El Valencia destituye al navarro Javi Gracia

Salvador González 'Voro' se hará cargo del equipo - Séptimo técnico destituido en lo que va de Liga

03.05.2021 | 12:53
Javi Gracia, durante el partido ante el Barça, el último que ha dirigido con el Valencia.

El Valencia destituyó este lunes al navarro Javi Gracia como entrenador del primer equipo y Salvador González 'Voro' se hará cargo del equipo hasta final de la temporada, informó el club en un comunicado.

A falta de cuatro partidos para que acabe la Liga y doce puntos por disputarse, el equipo tiene 36 puntos, seis más que el antepenúltimo y el penúltimo, que son el Huesca y el Elche respectivamente, ambos con 30 puntos.

En el club valenciano preocupaba la tendencia del conjunto que dirigía Javi Gracia, extécnico, entre otros, de Osasuna, que sólo ha ganado tres de los últimos dieciocho puntos a los que ha optado y que el próximo fin de semana afronta un duelo directo ante el Valladolid, que es cuarto por la cola.

Exjugador, exdelegado y actual 'manager' del primer equipo, Voro se volverá a hacer cargo del equipo como ya ha hecho en numerosas ocasiones en situaciones de dificultad y como ya hizo en el tramo final de la pasada campaña tras la destitución de Albert Celades.


La destitución de Javi Gracia le convierte en el séptimo técnico destituido en lo que va de temporada en La Liga Santander.

El primer cambio se produjo en el Celta, al acabar la novena jornada, cuando Óscar García fue reemplazado por el argentino Eduardo 'Chacho' Coudet.

- Los otros relevos en los banquillos de LaLiga Santander:


Jor. - Entrenador - Equipo - Sustituto

09ª Óscar García - Celta - Eduardo Coudet

17ª Gaizka Garitano - Athletic - Marcelino García Toral

18ª Míchel Sánchez - Huesca - José Rojo 'Pacheta'

18ª Pablo Machín - Alavés - Abelardo Fernández

23ª Jorge Almirón - Elche - Fran Escribá

29ª Abelardo Fernández - Alavés - Javi Calleja


Proyecto fallido


Un total de ocho victorias en Liga, estar más cerca del descenso que de Europa y un paso anodino por la Copa del Rey han provocado un final fallido y anticipado para el proyecto como entrenador del Valencia de Javi Gracia.

Hasta la llamada a Salvador González "Voro" para asumir el cargo a partir de ahora mimetiza la situación de hace un año, aunque en esta ocasión por la circunstancia de que el descenso no está matemáticamente descartado y por la imagen mostrada a lo largo de la temporada.

Gracia llegó el pasado verano, se vio obligado a trabajar sin ningún fichaje para esta campaña, a punto estuvo de dejar la entidad en octubre y ha avanzado a lo largo de estos meses sin apenas interactuar con la cúpula de un club, que no se ha caracterizado por las muestras de confianza hacia el entrenador navarro.

La destitución de Gracia se ha producido, paradójicamente, después de un encuentro perdido ante el Barcelona (2-3) que, sin ser brillante, tampoco se puede incluir entre los más desastrosos de la temporada.

Lo que sí que ha quedado muy lejos de la brillantez ha sido la trayectoria del equipo a lo largo del campeonato, tanto por los resultados como por el juego ofrecidos.

En el capítulo de resultados, las ocho victorias, menos de la cuarta parte del total de partidos disputados, junto a los doce empates y las catorce derrotas, reflejan que el Valencia ha estado muy lejos de mostrarse como un equipo competitivo, a pesar de que en la pretemporada se escucharon voces de que la Liga de Campeones era el objetivo.

Con el paso de las jornadas, el discurso se rebajó a la Liga Europa, pasó a ser el de quedar a mitad de la tabla y finalizó con la esperanza de no descender, riesgo que podría ser real si el Valencia no saca adelante el encuentro del domingo ante el Valladolid en Mestalla.

Al margen de los datos, en lo futbolístico, el Valencia se ha mostrado como un equipo pobre a lo largo del campeonato, incapaz de llevar la iniciativa en la mayoría de los encuentros disputados, y con pocos argumentos a colocar en la parte positiva de la balanza.

Entre ellos se encuentra la innegable honestidad y el compromiso de la plantilla, que se ha entregado al cien por cien en todo momento y la que solo la falta de calidad se le puede reprochar, ya que ha sido los suficientemente intensa como para rescatar en el último suspiro de más de un partido puntos que estaban prácticamente perdidos.

Ese fue el caso de las visitas a Mestalla del Getafe, Villarreal, Celta o Alavés en una campaña en la que el equipo solo ha ganado dos partidos como visitante.

La falta de gol, sobre todo en el caso del uruguayo Maxi Gómez, la de consistencia en el centro del campo y algunos errores defensivos también han lastrado al equipo, que en la Copa del Rey superó, no siempre con facilidadl, al Terrassa, Yeclano y Alcorcón y cayó sin paliativos ante el Sevilla, su primer rival de entidad.

En lo anecdótico, Gracia se va sin haber dirigido un solo partido con público; en lo estadístico lo hace con 38 partidos, 34 de Liga y cuatro de Copa, con once victorias, doce empates y quince derrotas, 53 goles a favor y 57 en contra.
noticias de noticiasdenavarra