Tres puntos de oro para el Valladolid

triunfo los de sergio dieron la vuelta al marcador en los últimos cinco minutos

09.02.2020 | 01:00
Arbilla y Guardiola.

Eibar1

Valladolid2

EIBAR Dmitrovic; Peña, Ramis, Arbilla Cote; Orellana, Diop, Jordán (De Blasis, min. 92), Cucurella (Cardona, min. 84) Enrich y Charles (Escalante, min. 70).

VALLADOLID Masip; Moyano (Antoñito, min. 81), K. Olivas, Calero, Nacho; Anuar, Míchel (Enés Unal, min. 60), Rubén Alcaraz; Keko (Verde, min. 65), Sergi Guardiola, Oscar Plano.

Goles 1-0, min. 53, Orellana. 1-1, min. 90, Verde (p.). 1-2, min. 93, Guardiola.

Árbitro Medié Jiménez. Amonestó por el Eibar a Cote y Dmitrovic, y por el Valladolid a Anuar, Alcaraz.

Estadio Ipurua. 4.508 espectadores.

eibar - El Valladolid dio un paso de gigante en su lucha por la permanencia tras vencer en Ipurua en los últimos 5 minutos de encuentro (1-2), después de que el Eibar se hubiese adelantado en el marcador y de que una decisión del VAR volviera a adormilar a los de Mendilibar como ya les pasó en Sevilla.

El partido arrancó con la intensidad esperada por parte de ambos equipos, con mucho balón aéreo y numerosas disputas en el centro del campo. Poco a poco, el Eibar se fue haciendo con las riendas del partido, con posesiones largas y centros al área, al más puro estilo Mendilibar. Pese a todo, la primera ocasión la tuvo Keko en el minuto 10, pero no acertó a rematar bien dentro del área un centro desde la parte izquierda.

Óscar Plano perdonó lo imperdonable en un mano a mano con Dmitrovic que finalizó mal y demostró que, pese a no tener la posesión del balón, los de Sergio seguían muy metidos en el partido. Pero el Eibar devolvió el golpe de forma inmediata, y Jordán remató con intención desde la frontal un balón que se marchó fuera por centímetros.

Así se llegó al descanso, con las espadas en todo lo alto y la sensación de que esperaba una apasionante segunda mitad por jugarse en Ipurua.

Pero la pegada del Eibar en Ipurua es incuestionable, y Orellana se aprovechó de un despiste en la marca de los de Sergio y Orellana no perdonó ante Madip para poner el 1-0 en el marcador de un Ipurua feliz.

Enrich tuvo el segundo en sus botas a falta de 7 minutos para el final y fue tal el golpe moral para los armeros, que los pucelanos marcaron el segundo por mediación de Guardiola, en una buena carrera tras la que batió por bajo a Dmitrovic, dejando helado Ipurua y dando a los suyos una victoria que supo a verdadera gloria. - Efe