BALONCESTO | LEB PLATA

BNC muestra dos caras y cae en casa

el conjunto dirigido por xabi jiménez no supo aguantar la segunda parte al nivel de la primera

09.02.2020 | 01:49
José Jiménez recibe falta al entrar a canasta.

El conjunto dirigido por Xabi Jiménez no supo aguantar la segunda parte al nivel de la primera.

Basket Navarra62

Alicante80

BASKET NAVARRA Giano, Yárnoz (2), Narros (13), Curcic (4), Sonseca (13) -quinteto inicial-, Jiménez (10), Estévez (6), Marín (5), García (6), Gómez (3), Marzo.

ALICANTE Pitts (8), Jose (11), Díaz (8), Conde (12), Torbjorn -quinteto inicial-, Boubacar (6), Garrido (8), Schmidt (10), Toledo (7), Galán (10).

Parciales 20-17, 20-17, 11-23, 11-23.

Árbitros Pagan Baro y Chiva López. Expulsaron a Narros y Sonseca.

Pabellón Arrosadia ante 1.200 espectadores.

pamplona - A Basket Navarra se le hizo demasiado largo el partido. Los jugadores experimentaron la sensación de que el choque no terminaría nunca. Tras una primera parte de buen juego y alto nivel defensivo de los rojillos, no aguantaron cuando Alicante, líder de la categoría y principal candidato al ascenso directo, pisó el acelerador.

De inicio, el planteamiento de Xabi Jiménez surgió su efecto y los suyos salieron enchufados, mostrando al primer clasificado que, si quería llevarse la victoria de Arrosadia, tendría que sufrir. Durante los dos primeros cuartos, los rojillos marcaron el ritmo y, en conexión con la grada, fueron mandando en el marcador hasta por once puntos.

Sonseca se hizo grande, más si cabe, y guió a sus compañeros con la ayuda del capitán Iñaki Narros. Desde el banquillo, todos aportaban y saltaban a la cancha para sumar en cualquier aspecto.

A la vuelta del intermedio, a Basket Navarra le pasó factura el esfuerzo de los primeros veinte minutos y desconectaron de forma progresiva durante una interminable segunda mitad.

Los locales comenzaron a tomar peores decisiones con y sin balón. La frescura defensiva no era la misma que al inicio, el balón no circuló en ataque y los jugadores pecaron de individualistas.

Alicante supo gestionar los tiempos del partido de forma que, cuando pisó el acelerador, los de casa no pudieron seguirles. En el tercer cuarto, Basket Navarra aguantó como pudo y se fue seis abajo al último periodo, donde no pudieron alcanzar al rival.

Los parciales de la primera parte y los de la segunda coincidieron entre sí. En la primera parte, los navarros calcaron los primeros diez minutos con los segundos y en la segunda mitad, los visitantes les devolvieron el calco con otros dos parciales idénticos.

En definitiva, Basket Navarra mostró dos caras opuestas en el partido de ayer, en el que fue desinflándose tras el descanso.