Duelo de los equipos más coperos

Supercopa/ El Barça, con la duda de Messi, se mide a un Athletic pletórico de moral (21.00 horas, '#Vamos')

17.01.2021 | 00:51
Koeman y Marcelino posan con el título

barcelona-Athletic

Barcelona Ter Stegen; Dest o Mingueza, Araujo, Lenglet, Alba; Busquets, De Jong, Pedri; Dembélé, Messi o Braithwaite, Griezmann.

Athletic Unai Simón; Capa, Nuñez, Iñigo Martínez, Balenziaga; De Marcos, Vencedor, Dani García, Muniain; Raúl García, Williams.

ÁrbitroJesús Gil Manzano (Comité Extremeño).

Estadio: La Cartuja (Sevilla).

Hora/tv21.00/Movistar '#Vamos'.

 

Barcelona/Bilbao – Barcelona y Athletic, los equipos más coperos, se miden hoy en Sevilla en la final de la Supercopa, un duelo en el que el estado de Messi puede resultar determinante, y en el que el ahora técnico del equipo vasco, Marcelino García Toral, podrá quitarse la espina de no haber estado en la anterior con un Valencia al que había llevado a la conquista de la Copa del Rey.

Messi ya no pudo jugar en las semifinales contra la Real Sociedad a causa de unas molestias musculares que arrancaron en el último partido liguero de los de Koeman. El argentino viajó ayer a Sevilla, pero todo está pendiente de sus sensaciones.

Con Messi o sin él, el Barça es un equipo totalmente diferente. Con él, su desborde permite opciones a otros jugadores, que se sienten muy cómodos a su lado, especialmente Pedri, y últimamente De Jong; sin él, el trabajo del equipo es más coral y depende de otras circunstancias como los uno contra uno de Dembélé; las llegadas en segunda línea de De Jong o de Pedri; la voluntad de Griezmann; el trabajo de Busquets; la fortaleza de Araujo; y, evidentemente, las acciones de Ter Stegen.

El alemán aupó a los suyos hacia la final. Tuvo intervenciones de mérito ante el Atlético (1-1) y fue determinante en la tanda de penaltis (2-3).

El duelo será el cuarto de Barça y Athletic en una Supercopa (2-1 para los azulgranas) y el 13º en una final. En las nueve coperas, los catalanes ganan con claridad (6-3). Además está el componente Marcelino, quien en mayo de 2019 se sentó en el banquillo del Valencia en la final de Copa para llevarlo a la victoria (2-1 ante el Barça). Tras ser destituido meses después, no pudo estar con el equipo valenciano en la Supercopa 2019.

Curiosamente aquella fue la única victoria de Marcelino al Barça, que en 22 partidos en diferentes competiciones acumula esa victoria, 6 empates y 15 derrotas, la última hace unos días en San Mamés, en su estreno con el Athletic (2-3).

El Athletic llega pletórico de unas semifinales en las que se impuso al Real Madrid de la mano de su nuevo técnico y de los goles del que parecía desaparecido Raúl García.

Una victoria que ha cambiado la cara, y puede que el rumbo, a un equipo que vivía cierta zozobra en unos partidos últimos de Gaizka Garitano, siempre al filo de la destitución. Se produjo el relevo y Marcelino ya se ha hecho con el corazón de buena parte de los aficionados. De eso hace solo once días. Por lo que se ve bien aprovechados por Marcelino, que ha dispuesto un equipo titular con todos los futbolistas de peso en la plantilla en el que busca orden en defensa y verticalidad y gol en ataque.

Ante el éxito obtenido frente al Real Madrid, la única duda para es si el técnico asturiano refrescará con algún cambio el once del jueves. Podría hacerlo con Yeray en el centro de la defensa, Vesga en el medio campo, Berenguer o Morcillo en las bandas y Villalibre en ataque.