lunes lo haré. Para mí ha sido importante porque vine de Las Palmas y él confió en mi trabajo. Solo tengo que agradecerle que me ayudara en todo aquí cuando llegué, porque no es fácil, Llegué el primer año de Las Palmas, jugué bien y él me ayudó bastante.

Moyá dice que Garitano le recuerda a Simeone. ¿Y a usted?

-Creo que por la forma suya de sufrir en los partidos, de defender mucho? Nosotros nos tenemos que acostumbrar a sufrir para luego conseguir los puntos. Moyá dijo esto de Garitano por su forma de defender, parecido a Simeone. Es un buen entrenador. A mí me gusta mucho su forma de entrenar.

¿Cree que tienen peor equipo este año que el pasado?

-No. Es verdad que han salido jugadores importantes como Xabi Prieto, Canales, Agirretxe? Fue una pena que Imanol se fuera así, por una lesión y con 31 años, pero ha sido un jugador que estaba siempre en el día a día con nosotros y nos ayudaba mucho. Creo que este año Jon Bautista ha empezado bien, con más continuidad y le están saliendo las cosas bien. También han llegado jugadores como Luca, Merino, Theo? Son futbolistas de calidad y tenemos equipo para conseguir cosas grandes este año.

¿Esperaba más fichajes?

-Estoy acostumbrado. Cuando llegué aquí solo me habían contratado a mí y a Juanmi. El año pasado lo mismo y este también. Pero tenemos un equipo muy bueno y con los jugadores del filial podemos mirar hacia arriba.

El ambiente en el vestuario sigue siendo la clave para este club.

-La verdad es que son pocos los equipos que tienen un vestuario como el nuestro, con muchos jugadores jóvenes y con las bromas de los que tienen más experiencia. Tenemos un buenísimo ambiente. Los jugadores que vienen de otros equipos dicen que aquí el vestuario es diferente. La amistad que tenemos aquí dentro es importante para conseguir la victoria. Estamos todos juntos y cuando uno falla nos mantenemos unidos, como lo que pasó con Gero (Rulli) en el partido contra el Rayo. Nosotros sabemos de su calidad y tenemos que apoyarle porque nos ha dado bastante y tenemos que ayudarle para que vuelva a su mejor versión.

¿Lucharán por volver a Europa?

-Seguro que sí. No estamos todavía al 100%, faltan cosas que tenemos que mejorar, pero seguro que vamos a pelear por Europa o la Champions.

Vuelve la competencia arriba. ¿Con qué se queda de Bautista?

-Con su remate de cabeza.

¿De Juanmi?

-Su capacidad para correr al espacio.

¿De Sandro?

-Su golpeo. Tiene un toque que si te da un balonazo estás un año de baja. Le pega de maravilla.

¿De Oyarzabal?

-Es un jugador que tiene muchísima calidad. No te puedo decir una sola cosa. Es un futbolista grande, con velocidad y esa forma tan buena que tiene de conducir el balón.

¿De Januzaj?

-Con su magia. No sabes lo que va a hacer cuando tiene el balón en el pie. Ya ha empezado a entrenar con nosotros y cuando vuelva seguro que lo vamos a notar bastante.

La mejor noticia del verano ha sido la continuidad de Oyarzabal y la suya pese a tener ofertas.

-Sí. Yo siempre he dicho que la Real ha apostado por mí y solo tengo que agradecerle. Este año tuve dos ofertas oficiales de la Premier, pero nunca dije que quería salir de aquí. Claro que el dinero era mucho mejor allí, pero cuando tú estás a gusto en un sitio, tranquilo, a tu familia le gusta? No tienes por qué cambiar. Solo tengo que agradecer a la Real que esté apostando por mí y permitiéndome que mejore cada día.

Dicen que Lopetegui le quería para el Madrid.

-Me llegó algo. El entrenador me quería pero el presidente prefería a Mariano. Yo siempre he estado tranquilo, porque aquí estoy bien y espero seguir así por muchos años.

Pero imagino que el Madrid es especial para usted.

-Solo siento orgullo. Agradezco mucho a la gente de allí. Pero lo que pasó ya está y ahora quiero hacer mi trabajo aquí bien para que pueda poner a la Real en un sitio mejor.

En Brasil qué le dicen cuando explica que prefiere quedarse en la Real pese a tener ofertas mejores.

-No tengo que explicarles nada. Con la felicidad que tengo aquí me basta. Cuando estás a gusto en un sitio es lo mejor. Me siento bien con la gente. Yo llegué aquí, salía a todos los sitios y no me conocía nadie. Ahora vaya a donde vaya la gente habla y se saca fotos conmigo. Eso es un motivo de orgullo para mí. A la gente le gusta mi trabajo y entonces solo tengo que seguir trabajando cada día para dar alegría a esa gente.

