Ainhoa Tirapu capitana del athletic femenino

“Todavía somos un equipo capaz de competir con los primeros clasificados”

Es la gran referencia en el vestuario del equipo de Joseba Agirre. A sus 34 años no piensa en la retirada y rompe una lanza a favor del conjunto rojiblanco

07.02.2020 | 14:30
Ainhoa Tirapu, capitana del Athletic femenino.

Es la gran referencia en el vestuario del equipo de Joseba Agirre. A sus 34 años la navarra no piensa en la retirada.

lezama - Ainhoa Tirapu (Pamplona, 1984) cumple su 14ª temporada como portera bajo el marco del Athletic. El equipo no tuvo un buen inicio liguero, pero comenzó a enderezarlo con su primera victoria, la pasada semana, en el derbi ante la Real Sociedad (2-1), y ayer empató en su visita al Betis (0-0).

¿Costó mucho el primer triunfo?

-Sí. Pero yo cuando vi el calendario ya sabía que iba a costar. Éramos conscientes de que podíamos llegar al derbi muy necesitadas. Lo que me da tranquilidad es ver cómo hemos jugado, excepto el derbi que con balón no estuvimos muy finas, hemos estado bastante bien y luego, aparte, que comparativamente con la temporada pasada en los mismos partidos, en los mismos lugares, vamos igual de puntos. Clavados. La única diferencia es que el año pasado empatamos contra el Atlético en Lezama y perdimos en Huelva y este año ha sido al revés.

¿Qué les dijeron en el vestuario tras el 0-1 con el que se llegó al descanso en el derbi?

-Nada. Que no nos estaba saliendo un buen partido. No estábamos teniendo ritmo con balón, había muchas pérdidas; también es verdad que jugar con esa necesidad es más complicado. Tiró por ahí la cosa. En lo que teníamos que hacer para darle la vuelta al partido.

Tampoco la Real lo estaba bordando como para ganar en Lezama.

-No sufrimos en exceso. Pero sí es verdad que ellas con balón parecían estar más cómodas de lo que estábamos nosotras. Creo que en cuanto a ocasiones, nosotras creamos más peligro. Pero son cosas que pasan en el fútbol. No siempre el que domina crea las ocasiones más claras y al revés.

¿Cree que el equipo tiene recorrido para meterse en el grupo de la zona alta?

-De momento, de lo que he visto hasta ahora, me gustaría para poder valorar bien ver al Levante, Valencia y algún equipo que han hechos fuertes apuestas, pero por lo que veo en televisión y demás creo que todavía tenemos recorrido y podemos estar bastante más arriba. Obviamente. Pero no sé si podremos repetir la tercera plaza del año pasado que fue muy buena o por lo menos pelear por ella, creo que sí.

¿También ven ese crecimiento de la calidad en la Liga Iberdrola?

-Al final se están haciendo más fichajes. En cuanto entrase el dinero se sabía que iba a pasar esto. Empiezan a llegar más patrocinadores, la Liga está invirtiendo entre los clubes de su asociación, esos clubes reciben más dinero y al final acabamos teniendo una Liga con 91 extranjeras. Un tercio de las jugadoras son extranjeras. Está claro que para nosotras va a ser más difícil. Habrá que limitar también eso de alguna manera. De momento no hay cupo de extracomunitarias en nuestra liga, con lo cual tenemos que competir con eso.

No se quiere parecer al fútbol masculino pero?

-Al final se convertirá en una competición más profesional, eso implica que para el Athletic será más difícil. Nosotras celebramos la última Liga sabiendo lo que venía. Porque ya se intuía. Vernos en otra de esas va a ser complicado. Vamos a depender de una muy buena camada, circunstancias adecuadas y demás. Poco a poco tendremos que ir adaptándonos a la competición. Pero viendo la temporada pasada que hicimos tampoco soy muy catastrófica en ese sentido. Todavía somos un equipo capaz de competir con los de arriba.

Es muy raro que usted se haya lesionado.

-Es verdad. No estoy muy acostumbrada a no estar disponible. Es la primera lesión muscular que he tenido en mi carrera. Algo un poco raro para mí.

Y para Andere, que tuvo que coger la titularidad.

-Ella siempre aprieta, esperando su oportunidad y la verdad es que se merecía disfrutar en el campo. Porque es una tía que curra de diez y a mí me hace ser mejor con su trabajo. En ese sentido mal, porque me lesioné, pero me alegré porque es mi amiga y merecía la oportunidad que le llegaba. Y lo de lesionarme, raro, raro. Tengo achaques de la edad, pero lo que es perderme un partido no me había ocurrido.

Con 34 años y portera, no se planteará aún su retirada...

-De momento voy por motivación. Seguir porque sí, tampoco. Necesito estar motivada con lo que hago y tener ganas de darlo todo. Si no, no me sentiría a gusto conmigo misma. Estar al cien por cien en todo lo que hago con mi vida. En el momento que vea que esa motivación desaparece o que estoy pensando más en otras cosas será la hora de dejarlo, más que por lo físico, por lo mental.

Entonces habrá que hacerle sitio en Lezama, tras sus 14 años.

-A futuro, no sé. Yo voy formándome como entrenadora. Saqué nivel uno y también el de porteros básico. Pero el tema tampoco me agobia ahora. Tengo un trabajo en caso de? y ahora no es tiempo para pensar en ello. Es una opción bonita, luego las circunstancias y no es tan fácil. Somos muchas jugadoras y pocos puestos.