El Navarra Arena se pone a punto

visita | la nueva instalación pule sus últimos detalles de cara al estreno del próximo sábado

07.02.2020 | 08:08
Visita al Navarra Arena

La instalación pule sus últimos detalles de cara al estreno del sábado con la final del Masters Codere de pelota.

pamplona - El Navarra Arena continúa con su puesta a punto ultimando los últimos detalles a pocos días vista de lo que será su estreno al público, el próximo sábado con la final del Masters Codere de pelota.

Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio (NICDO) firmó ayer el contrato de explotación del pabellón, y los operarios trabajaban en sus tareas diarias como harán en el día a día. De hecho, ayer tuvieron que montar contrarreloj una pista de atletismo porque hoy se celebrará un evento privado con el aniversario de una empresa que disfrutará de una exhibición de saltos de pértiga.

Entre los últimos elementos que se han incluido en esa pista central se incluyen elementos de oscurecimiento, unas cortinas negras que taparán la luz natural para crear ambiente en los conciertos y demás espectáculos que necesiten más oscuridad, y la parrilla de precuelgue, una de las herramientas más importantes.

Gracias a esta parrilla, los elementos en altura como focos y videomarcadores se podrán bajar hasta pie de pista para manipularlos. Esto reduce los tiempos de montaje y desmontaje, además de disminuir la peligrosidad de los operarios, que no tendrán que trabajar en altura.

En este escenario también se encuentran los palcos. El principal, reservado para las autoridades, estará copado por representantes del Ayuntamiento de Pamplona, Gobierno de Navarra y de la Fundación Miguel Induráin. Éste es el más grande con capacidad para 25 personas.

Los otros 34 palcos serán para empresas. 29 de ellos están vendidos, con una capacidad para hasta 9 personas.

Otra de las novedades será el servicio de restauración, que contará con la gestión de Vicastelar, encargada además del Hotel El Toro, Complejo Castejón y Sendaviva.

Precisamente la final del Masters Codere supondrá una prueba de fuego para este servicio, que dispondrá de una cafetería que funcionará a partir de hoy, barras fijas en el anillo 0 y en el primer piso de rebote y barras móviles en caso de conciertos o eventos multitudinarios. Además, se encargarán del catering de la planta -1, que tendrá capacidad para dar de comer a unas 2.000 personas aproximadamente en ocasiones especiales.