Los niños de la Real le idolatran.

-Es increíble, aquí los niños de dos o tres años ya me conocen. En Brasil no, como es muy grande no saben quién eres. Aquí saben dónde y de qué juegas y es una alegría muy grande.

¿Qué siente cuando Anoeta entona el conocido 'Willy, Willy'?

-Es una emoción muy grande para mí. También en los entrenamientos cuando gritan mi nombre. Me hace repasar toda mi vida, porque salir de casa fue un sufrimiento para mí. Lo pasé mal para llegar aquí y ahora tengo que agradecer a todos y seguir trabajando para tener más niños con mi nombre en sus camisetas y que estén contentos con mi trabajo.

Le falta festejar un gol con su nueva grada...

-No he tenido la oportunidad todavía, pero quedan muchos partidos para poder celebrar un gol con Anoeta.

Sigue con el 12 en la espalda, ¿El 9 para cuando?

-Cuando Agirretxe se retiró, hablé con Roberto Olabe, porque para mí lucir el 9 es una satisfacción muy grande. Llevar la camiseta de Agirretxe sería un orgullo y satisfacción para mí, porque es un ídolo para toda la gente de aquí, para los jugadores jóvenes de Zubieta. Espero tenerlo la próxima temporada y hacer las cosas tan bien como las ha hecho Agirretxe y seguir marcando muchos goles.

¿Se identifica con la forma de vivir aquí? Porque no es muy brasileño.

-Yo ya estoy acostumbrado a todo. En Zaragoza lo pasé mal, porque acababa de llegar y hacía mucho frío. Pero para mí supuso un aprendizaje muy grande. Mi adaptación aquí fue más tranquila, porque ya estaba acostumbrado. También sabía lo que me esperaba ya que muchos me avisaron del frío y la lluvia.

¿En qué momento se dio cuenta de que había dado en el clavo con la Real?

-Cuando estaba en Las Palmas estuvimos entrenando en Zubieta antes de jugar en Anoeta y yo ya le pregunté a Javi Garrido muchas cosas sobre el club y la ciudad, pese a que todavía no sabía nada de que quisiera ficharme. Con todos mis respetos, creo que en Las Palmas no teníamos todo esto. La Real es un club ideal, que te permite centrarte solo en hacer tu trabajo bien. También me quedé con el apoyo de la afición a su equipo en Anoeta y me gustó mucho.

Tres años, tres contratos? Willian también debe dar mucho a la Real.

-Sé que no es fácil. Para mí es un motivo de mucho orgullo. Ahora tengo seis años de contrato y quién sabe si en este periodo firmaré otro nuevo y colgaré las botas aquí. La ciudad, su gente y el club, que está creciendo cada día, me gustan mucho. Como el equipo con los jugadores del filial y de la cantera. Voy a seguir para intentar estar ocho años más aquí.

De la Bella dijo que regresaría para vivir aquí. ¿Usted también lo piensa?

-No voy a volver a jugar en Brasil, no me apetece. Salí muy pronto de casa, cuando tenía solo 15 años. Era muy joven y no pude disfrutar mucho de mi padre. Cuando me fui era un niño y no salía ni de casa. Cuando cuelgue las botas la verdad es que me gustaría volver a Brasil para estar cerca de mi padre y aprovechar su compañía lo máximo posible.

Algunos se pueden tomar el quedarse aquí como una falta de ambición.

-No, yo la tengo en la Real. Todos tenemos que sentir ambición. Si no la sientes, ¿qué vas a hacer en tu carrera? Debemos pensar en grande, en clasificarnos para la Champions o la Europa League. Aunque haya muchos equipos importantes en la Liga, nosotros debemos pensar en positivo. Así seguro que la gente está mucho más contenta y más cerca de nosotros. Tenemos que dar lo máximo para conseguirlo.

Usted es de los pocos que siempre habla de volver a la Champions...

-Sí, yo creo que es el sueño de todos los jugadores participar en una competición así. Sé que la Real la jugó hace unos años. Ahora lo que tenemos que hacer es pensar igual. Todos sabemos que es muy difícil clasificarnos, pero vamos a darlo todo en cada encuentro para estar entre los cinco o seis primeros. Tenemos que estar ahí.

¿Cree que estar en la Real le acercó o le alejó del Mundial?

