Al Ardoi se le escapó la victoria

Un gol en el tramo final del Tropezón puso las tablas en Santa Ana

28.11.2021 | 20:50
Celebración de Madariaga ante el Izarra.

Tropezón 1
Ardoi 1

TROPEZÓN Mario; Entreca, Picón, Pepín, Cote, Álex Díaz, Higuera, Adrián, Mario García, Javi Gutiérrez y Javi Delgado.

ARDOI Julen Itxaso; Garralda, Martínez, Morcillo, Larraza, Omar (Gorka, m.70), Armendariz, Soroa, Alvarito (Pavón, m.80), Joel (Amadoz, m.70) y Madariaga (Olite, m.85).

Goles 0-1, m.29: Joel; 1-1, m.87: Jorge Merino.

Árbitro Figueiredo Comesaña (Gallego). Tarjetas amarillas a Soroa, Madariaga. Tarjeta roja a Picón (2A, 90´).

Estadio Santa Ana.

Valioso y justo empate para un CD Ardoi que supo sacar mucho rédito a su juego en la primera mitad y que después, pese a que el CD Tropezón fue superior, consiguió aguantar hasta casi al final para al menos sumar un punto a domicilio y firmar su cuarta jornada seguida sin conocer la derrota.

El comienzo de partido ya resultó muy igualado todo y que los locales tuvieron más la iniciativa. El once de Íñigo Ardanaz defendía ordenado y cómodo, sin verse agobiado salvó en alguna acción aislada. El primer y en realidad único susto de toda la primera parte lo tuvo rápido, antes de llegar al minuto diez cuando tras una buena jugada colectiva el local Javi Delgado rozó el gol, pero un atento Mikel Larraza se cruzó salvador y sacó el cuero en línea de gol. La otra llegada local no fue tan clara, simplemente un remate picado mal ejecutado por Javi Delgado que se marchó por encima del travesaño.

El primer acercamiento visitante lo creó Alvarito con un disparo sin demasiado peligro pero intencionado, y a la segunda que generó el Ardoi hizo diana. Sucedió después de que Madariaga ganara el costado para servir un buen pase a un Omar que no encontró el marco, pero el rechace lo cazó un afortunado Joel y lo colocó directamente en la escuadra cántabra.

La segunda sería bastante diferente ya que desde el reinicio el equipo del entrenador local José Gómez se mostraría más dominador y, sobre todo, más vertical; lo que creó verdaderos quebraderos de cabeza a una defensa navarra que viviría momentos de mucho apuro.

El Tropezón comenzó encorajinado y ya en el minuto cinco Pepín no era capaz de finalizar entre los tres palos una vistosa y muy peligrosa jugada directa al área. El equipo cántabro se había hecho con el control de la pelota y aunque su ataque no era del todo fino y equilibrado llegaba a área contraria con asiduidad. Al cuarto de hora Picón pudo empatar en un remate de cabeza que se le fue alto con todo a favor y a la media hora a Julen Itxaso se le acumulaba el trabajo, en esta ocasión ante un Javi Gutiérrez que perdonó.

Un bonito gol para instalar un empate final en el marcador que no sería amargo para los navarros, porque en el descuento pudieron perder.

noticias de noticiasdenavarra