liga de campeones/octavos de final (ida)

Apoteosis del Atleti

superior | desbordó a la juve en una magnífica segunda parte en la que simeone acertó con los cambios

08.02.2020 | 20:30
Godín ‘levita’ después de marcar el 2-0.

Atlético de Madrid2

Juventus0

ATLÉTICO DE MADRID Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl, Thomas (Lemar, m. 60), Rodrigo, Koke (Correa, m. 66); Griezmann y Diego Costa (Morata, m. 58).

JUVENTUS Szczesny; De Sciglio, Bonucci, Chiellini, Álex Sandro; Bentancur, Pjanic (Can, m. 71), Matuidi (Cancelo, m. 84); Dybala (Bernasdeschi, m. 80), Mandzukic y Cristiano Ronaldo.

Goles 1-0, m. 77: Giménez remacha un rechace dentro del área. 2-0, m. 82: Godín remata con la derecha tras un rechace.

Árbitro Felix Zwayer (Alemania). Amonestó a los locales Diego Costa (m. 8), Thomas (46+) y Griezmann (m. 88) y al visitante Alex Sandro (m. 55).

Estadio Wanda Metropolitano; unos 68.000 espectadores. Lleno.

MADRID - Un gran Atlético de Madrid, agigantado ante un desafío enorme, anuló y devoró al Juventus, disparado hacia el duelo de vuelta en Turín por los goles de Giménez y Godín y un sensacional 2-0.

Ganó con indiscutible merecimiento y no recibió ningún tanto en contra: un plan y un desenlace perfecto para un equipo que quiere la Liga de Campeones, que no entiende de favoritos, que fue capaz de dejar en prácticamente nada a un rival de tal talla y a Cristiano Ronaldo.

Y pese al VAR. De estreno en los octavos de final del torneo de los torneos, sin él la ventaja habría sido incluso mayor para el conjunto rojiblanco, frustrado por un tanto anulado a Álvaro Morata, concedido primero por el árbitro, antes de visionar de nuevo la jugada. Ni siquiera eso le hizo decaer. Luego logró los dos goles.

La dirección de Simeone fue decisiva. Al borde de la hora de partido expuso la segunda parte de su plan: Morata por Diego Costa, primero; Lemar por Thomas, después. El objetivo era transformar en el marcador un partido que sobre el terreno era suyo, mejor en cada sector que su adversario, pero sin el gol que marca la diferencia.

Lo logró el Atlético, con un sensacional testarazo de Morata en un estupendo pase de Filipe... Pero lo frustró el VAR. ¿Hubo empujón sobre Chiellini en el remate? Sí. ¿Fue con tanta fuerza como aparentó la caída del central turinés? Ahí reside la duda de un gol que sin VAR habría subido al marcador, que alimentó la polémica de un duelo que ya sin discusión era del Atlético, que insistió e insistió hasta que logró lo que tanto buscaba: el 1-0.

Siete minutos después, cuando una serie de rebotes después de un saque de esquina le quedaron al alcance de Giménez, que se lanzó con el alma para remachar el gol del Atlético, merecido sin duda, para desatar la fiesta en el Metropolitano, agrandada instantes después, cuando Godín, impecable todo el duelo, culminó la apoteosis: el 2-0. - Efe