“Se llama Reale Arena”

jokin aperribay se mostró exultante e ilusionado con la obra y desmintió rotundamente que esté pensando en dejar la presidencia como se ha rumoreado en los últimos días

10.02.2020 | 02:58
Jokin Aperribay estrecha la mano de Ignacio Mariscal, representante de Reale Seguros.

donostia - Un exultante Jokin Aperribay atendió a los medios en una improvisada rueda de prensa y confirmó que no estaba pensando en dejar la presidencia. El nombre lo tienen claro en Anoeta que se ha impuesto en la negociación: "Se llama Reale Arena. Es un día muy especial, la Real lleva mucho tiempo anhelando un campo de fútbol. Desde los años 70. Vinimos a un campo con pistas de atletismo que nunca quisimos. Nos marcamos dos plazos importantes, el del año pasado y este, que se han cumplido. Hay que estar muy agradecidos a todos los que han ejecutado las obras porque eran dos plazos delicados para construir futuro".

En el club están encantados: "Es un campo bonito, acogedor, agradable, los jugadores estuvieron muy contentos entrenando en él y lo mejor es la historia que todos juntos tenemos que escribir".

Aperribay se quitó mérito pese a que nadie ha peleado tanto como él en este tema: "Nunca he sentido el campo como algo personal sino que me ha tocado. Cuando cerrábamos los ojos no podíamos pensar en una Real competitiva en Europa con pistas de atletismo. La fuerza, las ganas, la pasión es muy difícil de transmitir cuando había 44 metros de distancia a portería, 24-26 metros a banda, era un reto básico para afrontar el futuro. Yo no soy importante. No voy a decir cosas que ni he pensado. No la considero mi obra. No es así. Mucha gente ha trabajado, muchos políticos, muchos años, mucho trabajo, muchas personas. Ni lo pienso ni lo pensaré ni se lo contaré a mis nietos.".

A 48 horas del reestreno, los dirigentes disfrutan después de haberlo dado todo: "Es un día muy bonito. Hemos sudado la camiseta para que el campo suceda. Hemos soñado, hemos hecho un esfuerzo impresionante por pagar el campo? Me ha tocado a mí vivirlo como presidente pero si otro hubiera sido presidente estaríamos en el mismo momento, no es algo especial, lo viviría de igual forma no siendo presidente del club".

33.000 socios La Real va a crecer y ya supera los 33.000 socios: "Somos 33.026 socios entre individuales y corporativos. Para el primer partido queremos que participen todos los clubes convenidos y les hemos pedido que vengan al partido del sábado, a cada uno le hemos dado 25 entradas porque creemos que este campo es de todos. Estamos encantados porque no solo va a crecer la Real sino el fútbol guipuzcoano. A mí sí me parece que es el mejor fichaje que la Real podía realizar. Cuando hablamos de digitalizar no es que los móviles funcionen mejor sino que el conocimiento llegue mejor a las personas, que los jugadores se sientan mejor preparados, que la metodología y la formación esté presente durante toda la vida del jugador? Que el club sea más empático con las personas. Cuando hablamos de futuro creo que tener una casa en la que todos nos sintamos orgullosos, donde podamos ofrecer lo mejor de nosotros mismos, donde los jugadores se sientan arropados y que puedan ofrecer todo lo que han preparado durante la semana, nos puede llevar lejos".

Lo que no ha pasado inadvertido es el juego de palabras del nombre del campo en euskera: "Esperemos que sea para mucho más tiempo que para seis años. Es un nombre que en euskera tiene una acepción muy clara y ojalá el nombre nos acompañe durante mucho tiempo".

Por ahora, prefirió no entrar en detalles definitivos de la inversión blanquiazul: "Cuando se haga la liquidación oportuna explicaremos al detalle. Hoy estamos al principio del final de la obra. Queda todo el zócalo de la tribuna principal y la parte de vestuarios. Aunque los vestuarios son una mejora, esperemos que para noviembre o diciembre pueda haber una liquidación y entonces explicaremos toda la cifra".

Para mañana, Aperribay se muestra convencido de lograr los tres puntos ante el líder: "Estoy seguro que vamos a ganar el sábado. Es un partido difícil, el Atlético es un grandísimo equipo, vamos a tratar con todo respeto el partido pero con la máxima ilusión de poder ganarlo".

El presidente recordó a la afición que la remodelación no ha acabado: "La gente tiene que entender que viene a un campo en obras. Casi todos los accesos van a estar abiertos. El que peor va a estar es el de la puerta cero, que es el acceso a palcos, el resto está bien. Van a funcionar muchos de los ascensores, habrá gente informando en las puertas. Que la gente venga con tiempo, porque ha habido 40.000 personas afectadas por las reubicaciones en tres años".

Por último, zanjó el rumor que apunta a su salida: "Que sea mi final depende de que los accionistas te voten o no te voten. Yo me veo con fuerza, no he pensado ni en el principio ni en el final. No voy a mentir ni a hacer comentarios sobre algo que no he pensado. Tengo muchísimas ganas de que la temporada sea magnífica y hay que ponerle mucha pasión a esta temporada, seguir, apretar y continuar adelante. Yo no soy protagonista de nada".