-Sinceramente, yo creo que me alejó un poco. En Brasil hay muchos jugadores buenos y hay muchos que están disputando la Champions. Muchas veces la camiseta pesa mucho. Yo he marcado 20 goles en 40 partidos y no fui. No me importa sacrificarme por la Real aunque me aleje de la selección. Siempre he dicho que la selección es una consecuencia de lo que haga en mi club. Si tengo la oportunidad de volver a ir, acudiré encantado, pero mi intención es hacer bien mi trabajo aquí y ayudar a mis compañeros para estar bien.

El seleccionador, cuando habló de la posibilidad de ir con España, también era Lopetegui.

-Los que hablaron conmigo para decirme que me quería llevar a la selección fueron Loren y el presidente. El problema es que no tenía los papeles. Luego surgió la posibilidad de jugar con Brasil y el tema se quedó ahí. Tanto si voy, como si quedo, voy a estar bien y tranquilo.

Muchos no se dan cuenta de que va a cumplir pronto 27 años. Dicen que es la edad perfecta.

-Sí, la ideal. Todavía me quedan unos ocho años más de carrera. Me siento más maduro. En cada partido aprendes y cuando van pasando los años tienes más experiencia y lo notas.

¿Puede superar los 20 goles?

-Claro que sí, aunque es cierto que este año vamos a tener menos partidos, al no competir en Europa. Ojalá que no tenga más lesiones para superar o igualar esa cifra.

Bueno, su comienzo está siendo complicado, pero ya lleva tres goles y ha fallado un penalti.

-Sí, he jugado en cinco partidos, cuatro como titular y el del Rayo, en el que entré en la segunda parte. Estoy muy contento. En realidad había empezado muy bien, hasta la lesión del penalti en Eibar. Sé que tengo que seguir adelante, porque la temporada es muy larga.

Los datos dicen que es el mejor cabeceador de la Liga.

-En este sentido sí que estoy contento, porque yo no solía marcar muchos goles de cabeza. He mejorado muchísimo en los dos últimos años. Creo recordar que en Las Palmas solo marqué un tanto así y fue en Anoeta contra la Real. Ojalá este año pueda anotar de cualquier manera para ayudar a mi equipo.

¿Cómo ha logrado mejorar?

-La Real es un equipo que suele poner muchos centros al área desde la banda. Mi obligación es estar bien posicionado, intuir hacia dónde van los centrales para rematar sin demasiada oposición o solo. Está claro que todo no lo vas a poder cabecear, aunque cuando tenga una oportunidad deba marcar. Yo siempre intento cabecear picando el balón, porque es más difícil para los porteros. Este año ya he logrado uno ante el Rayo, pero quiero marcar muchos más.

¿Se fija mucho en otros delanteros?

-Sí, eso siempre. En Brasil, por ejemplo, me fijaba mucho en Luis Fabiano, con el que jugué en el Sao Paulo. Me quedaba con sus movimientos en los entrenamientos. Fue fundamental para mí para que fuese mejorando.

¿Y ahora qué necesita mejorar?

-Con mi altura tenía que mejorar mi remate de cabeza y lo hice. Ahora me toca progresar en lo que es correr al espacio. Aunque este no era nuestro estilo de juego, ya que siempre hacían eso Juanmi o Vela y yo iba al área. Mi misión es marcar goles.

Para eso tiene que ganar en velocidad y les controlan mucho el peso.

-Sí, nos pesan una vez al día, cuando llegamos. Peso menos que el que era mi peso normal. Este verano llegué sin muchos kilos de más, solo dos, no fue como el año anterior.

Con multas incluidas, ¿no?

-Sí, el que se pase, multa. Aunque solo al principio, ahora está más tranquilo. Lo entiendo, los jugadores deben estar en forma para rendir bien.

Es de los delanteros que se comen la cabeza cuando falla ocasiones.

-La verdad es que sí. No me gusta fallar ocasiones. El del Valencia, tras no marcar el penalti, fue un día muy difícil para mí. Llegué a casa cabreado. Pero cuando me siento así, me gusta pensar en el siguiente partido, en jugarlo con todas las ganas para intentar hacer muchos goles. Cuando fallo un gol me gustar pensar, no pasa nada, he fallado, pero el siguiente lo marco seguro. Suelo ser positivo.

¿Es muy futbolero?

-Sí, yo veo de todo, pero sobre todo de Brasil. Ahora están en la recta final del campeonato. Desde pequeño soy hincha del Sao Paulo, pero creo que no va a ganar. Estaba líder pero ha bajado bastante en los últimos encuentros y va cuarto. Ha mejorado mucho respecto a años anteriores, en los que estaba fatal.

¿Objetivo de la Real este año?

-Volver a la Europa League.

¿Y el suyo personal?

-Superar los 20 goles del año pasado.