La charla

El hombre del traje gris

09.02.2020 | 02:32

decía el maestro Sabina que en la posada del fracaso donde no hay consuelo ni ascensor gritaba el hombre del traje gris porque alguien le había robado el mes de abril. Desde luego yo también gritaría si alguien me levanta mi mes, aunque por otro lado jamás envejecería.

Creo que es imposible que no guste el mes de abril, los días son más días y menos noches, las flores son más flores cada día y las sonrisas se asoman a la calle sin miedo a que el frío les mande para casa otra vez. Este fin de semana estaremos ya en mi preciado mes y el color de las cosas habrá empezado a cambiar.

Todos los futboleros sabemos que en este mes el color de la temporada también puede cambiar y empiezan los últimos partidos de las ligas, allá donde todos se juegan el pescado.

A los rojillos de Osasuna les quedan diez partidos para ver el final de una de las mejores temporadas que recuerdo. Las ganas de ascender son locas, pero por otro lado no quisiera que esta temporada acabara nunca por lo que estamos disfrutando.

En Segunda B se va preparando el sprint final y tanto Tudelano como Izarra quieren que el mes de abril les saque definitivamente de los puestos de riesgo. En Tercera tanto por arriba como por abajo está la cosa demasiado junta y nadie de momento tiene nada en su bolsillo.

Solo hay un equipo en Navarra, y quién sabe si en todas las ligas nacionales, que le pueda importar poco que le roben el mes de abril como le pasó al hombre del traje gris. La Peña Azagresa de Autonómica puede conseguir el ansiado ascenso a Tercera División este sábado, una fecha solo reservada para los equipos que hacen una temporada fuera de lo normal. Im-presionante.

Con todo el respeto del mundo al Infanzones de Obanos, los chicos de Rafa Bericat y su cuerpo técnico tienen en su mano dar una alegría al club y a todo un pueblo que la llevan buscando y les puedo asegurar que mereciendo? desde hace años.

Al igual que el hombre del traje gris yo también buscaré en el cajón donde guardo el corazón? aquella camiseta amarilla que seguro que a mí no me han robado.

El autor es técnico deportivo superior