El Real Madrid se da una fiesta en Barcelona

contundente | impone su clara superioridad con una cómoda goleada en el campo del espanyol

08.02.2020 | 16:33
Benzema, clave en Cornellá.

Espanyol2

Real Madrid4

ESPANYOL Diego López; Javi López, Lluís, Mario Hermoso, Dídac (Rosales, min.64); Marc Roca, Darder (Melendo, min.75), Álex López; Sergio García, Leo Baptistao (Piatti, min.67) y Borja Iglesias.

REAL MADRID Courtois; Carvajal, Varane, Ramos (Nacho, min.46), Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric (Marcelo, min.75); Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius (Bale, min.64).

Goles 0-1, min.4: Benzema; 0-2, min.15: Sergio Ramos; 1-2, min.25: Baptistao; 1-3, min.45: Benzema; 1-4, min.67: Bale; 2-4, min.81: Rosales.

Árbitro Gil Manzano (comité extremeño). Expulsó a Varane (min.72). Amonestó a Marc Roca (min.7); Sergio Ramos (min.27), Sergio García (min.34), Carvajal (min.81), Álex López (min.85), Nacho (min.88) y Courtois (min.90).

Estadio RCDE Stadium. 21.215 espectadores.

BARCELONA - El Real Madrid condenó al Espanyol en el RCDE Stadium en quince minutos, al adelantarse con goles de Benzema y Sergio Ramos, cortó de raíz la reacción local con el 1-3 justo antes del descanso y sentenció con una diana de Bale en la reanudación. De nada le sirvió al anfitrión jugar contra diez tras la expulsión de Varane en el 72 ni tampoco el tanto de Rosales en el 81. El triunfo supone el tercero seguido del cuadro blanco en la Liga, mientras que los pericos viven su peor momento: tres puntos de los últimos treinta.

El Real Madrid tardó cuatro minutos en enfriar el RCDE Stadium. Modric encaró la portería contraria y, con metros por delante y sorprendentemente sin oposición de la defensa, decidió probar fortuna contra Diego López. El meta despejó el tiro, pero el rechace acabó en las botas de Benzema y el balón en el fondo de la red. El Espanyol estaba perdido, sin dirección, pausa ni ocasiones. Los goles de Sergio Ramos y de Leo Baptistao animaron la primera parte, a la que le llegó el mazazo del tercer gol, obra de un Benzema desatado.

En la reanudación, los de Solari ya tenían el trabajo hecho. Aún así, el repertorio ofensivo de los blancos se seguía imponiendo en Cornellá. Con este plácido escenario, Solari dio entrada a Bale. El galés no tardó en celebrar su regreso con el cuarto gol. En el minuto 66, el extremo aprovechó un pase de Benzema, que firmó un excelente partido, y lanzó la zurda. Los blanquiazules protestaron por una supuesta falta previa sobre Baptistao que el VAR no detectó.

El Espanyol se sobrepuso pronto. Una carrera de Piatti acabó con una falta en la frontal del área y con Varane expulsado con roja directa por derribar al argentino. El libre directo acabó en la barrera, aunque ahora el Madrid estaba con diez. El ataque local insistía y obtuvo premio, pero no fue suficiente. - Efe