Campeonas de nuevo y con récord de asistencia

rugby la selección, con saioa jaurena y mayka brust, congrega a 9.000 espectadores

09.02.2020 | 02:48
Las jugadoras celebran el nuevo título europeo.

madrid - La selección española de rugby conquistó ayer su séptimo Campeonato de Europa femenino, cuarto de forma consecutiva, gracias a su amplia victoria por 54-0 sobre Países Bajos, tras una final que se ha disputado en Madrid y que ha establecido con 9.000 espectadores -8.900, según datos de la Federación- un nuevo récord de asistencia.

En el Estadio Central de la madrileña Ciudad Universitaria, el XV local hizo disfrutar a un graderío casi abarrotado, con esa nueva plusmarca confirmada por parte de la Federación Española de Rugby (FER) y que batió la cifra anterior de 3.400 espectadores.

Así, las Leonas, con la baztanesa del Boyonnaise Saioa Jaurena en el quince inicial, encauzaron rápidamente el partido con un ensayo de Patricia García y la posterior transformación de ella misma (9-0), lo cual templó el manojo de nervios inicial. Habían pasado 9 minutos con dominio del oval por parte de las discípulas de José Antonio Barrio, que ahí ya dieron un golpe sobre la mesa.

Las neerlandesas apenas salían de su campo y pronto lo pagaron al encajar un segundo ensayo, esta vez por la zona central y no por la banda derecha, de manos de Anna Puig. La omnipresente Patricia García volvió a transformar (14-0) y la única nota negativa fue la lesión en el brazo zurdo de la propia Anna Puig, que vio desde el banquillo cómo Paula Medín ponía tierra de por medio con otro ensayo (19-0).

Se llegó al descanso con esa clara ventaja para España, aderezada además con el anuncio por megafonía de la oficialidad del récord. Era un escenario propicio para que las anfitrionas se desmelenaran, en pos de un segundo tiempo que levantó al público desde el primer momento.

Un jaleado sprint de Ingrid Algar por el costado izquierdo propició el cuarto ensayo, por medio otra vez de Paula Medín. Los referentes del equipo local estaban ya bastante claros y José Antonio Barrio decidió no mover el banquillo en exceso.

Los planes en ataque funcionaban perfectamente y el conjunto visitante no supo cómo replicar, ni tan siquiera cómo frenar el ritmo de las Leonas. Los ensayos se sucedían sin cesar, con honores ahí para la navarra del Bayonnaise Mayka Brust -que salió en el segundo tiempo-, dos veces más para Patri García y otra para Olivia Fresneda, y con pleno de transformaciones que amarraron el triunfo por ese holgado margen. - E.P./D.N.