El niño. Mimado

En un mercado en el que los SUV son las indudables estrellas, también hay sitio para los turismos bajos que brillan a gran altura, como el Renault Clio, cuya próxima quinta generación se parece a la cuarta, pero a la que supera en todo.

09.02.2020 | 16:19

digan lo que digan, el Renault Clio es el niño mimado de la casa francesa. Mimado en el buen sentido del término, el peque de la familia al que todos prestan atención y, a la vez, el que sabe ganarse el corazón de todos, tanto en la propia marca como en el resto del mercado. Porque sólo así puede explicarse que, a punto de estrenar su quinta generación, el turismo compacto de Renault, un modelo lanzado al mercado allá por 1990, lleve ya más de 15 millones de unidades comercializadas en todo el mundo, de las cuales un millón han sido vendidas en nuestro país.

Y esta quinta generación no llega para salvar unas cifras en declive, ni mucho menos, ya que este "icono mundial" de la automoción, como lo denomina la propia firma gala, está "en un momento de gran aceptación, con las ventas de su cuarta generación aumentando sistemáticamente desde 2012, año a año, a nivel mundial, europeo y también en el mercado español". Renault explica este incuestionable hecho argumentando que "la clientela ha apostado de manera fiel por el Clio a lo largo del tiempo poniendo el diseño a la cabeza de las razones de compra, por encima del precio u otros criterios. Otra característica histórica del Clio en nuestro país ha sido contar con la edad media más joven del segmento".

Por todo ello, y para seguir cumpliendo con su exitosa tradición, el nuevo Clio se caracteriza "por un diseño muy atractivo -en el que el total de las piezas exteriores son nuevas, aunque mantiene la identidad de su predecesor, pero dotado de mayor modernidad y elegancia-, una nueva plataforma (rebaja el peso en 50 kilogramos y mejora rigidez e insonorización, entre otros aspectos) y un interior completamente renovado donde la calidad, la funcionalidad, el espacio y la ergonomía crean un nuevo estándar en el segmento. Viene acompañado por un nutrido compendio de tecnologías innovadoras, pensadas para ser útiles al conductor y a los ocupantes, con lo último en materia de conectividad -su Smart Cockpit cuenta con cuadro de instrumentos digital y las pantallas de mayor tamaño de la categoría- y con el novedoso sistema de ayuda a la conducción Highway & Traffic Jam Companion, que combina tres mecanismos: regulador de velocidad adaptativo, sistema de parada y arranque automáticos (Stop&Go) y asistente de centrado en la vía, conformando la primera etapa hacia el vehículo autónomo". No sorprende, por tanto, que la próxima gama del Clio haya obtenido las cinco estrellas en los test de choque EuroNCAP, donde ha logrado la nota más alta en protección infantil. A destacar también, dentro de una dotación de equipamiento francamente completa -con elementos reseñables como el freno de aparcamiento eléctrico, las luces exteriores de led para todas las versiones, la cámara de 360 grados, la frenada activa de emergencia con detección de ciclistas y peatones o la regulación Multisense-, sus interminables posibilidades de personalización para los revestimientos interiores, sus ocho ambientes diferentes o las distintas propuestas de iluminación. Y para los más dinámicos, la tentación deportiva llegará de la mano de la nueva versión denominada R.S. Line.

Desde una perspectiva puramente funcional, el nuevo Clio, que reduce su largura en 12 milímetros (mm), conserva sus dimensiones generales, con 4,050 metros de longitud, 1,798 de anchura, 1,440 de altura -8 mm menos- y 2,583 de distancia entres ejes, destacando especialmente su enorme maletero, con 366 litros en las versiones diésel y 391 en las gasolina, que se suman a los 26 litros de los compartimentos portaobjetos interiores; y lo mejor de todo es que mejora en sus cotas de habitabilidad, lo que demuestra el buen trabajo hecho por Renault.

Por último, la oferta mecánica dada a conocer en su presentación incluye motores de gasolina y diésel con potencias entre 75 y 130 CV y cajas de cambios manuales y automáticas, y el anuncio para 2020 de una versión de gasolina híbrida denominada E-Tech, esta última con un propulsor de 1,6 litros y dos eléctricos, así como una novedosa caja de velocidad multimodos y una batería de 1,2 kWh. Por el momento, en gasolina se cuenta con el 1.0 SCe (atmosférico de tres cilindros, 75 CV y 95 Nm), el 1.0 TCe (tres de cilindros turboalimentado de 100 CV y 160 Nm) y el 1.3 TCe (cuatro cilindros de 130 CV y 240 Nm), en tanto que los diésel emplean el actualizado 1.5 dCi con 85 CV y 220 Nm y 115 CV y 260 Nm.