El Cádiz deja escapar vivo al Valencia (1-1)

primera / el cuadro andaluz se adelanta, no sentencia y maxi gómez rescata un punto

05.01.2021 | 00:15
Cheryshev. Foto: EP

Valencia 1

Cádiz 1

VALENCIA Jaume Doménech, Thierry, Diakhaby, Hugo Guillamón, Gayà, Musah (Manu Vallejo, m.64), Carlos Soler, Wass (Rubén Sobrino, m.76), Cheryshev (Alex Blanco, m.64), Gameiro (Kang In Lee, m.25) y Maxi Gómez.

CÁDIZ Ledesma, Isaac Carvajal, Cala, Alcalá, Espino, Álex Fernández (Alberto Perea, m.88), Jonsson, Fali, Jairo (Akapo, m.46), Lozano (Malbasic, m.73) y Negredo (Álvaro Giménez, m.73).

Goles 0-1, m.59: Lozano. 1-1, m.79: Maxi Gómez

Árbitro Medié Jiménez (comité catalán). Amonestó por parte del Valencia a Cheryshev y Guillamón y por el Cádiz a Lozano y Negredo.

Estadio Mestalla.

VALENCIA – El Valencia, con un gol de Maxi Gómez, y el Cádiz, que tomó ventaja gracias al Choco Liozano, empataron en Mestalla en un choque dominado por los locales, pero en el que los andaluces se defendieron con solvencia y supieron, sobre todo al final, crear problemas al contragolpe al conjunto local, que no mejora y sigue en la zona baja de la tabla.

Al equipo de Javi Gracia le costaba llegar con claridad a la meta de Ledesma, mientras que el conjunto gaditano dispuso de un par de ocasiones, aunque no muy claras en el tramo inicial del choque.

Gameiro fue sustituido por lesión por Kang In Lee en el minuto 25. A partir de ese momento, los valencianistas fueron mas profundos, aunque no lo suficiente como para inquietar la meta de Ledesma, que siempre estuvo bien arropado por sus compañeros de retaguardia.

Con las fuerzas parejas, el equipo gaditano creció en la segunda parte y fruto de su mejoría fue el gol de chilena con el que el Choco Lozano abrió el marcador.

El Valencia, obligado a buscar la igualada, metió al Cádiz en su parcela, pero no dispuso de opciones ante un rival muy compacto y que no descartaba cerrar el partido en un contragolpe o en un balón parado y que mandó al poste un balón en el minuto 72 en un remate de Lozano.

Javi Gracia metió a Blanco, Vallejo y Sobrino para encerrar al Cádiz y en uno de sus muchos ataques, un centro de Gayá acabó con un cabezazo de Maxi Gómez que niveló el encuentro.

A partir de ahí, minutos de agobio absoluto ante la meta de Ledesma y contragolpes peligrosos ante la de Doménech que mantuvieron la emoción hasta el último suspiro.