Adiós a la ‘catedral’

boscos el noáin se proclama campeón en el último partido en salesianos

09.02.2020 | 09:34
Los dos equipos posan juntos en el último partido en Salesianos.

Noáin3

Egüés FP0

NOÁIN Carlos Arróniz, Daniel Astráin, Xabier Asurmendi, Iván Basterra, David Burgui, Joaquín Erice, José Ángel Irure, David Martín, Carlos Palacios, Emiliano Peña, Íñigo Ruiz de Viñaspre, Mikel Seminario, David Terán y Fernando Urzainqui.

EGÜÉS FP Íñigo Álvarez, Martín Azcoiti, Eneko Barandalla, Félix Blach, Txema González, Luis Huarte, Luis Mendoza, Iñaki Muñoz, Pedro Pagola, Federico Pognante, Luciano Pognante, David San Miguel, Pedro Sevilla, Jesús Terrero y Raúl Urbiola. Delegados: José Luis Garde y Daniel Leza.

Árbitro Martín Sanz Moso. Expulsó a David San Miguel.

Estadio Salesianos. Último partido.

pamplona - El Noáin pasará a la historia como el último equipo que ganó la final de la Copa Orbaiceta de pista en la pista de Salesianos de la calle Aralar. El equipo se impuso por 3-0 al Egüés FP e inscribió por primera vez su nombre en la historia de la Copa, que la próxima temporada se jugará ya en las nuevas instalaciones que Salesianos está construyendo en Sarriguren.

Para el Noáin era la segunda vez que disputaba una final, pero nunca había conseguido ganarla hasta ayer, al derrotar a un Egüés FP que cierra la campaña con el buen sabor de boca de haber sido campeón de Liga, pero se quedó sin el doblete copero. Para el Egüés también significó su segunda final, pero ni ayer ni la anterior, que disputó hace tres años ante el Irrin-tzi, pudo ganarla. Tendrá que intentarlo ya en las nuevas instalaciones. Eso sí, es la primera vez en 38 años de historia que el Egüés lograr ganar algo, así que termina contento con el título de Liga a pesar de la derrota de ayer.

Con motivo de la despedida de las instalaciones, el árbitro del partido fue Martín Sanz Moso, el árbitro más veterano en el Trofeo Boscos y coordinador de los árbitros en el torneo.

En una mañana lluviosa, el partido no se decidió hasta la segunda mitad. En la primera parte se adelantó el Noáin y, en la reanudación, los celestes abrieron la ventaja en el marcador al anotar dos goles más, los dos de cabeza, con los que aseguraron su primer título. El Noáin aprovechó en la segunda parte la superioridad numérica, ya que el Egüés jugó con uno menos al ser expulsado uno de sus hombres, lo que le hizo luchar por la igualada en inferioridad. - D.N.