La alavesa Salma Solaun, bronce en el Mundial Junior de Gimnasia Rítmica

La vitoriana ha roto la "sequía" de medallas españolas en individual, que se prolongaba desde el Mundial de Alicante de 1993

09.02.2020 | 20:49
Salma Solaun posa con la medalla puesta.

BILBAO- La gimnasta vasca, Salma Solaun, con un 16,750 en cinta, ha logrado la medalla de bronce en el Mundial Junior de Gimnasia Rítmica de Moscú, con lo que ha roto la "sequía" de medallas para España en individual, que se prolongaba desde el Mundial de Alicante de 1993, según ha informado Euskal Kirola.

Salma Solaun, junto con la gimnasta también alavesa Teresa Gorospe, que quedó novena en la final de pelota, han formado parte de la selección española que ha participado en la primera edición del Mundial Junior de rítmica que tuvo como sede el Irina Viner-Usmanova Rhythmic Gymnastics Center de Moscú.

Las dos gimnastas, de 14 años, pertenecen al Beti Aurrera de Vitoria Gasteiz, y en su primer año en categoría junior han sido convocadas por la seleccionadora nacional Alejandra Quereda para formar parte del equipo que ha representado a España en este mundial.

"Nuestro objetivo era enseñar el trabajo, y quizás, si todo estaba de nuestra parte, acercarnos a alguna final, pero ahora mismo estamos viviendo un sueño del que no queremos despertar", ha declarado Marga Armas, directora técnica del Beti Aurrera, que además viajó a Moscú como entrenadora.

Según ha dicho, "parece un milagro que dos niñas de club hayan podido verse las caras con las mejores gimnastas junior del mundo, con un balance muy positivo, siendo además de primer año". "La seleccionadora Nacional, Alejandra Quereda, nunca dudó de Salma, y apostó con ella con dos aparatos. Las sumas de las notas de cada aparato junto con la suma de las notas de los ejercicios del conjunto colocaron al combinado español séptimas del mundo", ha destacado Armas.

Las vitorianas Salma Solaun y Teresa Gorospe, campeona y subcampeona de España, se han forjado bajo la dirección técnica de Marga Armas en la cancha del Polideportivo de Abetxuko, sin preparadores físicos ni equipo médico, pero con la ayuda del programa de excelencia puesto en marcha por la Federación Vasca de Gimnasia y el Basque Team.