Fernando Cabero delegado de la afe en navarra

“El gran problema en Tercera son las lesiones de jugadores que les obligan a coger la baja”

El Corellano recibió la semana pasada la visita de Fernando Cabero, delegado de la AFE. Ya son un buen puñado los equipos navarros los que tienen su respaldo

07.02.2020 | 16:11
La plantilla del Corellano posa con Fernando Cabero (en el centro, de gris).

El Corellano recibió la semana pasada la visita de Fernando Cabero, delegado de la AFE. Ya son un buen puñado los equipos navarros los que tienen su respaldo.

pamplona - Fernando Cabero (Pamplona, 08-08-1984) ha estado ligado al mundo del fútbol toda la vida. Con 12 años de experiencia en Segunda B y 3 en Tercera División, ha pasado por equipos como el Leganés, la Peña Sport o el Mirandés, pero también le ha dado tiempo a vivir una experiencia en el extranjero. Cabero vivió en sus carnes una de las caras más duras del fútbol, pues tuvo problemas con algún club para cobrar e incluso llegó a sufrir la triada, una de las lesiones más temidas por los deportivas, ya que se ven implicados prácticamente todas las estructuras no óseas de la rodilla, como son el menisco, los ligamentos laterales y los ligamentos cruzados, tanto anterior como posterior. Desde que dejó de practicar fútbol, Cabero pasó a formar parte de la delegación de AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) y se encarga de visitar equipos de la Tercera División de los grupos 15, 3 y 4, los correspondientes a Navarra, Cantabria y País Vasco, respectivamente. Equipos como el Corellano, el Cirbonero o el Beti Onak ya han recibido su visita.

¿Cuál es la función de un delegado de la AFE?

-Nuestra labor es informar a todos los jugadores. En mi caso soy el delegado de la Tercera División en el País Vasco, Navarra y Cantabria y tengo que ir informando a los jugadores de todos los beneficios que tiene la asociación y todo lo que trabajamos por todos los futbolistas. Llevo desde los 17 años afiliado a la AFE, he jugado 12 años en Segunda B, tres en Tercera y al final AFE es la que ha estado ahí apoyándonos cuando hemos tenido momentos complicados. Y esto es lo que intentamos: escuchar a los futbolistas y ayudar en todo lo que podamos.

Y es esto último lo que usted busca en las reuniones que mantiene con los equipos?

-Sí. Les intentas ayudar en todo lo que puedes. AFE no es solo un sindicato para ayudar en los momentos malos, sino que estamos en plena disposición. Cuando el jugador tiene cualquier tipo de problema y necesita informarse para firmar un contrato o lo que sea, le intentas ayudar mediante abogados que tiene AFE para intentar asesorarles y estar con ellos en todo momento. Al final el mundo del fútbol es complicado y sabemos que puedes tener muchos problemas y si al jugador le pueden echar una mano es mejor para él.

¿Se nota alguna diferencia entre los equipos de los grupos a los que va a dar las charlas o les trata a todos por igual?

-En la Tercera hay diferencias porque es una categoría con muchos jugadores que están sin contrato y hay muchos que se dedican al fútbol y a estudiar o trabajar. Lo que estamos intentando es que el fútbol escuche un poco más a este tipo de chavales que son quienes más lo necesitan. No solo a la Tercera División, sino que también al fútbol femenino y a la Segunda División B. Sí que encuentras diferencias en esa cuestión porque hay equipos que tienen más presupuesto, más ayuda económica y que por tanto pueden aspirar a cuotas más altas en la temporada y luego están los equipos que no pueden aspirar a eso y que trabajan igual que los demás.

¿Ha habido aquí en Navarra algún caso de impagos en los últimos años?

-Que yo sepa no ha habido problemas y espero que no los haya y más ahora que yo puedo estar cerca de ellos, que voy a intentar echarles una mano en todo lo que pueda y espero que sigan las cosas bien y que el fútbol navarro llegue a cotas altas.

¿Es usted el único miembro de la delegación navarra o la compone con algún compañero más?

-No. En Tercera División estamos trabajando 8 o 9 compañeros que nos movemos por diferentes comunidades porque en la Tercera División hay muchos grupos y cada uno está en diferentes comunidades. Yo al ser navarro puedo encargarme de Navarra, País Vasco y Cantabria. Cada uno se encarga de una zona y tiene la labor de visitar todos los vestuarios para intentar echarles una mano en todo lo posible y para escucharles, porque este fútbol lo que se merece es que sean escuchados y ayudados.

¿Qué le hizo meterse como delegado de la AFE?

- Como te he dicho antes yo he tenido la suerte de poder dedicarme al fútbol tanto en Segunda B como en Tercera. He estado fuera de casa desde los 18 años y siempre he estado afiliado a AFE. Me afilié a AFE en su día porque antes solo te afiliabas si te dejaba de pagar algún club. Y yo tuve la desgracia de sufrirlo. Yo estuve en Leganés, en Móstoles o en Noja estando sin cobrar y gracias a AFE pude solicitar el cobro y cobré. Luego también me lesioné la triada en la rodilla y AFE estuvo en todo momento a mi lado e incluso me fui al extranjero y AFE estuvo en todo momento conmigo. Y por esa sencilla razón en cuanto me llamaron para echarles una mano yo estaba encantado porque llevo toda mi vida ligado al fútbol y ahora poder seguir estándolo ayudando a mis compañeros o amigos de profesión, es una cosa que me enorgullece y es un trabajo que no dudé en aceptarlo.

¿Tiene la oportunidad también de visitar a equipos femeninos en Navarra?

-En Navarra no he tenido la suerte, aunque me hubiera gustado haberlo hecho. Aunque sí que es verdad que he visitado equipos femeninos en el País Vasco. Yo no soy delegado del fútbol femenino, pero sí que hay otros compañeros que se encargan de ello y seguramente los habrán visitado.

Ha hablado de escuchar a los jugadores, ¿cuál es o cuáles son las mayores preocupaciones que tienen los jugadores?

-La mayoría de los jugadores de Tercera División se sienten un poco desprotegidos, un poco olvidados. Al final los únicos que estamos con ellos y los que les intentamos ayudar somos nosotros desde AFE y muchos de ellos estudian o trabajan al mismo tiempo y si tienen algún problema de lesión pues igual tienen que coger la baja. No están cobrando por jugar al fútbol y tienen que dejar de trabajar porque han tenido una lesión disputando un partido de fútbol o en un entrenamiento. Entonces yo creo que es el problema más gordo del que nos estamos intentando ocupar.